Top Gear entrevista a Lewis Hamilton: “Me gustaría tener un supercoche”

El piloto Lewis Hamilton cuenta en esta entrevista exclusiva sus ambiciones para ampliar su espectacular garaje y por qué la Fórmula 1 debería ser más divertida.

Lewis Hamilton

No te pierdas: El sueldo de los pilotos de F1

Esta semana, la marca alemana de la estrella ha presentado el Mercedes AMG GT R. En este tipo de evento no podía faltar el actual campeón del mundo de F1 Lewis Hamilton. Fue una gran oportunidad para que Top Gear le entrevistara en exclusiva fuera del paddock de la Fórmula 1.

Así que no te pierdas la entrevista de Top Gear a Hamilton en la que nos cuenta por qué suspira por la vuelta de los V10, lo que opina sobre la seguridad en la F1 y repasamos su colección de coches.

TG: ¿Qué conduces habitualmente?

LH: “Por lo general, me muevo en moto. Es lo que siempre he querido hacer. Quería montar en moto desde antes de conducir un coche de carreras. Mi padre me consiguió un kart (le estoy muy agradecido), pero tan pronto como pude permitírmelo, conseguí mi carnet de moto y me compré una.

Cuando llegué a McLaren tenía un Mercedes C300 y después de ganar mi primer Gran Premio, pensé que ya era hora de que me dieran un AMG, con lo que me entregaron un CLK Black Series. No había necesidad de comprarme nada por mi mismo. A partir de ese momento siempre he tenido modelos Black Series.

Al año siguiente, la oferta era que si ganaba el GP de Abu Dhabi me daban un SL Black Series. Iba primero y el coche se rompió cuando quedaba poco, así que después la marca me dijo que como lo había hecho tan bien durante todo el fin de semana, me lo dieron. Ese coche tiene solo 200 kilómetros y lo tengo desde 2009.

Disfruto de mis coches. Por ejemplo siempre que llego a Mónaco, cojo un coche y me doy un paseo. Quiero mantener el kilometraje bajo y por eso no suelo ir lejos. Sobre todo en los coches que he comprado yo personalmente, como el Zonda que fue una inversión seria”.

Lewis Hamilton

TG: ¿Qué buscas en un coche?

LH: “Siempre estoy a la espera de que salgan novedades. Me tiene que gustar su diseño, su sonido y sobre todo que tenga muchos caballos. Todo el mundo quiere más potencia. Pero por ejemplo actualmente el Bugatti Chiron no es un coche para mí. El Chiron se ve bien sobre todo la versión GT. Yo soy de la vieja escuela y me gustan los V12. El Bugatti tiene dos motores ensamblados entre sí. A pesar de eso es increíble, pero es mi pensamiento personal.

Cuando ahorras y finalmente puedes comprarte el coche de tus sueños, es uno de los mejores sentimientos que puedes tener en tu vida. Mis coches son mis niños. Cuando tenía novia la decía que se viniera a dar una vuelta en uno de mis coches, pero que la iba a hacer poco caso..”

TG: ¿Te gustaría hacer tu propio coche?

LH: “Es algo que estoy hablando con Tobias Moers (jefe de AMG). Cuando me trajeron por primera vez el Mercedes AMG GT R vi que era mi coche ideal. Tiene toda la tecnología de la F1. En algún momento quiero hacer mi propio coche con ellos, como un GT LH o algo parecido. Una edición limitada que pueda probar, que pueda configurar y que incluso pueda participar en el diseño. Ojala me den el presupuesto para hacerlo”.

Lewis Hamilton

TG: ¿Por qué los antiguos coches de F1 eran más emocionantes?

LH: “El sonido lo es todo, sobre todo cuando arrancas un coche. Por desgracia, ahora cuando arrancas un F1 no suena como antes. Los antiguos V10 y V8 hacían tanto ruido que tenías que protegerte los oídos en el garaje. Ahora puedes estar parado al lado del coche al ralentí.

La conducción ahora es increíble, mejor que nunca y la potencia es igual de buena o mejor. Es rápido en línea recta, pero no es el sonido del motor V10 que querría. Siempre estoy viendo vídeos de Montoya con un V10 y sonaba increíble.

La primera vez que conduje un McLaren era un V10 en el circuito de Silverstone. Estaba esperando a cambiar y seguí estirándolo hasta las 21.000 rpm. Era una locura. ¿Por qué cambias eso?

Ahora cambio a unas 12.000 rpm. Podríamos hacerlo a 15.000, pero lo más adecuado es cambiar a 12 ó 13. Me encanta la Fórmula 3 porque es emocionante y hay que usar el embrague de verdad con el pie.

