Pasar al contenido principal

Nueve títulos de F1 que se decidieron por un punto (o menos)

Max Verstappen vs Lewis Hamilton (2021)

Cada punto cuenta, especialmente aquí

Este fin de semana se celebrará el final de una de las temporadas de Fórmula 1 más emocionantes de los últimos años. En el último GP del año, el de Abu Dhabi, Max Verstappen o Lewis Hamilton se harán con el título de Campeón del Mundo de 2021 en esta categoría.

Esta temporada es especialmente llamativa por la cercana lucha entre ambos pilotos, que actualmente se encuentran empatados a 369,5 puntos. Eso sí, no es la primera vez que hay una diferencia tan corta en Fórmula 1 y en ocasiones se ha decidido un mundial por un punto -o incluso menos-. Estos son algunos ejemplos.

1958: Mike Hawthorn (42) / Stirling Moss (41)

Mike Hawthorn

En el año 1958 fue cuando se decidió por primera vez un campeonato por un punto. Sin embargo, hay que tener en cuenta el reglamento de entonces: los mejores seis resultados de un piloto en las 11 carreras del mundial eran los que contaban para la clasificación.

De esta forma, el piloto de Ferrari fue el campeón con 42 puntos, aunque acabó obteniendo 49 en aquel año. Moss quedó segundo con 41 puntos y podría haber ganado, ya que Hawthorn estuvo a punto de ser descalificado por meter marcha atrás en el GP de Portugal. Sin embargo, su rival directo en el mundial le defendió para evitarlo.

1961: Phil Hill (34) / Wolfgang von Trips (33)

Phil Hill

Sin duda, esta fue una lucha interesante entre dos pilotos que además eran compañeros de equipo. Ambos se encontraban muy cerca en la clasificación de pilotos hasta que, en la penúltima carrera -en el circuito de Monza-, Von Trips sufrió un accidente mortal tras colisionar con Jim Clark.

Su monoplaza y el Lotus de Clark salieron disparados, golpeando a 14 aficionados que también fallecieron en ese momento. Esto hizo que Hill fuese el campeón, aunque este título quedó empañado por la tragedia. Así, Von Trips estuvo a punto de ser el primer Campeón del Mundo de F1 alemán, algo que posteriormente logró Michael Schumacher.

1964: John Surtees (40) / Graham Hill (39)

John Surtees

Aunque Graham Hill obtuvo dos títulos mundiales en su carrera deportiva antes de fallecer en un accidente aéreo en 1975, en 1964 estuvo a punto de lograr otro más. Todo sucedió en México, en la última carrera de la temporada. 

Surtees era el líder del campeonato por 5 puntos y aún nada estaba decidido. Sin embargo, Hill chocó con el Ferrari de Lorenzo Bandini, terminando así sus posibilidades en la carrera. Bandini era además el compañero de Surtees y, tras recibir órdenes de dejarle pasar, el otro piloto de Ferrari salió victorioso por un margen mínimo.

1976: James Hunt (69) / Niki Lauda (68)

James Hunt

Probablemente, una de las temporadas más conocidas de este deporte. En 1976, James Hunt y Niki Lauda eran los protagonistas de la Fórmula 1, pero la temporada del piloto austríaco quedó marcada por el accidente casi fatal que sufrió en Nürburgring, en una carrera caracterizada por el mal tiempo.

Lauda arrastró graves secuelas de este golpe durante años, pero pudo volver a competir tan solo dos carreras después para tratar de lograr su segundo título mundial. Sin embargo, acabó retirándose en la carrera final -en Japón- por la lluvia torrencial, de manera que Hunt se llevó el título. Si os interesa esta historia, no podéis dejar de ver la película Rush.

1981: Nelson Piquet (50) / Carlos Reutemann (49)

Nelson Piquet

En 1981, no había un líder claro en la pista. Siete pilotos habían logrado victorias en ese campeonato y, a pesar de solo contar con dos victorias, Reutemann se colocó líder con 17 puntos de ventaja.

