Pasar al contenido principal

El Rivian R1T eléctrico vs Hell's Gate: ¿Conseguirá superar la prueba?

Rivian R1T eléctrico escalando la Hell's Gate de Utah.
Rivian R1T eléctrico escalando la Hell's Gate de Utah.

Paddle Pedal Pedals

Uno de los mayores desafíos todoterreno y un coche eléctrico.

El canal de YouTube Paddle Pedal Pedals ha subido un vídeo a la red que se está expandiendo como la espuma. En él, un Rivian R1T eléctrico escala la 'Puerta del Infierno', una de las secciones más duras de la zona de Moab, en el estado de Utah, y el territorio preferido de los coches todoterreno de la zona.

El Riviant R1T es una pick-up que cuenta con cuatro motores eléctricos que generan 750 CV y 1.120 Nm de par. Su altura y suspensiones triangulares delanteras y multilink traseras lo convierten en una bestia off-road, aún teniendo en cuenta sus casi 3 toneladas de peso.

Prueba del Jeep Gladiator Next Level 6x6: si antes era bestial, ahora lo es X6

Este coche eléctrico de Rivian compite en el mismo segmento que las Ford F-150 Raptor o el Jeep Gladiator Rubicón. Sin embargo, gracias a su configuración, cuenta con una distancia libre al suelo que supera por más de 8 cm a la apuesta de Jeep.

Por otra parte, su autonomía está por encima de los 300 km, e incorpora un sistema de regeneración de energía de tres niveles. Todo ello y más aspectos del coche controlados desde un austero pero moderno interior, con una gran pantalla multimedia al más puro estilo de Tesla y con acabados en madera.

La prueba de la 'Hell's Gate': superada.

VIDEO

See what happens when a stock electric truck takes on the infamous Hells Gate Moab Utah

La conocida Puerta del Infierno es una zona de la ruta del Moab Utah Sights, una cuesta con diversos desniveles para los ejes con una inclinación de entorno al 60%. Sin duda, un punto estratégico para amantes a los coches todoterreno de todo el mundo y reservado a las mejores máquinas y expertos.

El nuevo Rivian R1T tardó unos 4:05 minutos en subir el obstáculo natural. Un gran tiempo y toda una hazaña para un coche completamente de serie y con una distancia entre ejes de 3.450 mm, lo que le supuso un exceso de maniobras en la parte final de la cuesta (y la más difícil).

En cualquier caso, se trata de una bienvenida publicidad para la pick-up todoterreno estadounidense, con un precio de poco más de 60.000 euros.

Y además

Buscador de coches