Pasar al contenido principal

Los 5 campeones del mundo de Fórmula 1 que no defendieron título

¿Creías que la sorprendente retirada de Nico Rosberg no tenía precedentes en la Categoría Reina? Pues aquí está la lista de los Campeones del Mundo de F1 que no defendieron su corona...por diversos motivos.

Imagen de perfil de Javier Prieto

¿Sabías que antes de la sorprendente retirada de Nico Rosberg, hubo otros cinco Campeones del Mundo de F1 que no defendieron su corona? Sí, sí, como lo oyes. Algunos de los mejores pilotos de la historia, se marcharon a casa tras el éxito. Vamos a conocer sus historias, a ver si de este modo comprendemos la decisión del ya ex piloto alemán. 

Hawthorn, una retirada premonitoria

Arrancamos este paseo con los Campeones del Mundo de F1 que no defendieron su corona con Mike Hawthorn. El piloto británico conquistó el título de 1958 en la última cita del año, el GP de Marruecos. Terminó segundo en el Circuito de Ain-Diab (Casablanca) por detrás de su compatriota y rival por la gloria, Stirling Moss.

Por cierto, Mike se convirtió en el primer inglés, gracias a un solo punto, en alcanzar el trono de la Categoría Reina. Sin embargo, las carreras en aquellos tiempos eran un cara o cruz con la muerte. De hecho, en 1958 fallecieron diez corredores en acto de servicio, entre ellos, Luiggi Musso o Peter Evans, dos amigos suyos. Al ver rondar la tragedia en su entorno se marchó en la cima del éxito.

Desgraciadamente, solo tres meses después de ganar el Mundial, en concreto el 22 de enero de 1959 falleció al volante de un Jaguar 3.4 Mk 1. Según algunas fuentes, Mike estaba participando en una competición improvisada con Rob Walker. Cosas del destino. 

Su decisión de retirarse fue muy valiente, sobre todo, después de haber brillado en una época muy dura, dominada por los Fangio, Ascari o Farina.

Jochen Rindt, el campeón póstumo

La historia de Jochen Rindt, el único campeón póstumo de la F1, resulta estremecedora. El corredor austriaco llegó al GP de Italia 1970 al frente de la clasificación y con una buena renta sobre sus perseguidores. Sin embargo, falleció en unos entrenamientos previos a la prueba debido a un accidente en la curva Parabólica.

Tras la cita en Monza, restaban tres pruebas para el final del curso. Solo el belga Jacky Ickx podía arrebatarle el entorchado al rival malogrado. Lo evitó el carioca Emerson Fittipaldi con su victoria en el GP de Brasil. Rindt aventajó en cinco puntos a Ickx. Como es evidente, Jochen se sumó al grupo de los Campeones del Mundo de F1 que no defendieron su corona.

Jackie Stewart, tricampeón 

En el GP de Italia 1973, donde terminó cuarto, Jackie Stewart sumó su tercer Mundial. El escocés se había convertido en el dominador de toda una época y ya no tenía nada que demostrar. Además, en el GP de USA, última escala del año, aconteció un hecho luctuoso que le impactó profundamente. Su compañero y sucesor en Tyrrell, Francois Clever, se dejó la vida en unos entrenamientos en el Autódromo de Watkins Glen (Nueva York).

La noticia le causó tal consternación a Jackie que no compitió en la que iba a ser su última carrera. Sus logros deportivos y la tragedia de su colega, convirtieron al simpático británico en otro de los Campeones del Mundo de F1 que no defendieron su corona.

Nigel Mansell, con un par de...razones

Nigel Mansell hizo realidad su sueño al alzarse con el título en 1992. Por aquel entonces tenía 39 años y sus 176 participaciones lo habían convertido en uno de los campeones que más carreras han necesitado para coronarse en la F1.  Se supone que con ese bagaje, el británico tendría asegurado el volante de su escudería Williams, ¿verdad? Pues, no.

Resulta que unas declaraciones de Ayrton Senna en las que manifestaba que correría gratis para Sir Frank Williams, le sirvieron a éste de coartada para ofrecerle a Mansell una renovación muy a la baja. Y por si esto fuera poco, Alain Prost sería el nuevo piloto de Williams.

Nigel no estaba dispuesto a soportar de nuevo al francés ni a humillarse con una propuesta económica ridícula. ¿Y qué hizo? El león inglés con un par de... razones se marchó a competir a la IndyCar World Series.  

La jubilación de Prost

Una temporada más tarde, en 1993, Alain Prost se llevó su cuarta corona y de paso probó de su propia medicina. A ver si me explico. Si un año antes su llegada a Williams había supuesto el adiós de Mansell, ahora el fichaje de Senna provocaba el suyo. Después de 13 años en la F1, decidió jubilarse. Y así fue como el galo pasó a engrosar la lista de los Campeones del Mundo de F1 que no defendieron su corona. 

 

Lecturas recomendadas