Pasar al contenido principal

Brabus 900 Crawler: los extremos también pueden ser positivos (pero caros)

Brabus 900 Crawler
Brabus

Sobre este buggy se asienta el Mercedes AMG G 63

Siempre se ha dicho que los extremos no son buenos, pero esa ley no escrita puede tener excepciones. Brabus ha roto con los cánones establecidos y ha realizado un coche extremo, sin parangón, pero eso sí, sin  poderlo sacar a la carretera porque no está homologado. Señoras y señores, disfruten del Brabus 900 Crawler, un buggy con el esqueleto del Mercedes Clase G.

Como no es un coche al uso, no dispone de puertas ni ventanillas, ni parabrisas ni luneta posterior. La estructura es tubular de acero de alta resistencia y sobre la que se han anclado los asientos. Los pasos de ruedas destacan por su de carbono. Los asientos presentan un material especial denominado «Silvertex», de la división náutica, tintado en rojo y con cinturones de tipo arnés.

Esta barbaridad de 4x4 esconde el Mercedes AMG G 63, pero tiene una variada metamorfosis. Su mecánica habla el idioma Mercedes (motor V8 biturbo del G 63), pero modificado para aumentar la cilindrada hasta los 4.5 litros. Con ello, este bárbaro propulsor logra desarrollar nada menos que 900 CV a 6.200 vueltas y 1.250 Nm de par desde las 2.900 vueltas. Te estalla la cabeza, ¿verdad?

Brabus 900 Crawler
Brabus

Con el objetivo de preservar la transmisión automática de 9 velocidades, la potencia del par se ha limitado a 1.050 Nm. Pero es más que suficiente para realizar una aceleración de 0 a 100 km/h en sólo 3,4 segundos. Su velocidad máxima es de 160 km/h. Piensa que con neumáticos 4x4 es casi imposible alcanzar más velocidad.

Si nos fijamos en las cotas veremos que este buggy tiene una distancia libre al suelo de 53 cm. Presenta una suspensión modificada regulable en altura que brinda un recorrido de muelles de hasta 16 centímetros. Todo ello con llantas de 20 pulgadas que adornan un poco más a este 'pequeñín'. 

Para los amantes de las cifras, os diremos que su equipamiento es casi 500 kilogramos más ligero que el G 63, con 2.065 kilos, 420 kilos menos que el modelo mencionado.

Este buggy va a ser objeto de deseo para todos aquellos millonarios del planeta. Por este motivo, Brabus ha limitado su fabricación a 15 unidades. Conducir un vehículo de este tipo es para divertirse en el desierto y por eso, deberás preparar  891.310 euros, sin incluir impuestos, si lo quieres tener en tu poder. 

Brabus 900 Crawler
Brabus

Pese a su precio, ya cuenta con clientes interesados, unos futuros compradores que recibirán su pedido de manera progresiva. Cinco se entregarán a finales de este año y entre 2023 y 2024 llegará el resto.

Etiquetas:

Offroad 4x4 Todoterrenos

Y además

Buscador de coches