Pasar al contenido principal

Los momentos más importantes de Nico Rosberg en la F1

Tras su sorprendente retirada del automovilismo, vamos a recordar los momentos más importantes de Nico Rosberg en la F1. Su pasado está muy presente.

Imagen de perfil de Javier Prieto

Hoy repasamos los momentos más importantes de Nico Rosberg en la F1 a modo de despedida del piloto alemán. Y nos resulta extraño porque hace solo unos días se proclamaba Campeón del Mundo 2016 en Abu Dabi.

El corredor de 31 años ha disputado 206 grandes premios en las once temporadas en las que ha se ha mantenido en la élite de la Categoría Reina. Durante ese tiempo ha firmado 23 victorias y 57 podios, además del reciente título de 2016. Y aunque Nico ya encabeza la lista de los campeones que más carreras han necesitado para coronarse en la F1, de ahí a decirnos adiós tan anticipadamente, va un trecho.

Bueno, pues como parece que los apasionantes duelos entre Rosberg y Hamilton ya son historia, vamos a recordar lo mejor del rubito y muy educado ex corredor de Wiesbaden.

Ah, por cierto, Nico y Keke Rosberg ya son la segunda dinastía, junto a Graham y Damon Hill, de padres e hijos que han conquistado el trono del automovilismo.

Primeros pasos en la F1

Sin duda alguna unos de los momentos más importantes de Nico Rosberg en la F1 fue su llegada al Gran Circo de la mano de Williams en 2006. Se estrenó en el GP de Barhéin 2006 con una actuación deslumbrante. En el asfalto de Shakir marcó la vuelta rápida en carrera con el FW28.  

Un par de años más tarde, Nico se apuntó su primer podio. Fue en el GP de Australia 2008 al volante del FW30. Ocupó el tercer peldaño del cajón, por detrás de Nick Heidfeld y de un tal Lewis Hamilton. Los caminos de los dos amigos -el germano y el inglés- comenzaban a cruzarse irremediablemente.

Fichaje por Mercedes

Su llegada a Mercedes en 2010 se convirtió en uno de los momentos más importantes de Nico Rosberg en la F1. Abandonó una formación en declive y dio el salto a otra con un proyecto muy ambicioso.

Como compañero de equipo tuvo primero a Michael Schucmacher, uno de los mejores pilotos de la F1.

Rosberg debutó con la formación de la estrella en el GP de Bahréin 2010 donde terminó quinto.Un par de domingos más tarde, en el GP de Malasia, se subió por primera vez al podio -tercer escalón- con las flechas de plata.

Sin embargo, el ritmo de su monoplaza todavía no le permitía aspirar a lo más alto de la cima. Y tuvo que esperar hasta el GP de China 2012 para anotarse su primera pole y victoria con el W03. 

¡Qué viene el coco!

Al final de 2012 Schumi abandonó definitivamente el Gran Circo. Su asiento fue ocupado por Lewis Hamilton, el demonio deportivo de Nico. Y ése fue sin duda otro de los momentos más importantes de Nico Rosberg en la F1.

Desde las primeras carreras en 2013, nació una intensa rivalidad entre esos dos jóvenes que habían sido colegas desde pequeños en el mundo del motor.

El germano fue el mejor en el GP de Mónaco, algo que no había conseguido previamente. Dicho triunfo, unido al del GP de Gran Bretaña, fueron los dos únicos que consiguió en 2013.

Nico finalizó el curso en la sexta plaza de la general, mientras que Lewis lo hizo cuarto con 28 puntos más que él. La guerra estaba servida.

Rosberg ve coronarse a Hamilton

A pesar de comenzar 2014 con un esperanzador triunfo en el GP de Australia, Nico tuvo que claudicar ante la superioridad exhibida por Lewis en la temporada. De nada le sirvió ni ese ni los otros 4 grandes premios ganados en Mónaco, Austria, Alemania y Brasil. 

Hamilton se llevó 11 carreras y el primer campeonato con Mercedes, el segundo en su cuenta particular. Y eso que el germano llegó con algunas opciones a la última parada en Abu Dabi. Sin embargo, unos problemas en su bólido y la sombra de su enemigo íntimo, le impidieron luchar por el cetro.  

Otra vez subcampeón detrás de Lewis

En el certamen de 2015, el germano subió a lo más alto del cajón en España, Mónaco, Austria, México, Brasil y Abu Dabi. Sin embargo, en la penúltima prueba del año disputada en el GP de Estados Unidos, Lewis revalidó su corona con diez victorias dominicales. Rosberg era otra vez segundo en la clasificación al cierre del curso.

Un título que vale una retirada 

Sin lugar a dudas, 2016 sí es uno de los momentos más importantes de Nico Rosberg en la F1. Arrancó el año con cuatro triunfos consecutivos -Autralia, Bahréin,China y Rusia- demostró que iba lanzado a por el título. Luego llegó un pequeño bache tras el choque con Lewis en el GP de España. La tensión entre ambos se disparó desde ese suceso.

Hamilton reaccionó firmando hasta el final del curso diez victorias por nueve del teutón. Pero la regularidad y el trabajo de éste le concedieron en el GP de Abu Dabi su primer y parece que último mundial. 

Y cinco días después de su gesta, se ha marchado de la F1. Pues, mucha suerte, Nico.

 

Lecturas recomendadas