Pasar al contenido principal

¿Cómo pasa la ITV un coche eléctrico?

Aparte de en silencio

Imagen de perfil de Noelia López
ITV coche eléctrico

No contaminan, no pagan impuesto de circulación, no pagan por estacionar en zona ORA, tampoco por pasar por algunos peajes... pero sí, los coches eléctricos sí pasan la ITV. Ahora bien, es diferente a la inspección a la que son sometidos los vehículos eléctricos.

Los más de 50 coches eléctricos que llegarán en 2020

Aunque cada vez es más frecuente verlos por las calles, todavía son muchas las dudas que generan los eléctricos. Un reciente estudio de movilidad firmado por la Fundación Pons asegura que hay un alto porcentaje de ciudadanos que asegura no saber qué diferencia hay entre un coche eléctrico y un híbrido enchufable (los PHEV). La lista de dudas sobre electromovilidad es larga. Hoy damos solución a una de ellas: ¿tienes que pasar la ITV los coches eléctricos? ¿Qué diferencias hay con la de los vehículos de combustión?

Vamos por partes...

Cuándo pasa la ITV un coche eléctrico

Empezamos con los plazos. Un coche eléctrico debe pasar la ITV en los mismos plazos que uno tradicional. Esto es:

  • la primera inspección se pasa a los cuatro años de matriculación
  • cada dos años, entre cuatro y 10 años de antigüedad
  • cada año a partir de los 10 años de antigüedad

 

ITV lectura OBD
Euskadi es la comunidad autónoma más cara para pasar la ITV a un coche de gasolina

Qué pruebas pasan los coches eléctricos en la ITV

Los coches eléctricos no emiten gases ni ruidos por lo que someterlos a estas pruebas sería perder el tiempo (las pruebas de gases son culpables de una buena parte de las ITV desfavorables de los coches de combustión).

Por lo demás, la inspección técnica de los coches eléctricos es idéntica a la de los de combustión: prueba de elementos de seguridad, frenado, neumáticos, alumbrado... Como parte específica, se comprueban los elementos de seguridad propios de estos vehículos, como son los cableados de alta tensión que sean visibles. Posiblemente, en un futuro, se incluya alguna prueba que comprobar la eficiencia de las baterías ya que afecta a la protección del medio ambiente.

También son los mismos los documentos a presentar, esto es:

  • permiso de circulación original
  • ficha técnica original del vehículo
  • DNI del portador del vehículo 
  • recibo vigente del seguro del vehículo

Superada la inspección, los eléctricos reciben la pegatina que acredita que están en condiciones de circular; como el resto de vehículos deben lucir la pegatina de la ITV en un lugar visible, pero que no reduzca la visibilidad del conductor. La multa por no llevarla puede ser de 100 euros.

ITV

Los criterios también se mantienen: es posible superar la ITV con una lista de fallos leves de reparación recomendada (lo de que a partir de un determinado número de defectos leves no puedes pasar la ITV es una leyenda urbana); lo que no se puede es conseguir una ITV favorable desde el momento en que aparece un solo defecto grave.

La nueva normativa de ITV permite cambiar de estación en caso de recibir un no en la primera. El plazo máximo para arreglar los fallos detectados es de 60 días;  o, si son muy graves, el tiempo que determine oportuno el responsable de la estación. Entre tanto, puedes circular con tu coche únicamente para llevarlo al taller y regresar al centro de inspección una vez subsanados los defectos. Esa segunda inspección no tiene por qué ser en la misma estación en la que pasaste la primera.

La ITV de los coches híbridos enchufables

Los coches híbridos enchufables utilizan un motor de combustión (que puede ser diésel o gasolina) y uno eléctrico. En lo que respecta a la Inspección Técnica de Vehículos deben pasar todas las pruebas de los vehículos combustión (emisiones y ruidos incluidas) y también las revisiones propias de los eléctricos (cableado, batería...).

Y además