Prueba: Ford Focus ST MkI. ¡El del ganador de la FocuXtreme!

Por si el de 100 CV nos supo a poco, la Challenge FocuXtreme pone en nuestras manos el Ford Focus ST que obtiene el ganador del certamen...

8 10

Nuestro veredicto

¿Qué es esto?

Un Ford Focus ST de primera generación. Antes de que digas nada, está preparado para competir en la categoría 2RM (dos ruedas motrices) del Campeonato Catalán de Rallys de Tierra. Nos gusta probar coches de carreras, sin importar disciplina o división. Y punto.

Vale. ¿Merece la pena?

Estar al volante, desde luego. Tiene caja de cambios de competición y autoblocante, así que el tacto es un poco más agresivo que el del Focus 1.6 de 100 CV empleado en la FocuXtreme. El ST es para el ganador del certamen, que puede dar el salto a un escalón mayor.

Eso no responde a mi pregunta…

Era un paréntesis explicativo. Lo que quieres saber es si corre y derrapa. Sí. Con 170 CV, ya tenemos una reserva de potencia que el cambio gestiona bastante bien. Empuja con decisión y eso hace que te vengas arriba. Entonces aparece la curva y resulta que has llegado un poco más rápido de lo que pensabas, mientras por el rabillo del ojo ves el barrillo que hay en el exterior… Pero no pasa nada, porque los frenos cumplen a la perfección y el autoblocante te ayuda en la trazada.

¿Y el freno de mano?

Cuando aprendes a manejarlo, también es un apoyo en tu tarea, evidentemente. Pero hay que llegar a un cierto nivel para que derrapar no te haga perder tiempo. Ahora bien, para divertirte… Imagínate. Procuras no llegar recto a ningún giro.

Lo cierto es que la estética acompaña. Eso sube la moral, supongo.

Se ha decorado como los Focus que competían en el Mundial de Rallys de la mano de Carlos Sainz y Colin McRae, así que los que tengan cierta memoria histórica recordarán aquellas luchas míticas. Nostalgias aparte, el coche resulta ‘pintón’, no macarra. Eso se agradece. En el interior, las barras, los bacquets y demás cuidan de tu seguridad. Y crean ambiente, claro.

Por lo tanto…

Nos ha gustado. Te ayuda a todo: a ir deprisa y a derrapar, así que acabas por creer que serías capaz de participar en un rally sin hacer el ridículo. Pero después, el dueño del coche se pone al volante, te da una vuelta… y se te bajan los humos.

No te pierdas...

Prueba: Ford Focus 1.6 16v 100 CV de la FocuXtreme.

5 formas baratas de correr en rallys.

Lecturas recomendadas