Probamos el Clio RS16, el Renault más rápido de la historia

Aún están decidiendo si lo sacan o no...

Imagen de perfil de Redacción Top Gear

¿Renault Clio RS16? ¿Pero esto qué es?

Es algo que te va a gustar. No es solo el Clio más rápido. Es simplemente el Renault más rápido.

Por favor, datos ya

Se trata del Renault Clio RS 2016, pero con algunas 'ligeras' modificaciones. Para empezar, le han quitado el motor 1.6 y la caja de cambios automática y le han colocado un cuatro cilindros turbo de dos litros y una caja de cambio manual de, ejem, el Renault Mégane 275 Trophy R.

¿Eso que quiere decir? Que el Clio RS16 tiene 275 CV, 360 Nm...y que es un concept del que apenas se han dado datos técnicos. Así que no vas a leer ni peso, ni velocidad máxima... Pero si el objetivo de Renault Sport se ha conseguido, no debería superar las 1,2 toneladas y hacer el 0 a 100 km/h en unos 5,5 segundos con una velocidad máxima de 250 km/h

¿Y aún es un concept?

Sí, porque todavía están estudiando si es viable económicamente... o eso nos dice Renault. También están liados mirando si tiene hueco en la línea de producción de Dieppe, junto al Renault Alpine y el Clio RS normal.

Pero después de haber conocido el equipo de desarrollo, que ha estado trabajando en secreto durante cinco meses, me sorprendería mucho que Renault desestimara la idea finalmente,

Decidme cómo va

Este Clio RS16 es lo más, pero lo cierto es que meterle a un coche pequeño un motoraco ha sido una receta bastante recurrente para conseguir diversión desde que el VW Golf GTI MkI apareció en 1974. Este tipo de disfrute que va casi siempre de la mano de los Clio 'gordos' desde que le metieron un 2.0 de 150 al Clio Williams a mediados de los 90 en esa época mítica en la que los Williams luchaban contra los Peugeot 205 GTI

 

Y digo 'casi siempre' porque, bueno... digamos que el actual Clio RS no lleva lo que se dice un motoraco, sino un 1.6 de 200 CV (o 220) con turbo y una caja de cambios que es más eficiente que 'efervescente'...

¿Y qué hace tan bueno al Clio RS16?

Que tiene la esencia de un coche de carreras ahí dentro. Lo notas en cuanto abres la puerta y te recibe un ligero bacquet con un arnés de competición. Detrás no hay asientos, sino mucho espacio en el que hay instalado un extintor. Una buena señal de que las cosas van en serio.

Mientras que el motor y la caja de cambios de Mégane han permanecido inalterados (¿acaso necesitaba retoques?), una buenas cantidad de cambios han sido necesarios en todo lo demás.

Los cambios más importantes están en la suspensión Öhlins regulable y el set up trasero del Clio de rallyes. Además, el tren de rodaje también proviene del Mégane Trophy R que se puso a punto en Nürburgring. También hay un poco del Renault Clio RS anterior...

Conducir un concept único que corre bastante y que no tiene ningún tipo de ayuda, es algo que te puede destrozar los nervios. Pero puedo decir que es un coche equilibrado. E incluso con tan poco equipaje electrónico, el RS16 demuestra ser una amable compañía en la pista. No hace falta ir al 200%.

¿No es como esos locos Clio V6?

Todo lo contrario. Motor delantero, tracción delantera... El Clio RS16 te pide que juegues con sus pesos para conseguir la vuelta rápida o incluso para inducir alguna que otra cruzada.

Pero no esperes derrapadas heroicas al estilo del nuevo Ford Focus RS. Es algo más natural y reconfortante, ya que se trata de sacar lo mejor de un chasis que para algunos tiene tracción a las ruedas equivocadas. Dales media hora en circuito y cambiarán de parecer.

¿Y el motor, qué tal?

Con esta buena cifra de par no tendrás que esforzarte demasiado ni necesitarás ir arriba del cuentavueltas como los Clio de toda la vida, aunque siempre tiene revoluciones para dar y tomar si te apetece. El motor está unido a un escape Akrapovic de titanio que produce un sonido amplificado por esa trasera completamente vacía con un extintor. Es un sonido áspero y duro que te acelera el pulso más que ponerte la carne de gallina, pero esto no hace otra cosa que aumentar el feeling de coche de carreras.

¿Y la caja de cambios? En realidad, probablemente no entre en ningún ranking de las mejores cajas de cambio del mundo. Su recorrido podría ser más corto y, viendo el tipo de coche que es, no estaría de más un pomo más racing, quizá con Alcantara.

Pero eso queda en nada. La verdadera noticia es que lleva una caja manual, aunque eso lleva aparejado una pérdida de décimas en circuito... Esperemos que Renault siga creyendo en los manuales.

¿Y no tiene más pegas?

Si este Renault Clio RS16 las tiene, no las encontramos. Al menos en pista seca y a buena temperatura. Pero es tan vivo en frenadas y tan propenso en cambiar su ángulo de ataque solo con golpes de gas, que en mojado la cosa se podría poner seria. Si llega a producción, deberías esperar algún que otro ayudante electrónico.

Ah, bueno. Y sin asientos detrás, el Clio RS16 tiene pinta de ser duro en carretera. Alguien puede argumentar que este Clio juega las cartas de la velocidad y pierde la usabilidad de un deportivo compacto, pero seguramente ese ser humano habrá dejado de leer a la altura del extintor.

Entonces, ¿ahorro para el Clio RS16?

Te diría que sí. Renault no dice nada seguro acerca del RS16, pero ha adelantado algunas estimaciones por si acaso. En principio haría 200-300 coches a unos 40.000 euros cada uno. Es decir, que es más que probable que tengas que elegir entre un Ford Focus RS, un Volkswagen Golf R o el Clio RS16. Pero en el fondo, no dejan de ser coches del mercado masivo, mientras que el pequeño francés será probablemente un icono como el Clio V6 o el Renault 5 Turbo 'Culogordo'.

 

Texto: Stephen Dobie

Lecturas recomendadas