Llega la subida a Pikes Peak 2016. Y Ari Vatanen sigue siendo el rey

No mientas, llega la Pikes Peak 2016, pero tú todavía te acuerdas de Ari Vatanen en 1988. Buena parte de la culpa la tiene este vídeo, que nunca nos cansamos de ver.

Este salvaje Honda NSX 2016 de cuatro motores subirá Pikes Peak 2016.

La subida a Pikes Peak 2016 se celebra este fin de semana... pero en Top Gear nos estamos acordando, cómo no, de una muy anterior, la de 1988, concretamente. Ese año, Ari Vatanen ganó con un Peugeot 405 T16 e hizo historia pilotando con una mano mientras se protegía los ojos del sol con la otra, a modo de visera. Esta imagen mítica quedó inmortalizada en un corto titulado Climb Dance, que logró varios premios. Es, precisamente, el que tienes aquí.

Posiblemente lo hayas visto miles de veces; si es así, tienes la misma enfermedad que nosotros, ve al médico. Lo pondríamos en bucle una y otra vez si no tuviéramos miedo a que nuestros jefes comenzaran a preguntarse por nuestra productividad. Pero este vídeo de la subida a Pikes Peak es único, estarás de acuerdo... Tanto como la propia "carrera hacia las nubes", como se conoce esta prueba. La ideó Spencer Penrose en 1916 (tiene todo nuestro respeto) y discurre a lo largo de 20 kilómetros, en los que se concentran 156 curvas. El ascenso es de 1.400 metros, desde los 2.862 de la línea de salida a los 4.300 de la cima. El oxígeno se empobrece mientras subes y roba potencia a los motores de combustión interna -ya sabes cómo va esto-. Pero hace 28 años, a Vatanen, en Pikes Peak, Colorado Springs, Estados Unidos, no le importó nada de esto...

Lecturas recomendadas