Pasar al contenido principal

¿Quieres el carné en Inglaterra? ¿Qué tal te llevas con la tecnología?

Adaptarse o suspender...

Imagen de perfil de Luis Guisado
Los ingleses y sus navegadores...

Nuestros vecinos ingleses están de cambios. No me refiero al Brexit y a esas cosillas de que se van de Europa y tal, sino a algo mucho más importante aún: los exámenes prácticos de conducir que se llevarán a cabo a partir del próximo 4 de diciembre.

No es para novatos: las carreteras más peligrosas del mundo

A partir de entonces, los que pretendan sacarse el permiso de conducir tendrán que enfrentarse a cuatro novedades. Por ejemplo, a preguntas sobre seguridad mientras conducen (supongo que por eso de demostrar que saben hacer dos cosas a la vez) del tipo de activar la luneta térmica, según nos cuentan nuestros amigos de la BBC. Además, el tiempo de examen será de 20 minutos y no de 10 como hasta ahora, para que los aspirantes puedan enfrentarse a situaciones realistas. Igual, y esto es un pensamiento mío, pretenden que los alumnos aprendan a conducir y no a salir airoso de las trampas de las pruebas prácticas...

Sí es para novatos: coches para principiantes

También pretenden que el coche se incorpore a la circulación macha atrás desde un aparcamiento en batería, algo que se hace a diario en todo el mundo y que algunos parece que no acaban de cogerle el truco. Por último, otra de las novedades es que deben ser capaces de seguir las indicaciones del navegador, así como conocer su manejo. Esto está muy bien, puesto que casi la mitad de los coches que se venden en Inglaterra tienen ese extra, por no hablar de los que lo utilizan a través del móvil. Esto pretende además darle más tiempo al examinador para evaluar la capacidad de conducción del alumno al poder olvidarse de estar dando indicaciones continuamente durante la prueba... Al menos hasta que ocurra como en Australia, donde va a haber que recalibrar todos los GPS...

Lecturas recomendadas