Sin embargo, nada estaba decidido y Piquet acabó recortando su ventaja a solo un punto cuando llegaron a la carrera final. El argentino no pudo tener ayuda de su compañero de equipo, de manera que todo dependería del avance de la carrera. Finalmente, Reutemann sufrió problemas en su caja de cambios y Piquet acabó quinto, suficiente para ganarle por un punto.

1984: Niki Lauda (72) / Alain Prost (71,5)

Niki Lauda

Sí, solo medio punto decidió el mundial en el año 1984. El GP de Mónaco estuvo marcado por la lluvia torrencial y Prost, que estaba siendo perseguido por Ayrton Senna, pidió que se sacaran las banderas rojas para parar la carrera cuanto antes.

Y así fue, pero, dado que se habían completado menos de tres cuartos de la carrera, el reglamento establecía que se repartirían la mitad de los puntos. Esto hizo que la balanza se equilibrara hacia Lauda, quien estaba en la lucha por el mundial por acabar en los primeros puestos durante todo el año, aunque no hizo pole en ninguna clasificación. Así obtuvo su último titulo.

1994: Michael Schumacher (92) / Damon Hill (91)

Damon Hill

Hill acabó convertido en uno de los posibles campeones del año 1994 a raíz del trágico accidente de Ayrton Senna en Imola. Ahora, el británico era el principal rival de Schumacher, pero el Benetton del alemán demostró un gran ritmo tras vencer en seis de las primeras siete carreras.

Sin embargo, posteriormente llegaron dos descalificaciones y un veto de dos carreras para el que acabaría siendo Heptacampeón del Mundo años después. Todo quedó en una diferencia de un punto al llegar a la última carrera, celebrada en Australia. 

Entonces, Schumacher cometió un error que le hizo salirse de la pista y Hill estuvo a punto de pasarle. El piloto de Williams podía llevarse finalmente el campeonato, pero el de Benetton le cerró en exceso, chocándose ambos coches. Ahí acabó la carrera de Schumacher y, aunque parecía que Hill podría continuar, finalmente no pudo ser así, en un polémico final de carrera.

2007: Kimi Räikkönen (110) / Lewis Hamilton y Fernando Alonso (109)

Kimi Räikkönen
LAT

Eso sí, la palabra "polémica" también podría ser la que mejor define a la temporada 2007, especialmente por la rivalidad vivida en McLaren entre Fernando Alonso y Lewis Hamilton. Sin embargo, Kimi Räikkönen fue otro de los protagonistas en este año.

Hamilton parecía tener asegurado su primer título cuando un error de pilotaje al entrar a boxes en el GP de China le hizo abandonar – el recordado momento ‘Sanganchao’ -. Esto hizo que aún no se decidiera el mundial y las posibilidades de Räikkönen residían en si podía ganar la carrera final en Brasil, mientras Alonso acabara como máximo en tercera posición.

Así fue, de hecho. El asturiano cruzó la meta en tercer lugar y Hamilton, que sufrió problemas mecánicos que le hicieron retroceder, acabó finalmente séptimo. De haber sido quinto, se habría convertido en campeón, pero este año era el turno del ‘Hombre de Hielo’.

2008: Lewis Hamilton (98) / Felipe Massa (97)

Lewis Hamilton

En cualquier caso, un año después sí sería el turno del británico, con un final de temporada memorable. Felipe Massa era la mayor amenaza, dado que su Ferrari demostraba un gran ritmo. Sin embargo, cuatro abandonos en la temporada hicieron que todo se decidiera, nuevamente, en Interlagos.

El brasileño hizo una gran actuación al llevarse la victoria, pero no todo estaba decidido, y entonces, empezó a llover. Hamilton necesitaba ser quinto para hacerse con el campeonato y rodaba sexto. Sin embargo, con la lluvia bajó repentinamente el ritmo de Timo Glock por el desgaste de sus ruedas.

En la última vuelta, Hamilton logró pasar al Toyota del alemán y se hizo con el título en un final caótico. La escena de la celebración en el box de Ferrari seguida momentos después de la tristeza y la frustración al conocer el resultado quedó grabada en la memoria de muchos de nosotros.

Y además

Buscador de coches