Cómo desmontar y volver a 'armar' un Jeep Willys en 3 minutos

A ver si se me pega algo de la habilidad de los chavales del vídeo

Imagen de perfil de Javier Prieto
Así se desmonta un Jeep Willys

Si eres de los que llaman a la grúa por un simple pinchazo en tu coche, mejor que no veas el vídeo. Sin embargo, si te atreves con él, disfrutarás de la exhibición increíble de estos marines manitas del motor. ¿Qué saben hacer? Pues ni más ni menos que desmontar com-ple-ta-men-te un Jeep Willys. Sí, pieza a pieza. Desde la carrocería, hasta el motor pasando por los ejes, las ruedas, el chasis e incluso el radiador. Por cierto, si quieres conocer más detalles de este bicho, aquí tienes la prueba del Jeep Willys que realizamos, ni más ni menos, que en el desierto de Moab (Estados Unidos).

Y después de realizar la operación, vuelven a armar este Jeep Willys como sí fuera un juguete de Lego. Todo ello en un tiempo récord de 3 minutos y 27 segundos. ¿Qué te parece la maniobra? A nosotros nos ha dejado ojipláticos. Sí, ya sabemos que el listillo de tu cuñado dirá que aquellos primigenios Jeep estaban diseñados como mecanos para que sus mantenimientos y reparaciones fuera lo más sencillo posible en el campo de batalla. Pero, aún así, pensamos que tiene mérito. Y si no, que venga él y lo intente.

 

 

La demostración tuvo lugar en el Heritage Festival, un evento que organiza anualmente la Bantam Jeep Association en Butler (Pensilvania). Allí, desde 2011 se congregan cada primer fin de semana de junio miles de seguidores y de vehículos de la firma americana. Tanto es así que en 2015 entraron en el Libro Guinness de los Récords al reunir ¡2.420! de estos automóviles. Nos parece una bonita iniciativa para homenajear y mantener viva la memoria de un vehículo considerado el padre de todos los terrenos. Su participación en la II Guerra Mundial y en otros conflictos bélicos resultó capital, ganándose una imagen de 4x4 polivalente y fiable. Luego llegaron otros muchos descendientes de un árbol gnealógico tan fértil como numeroso.

 

 

Lecturas recomendadas