Crecí siendo un fan de este deporte (F1) y los adelantamientos son obviamente lo que más le gusta a la gente. Tenía 11 años la primera vez que pisé una pista de Fórmula 1 y cuando llegó el coche de Schumacher, el sonido del coche hizo temblar mi caja torácica. Me enganché totalmente, más incluso que cuando lo veía por televisión”.

TG: ¿Cómo podría ser la F1 más emocionante?

LH: “Cuando llegué a la Fórmula 1, solo en los primeros meses, el cuello me creció una pulgada. Estaba luchando como un loco a pesar de que venía de la GP2 y había entrenado duro. Después de 120 vueltas no podía mantener la cabeza erguida. En estos últimos años los coches son más fáciles de conducir.

Me gustaría correr en un Fórmula 1 de los 80. Correr con Senna, pero sobre todo también porque los coches eran mejores. La caja de cambios manual, la carga aerodinámica más baja, más rendimiento de los neumáticos y mucho más físico.

Los conductores deberían vaciarse hasta que pudieran luchar por el podio y la Fórmula 1 no es así. Es más mental que nada. Es tan técnica que la gente desde la televisión no lo entiende. La cantidad de información que tenemos que usar y estudiar mientras estamos conduciendo, es mucha más de lo necesario”.

Lewis Hamilton

TG: ¿En qué competición te gustaría estar que no fuera F1?

LH: “Sin duda en Moto GP. Es increíble. Me encantan las motos (anda como a Nico Abad), pero seré demasiado mayor para entonces. Un día me gustaría probar una moto de Moto GP.

Realmente no me gustaría competir en otra cosa que no sea F1. Todo lo que hay después es un paso hacia atrás. En ningún otro sitio voy a sentir lo mismo, pero quién sabe, a lo mejor cambio de idea con el tiempo. Llevo conduciendo desde que tenía 8 años de edad. Cuando lo deje tendré síndrome de abstinencia y querré conducir algo. He conducido en la NASCAR y fue realmente divertido. Me encantaría a mitad de temporada competir en una carrera de NASCAR oficial. Es un mercado completamente diferente”.

TG: ¿Qué aficiones tienes?

LH: Naturalmente, no nos dejan hacer todo lo que nos gustaría. Cuando estaba en McLaren les dije: estas son las cosas que es probable que haga. Y cuando llegué a este equipo les volví a decir lo mismo. Soy consciente de que no quiero ver a otra persona conducir mi coche, pero también quiero vivir mi vida y trato de divertirme”.

Lewis Hamilton

TG: ¿Qué dificultades tienes esta temporada?

LH: Es una de las temporadas más difíciles que he tenido. Por supuesto, he tenido peores temporadas en las que no he podido competir para conseguir el campeonato. Pero ésta es difícil porque estamos teniendo problemas de fiabilidad y en el equipo están trabajando duro para solucionarlo.

No hay nada que pueda hacer al respecto, pero creo que crezco con el equipo. Me he dado cuenta de que lo que yo digo a las cámaras es lo que los chicos de la fábrica me oyen decir. Te das cuenta de que lo que dices, afecta a muchas otras personas. También soy consciente de que estos chicos me han ayudado a ganar dos títulos y que hay que mantener la perspectiva aunque estés perdiendo. Para cualquier piloto, la situación más difícil es cuando pierdes por un fallo técnico. Quiero ganar el campeonato, más que nunca, está en mi ADN.

TG: ¿Es peligrosa la Fórmula 1?

LH: “Es increíble cómo se ha trabajado en la seguridad en la F1 desde 1994. El peligro no es emocionante para mí. Nos sentamos en el coche y sabemos que hay un factor peligroso.

Crecer viendo a Niki Lauda y ahora llegar a verlo, creo que es impresionante. Él condujo en una época en la que la gente moría pilotando, e incluso él estuvo cerca de hacerlo. Hemos perdido un par de grandes pilotos en el último par de años, así que, obviamente soy consciente del peligro. Creo que es importante para nosotros en este deporte seguir trabajando siempre en el desarrollo de la seguridad.

El peligro siempre va a estar ahí, de lo contrario cualquiera podría conducir un coche de Fórmula 1. Siempre se habla de lo que diferencia a los hombres de los niños. Cuando vas a Mónaco, que es el circuito más peligroso que tenemos, tienes que tener las pelotas suficientes para arrimarte a las paredes. Esa es una de las diferencias que marcan a cada piloto”.

Lecturas recomendadas