Prueba: El Lotus Exige Sport 350, renovado y mucho mejor

Más ligero, más rápido y más divertido de conducir que su predecesor. Así es el nuevo Lotus Exige Sport 350. ¡Y lo hemos probado!.

Lotus Exige Sport 350
7 10

Nuestro veredicto

¿Qué es?

Un Lotus Exige Sport 350 con increíbles asientos de tartán.

¿Tartán? ¿Por qué?

Es un guiño al Lotus Sprit de 1976 que montaba esta tapicería. Tranquilo, que si no te gusta el look puedes elegir cuero o terciopelo en el interior. Un interior con atención a los detalles, muy al estilo de Pagani...

¿Cómo es?

Es como eliminar el tirador del freno de mano del Lotus Exige 2012 para instalarse el del Evora porque pesa 26 gramos menos. En la papelera, junto al tirador, están los parasoles (-900 gramos), el reposapié del pasajero (-300 gramos) y el aire acondicionado y la radio. Eso sí, como en los Porsche, los puedes instalar en opción.

Aun así, no hay que tomar al Exige Sport como si fuera un Ferrari 458 Speciale o un Lamborghini Superleggera en plan barato. Este coche reemplaza al existente Exige y tiene como claro objetivo claro la reducción de peso.

Para crearlo, cuenta la historia que Lotus recogió todos los componentes necesarios para fabricar un Exige S (unos 4.000, todo sea dicho) y los analizaron uno a uno de tal manera que todos aquellos de los que pudieron prescindir fueron desechados. Lo que quedaba entonces era estudiar si se podrían rediseñar o hacerse más ligeros.

Lotus descubrió 120 áreas en las que se podría ahorrar peso y de esta manera se han reducido hasta 51 kg. Si optas por las llantas inspiradas en el McLaren P1 y las dos piezas de discos de freno, puedes ahorrar otros 10 kilos. Con el motor turbo de 345 CV empujando los 1.115 kg, el nuevo Exige tiene mejor relación peso-potencia que el Porsche 911 GT3.

El resto de la dieta proviene de paneles de resina más ligeros (-12 kg), una cubierta de rejilla retro del motor (-3 kg), un nuevo sistema de calefacción (-5 kg), una batería más ligera (-3,5 kg), y algo menos de insonorización (-2,7 kg). Con la cubierta de plástico del motor se han ahorrado un kilo, y han añadido soportes que hacen dos funciones en lugar de una, y esa clase de cosas.

Lotus Exige Sport 350
El Lotus Exige lleva unos neumáticos PZero Corsa que le van como un guante.

¿Es rápido entonces?

Muchísimo, gracias a la entrega valiente del V6. Y sin embargo la velocidad máxima de este coche no es algo en lo que destaque demasiado: si te pones intenso, puede hacer el 0 a 100 km/h en 3,7 segundos (una décima más rápido que el Exige saliente) y alcanzar los 274 km/h.

Vas a decirme que todo se trata de conducir, ¿no es cierto?

Sí, pero vamos a volver a eso en un momento. Tenemos que hablar sobre el cambio de marchas.

¿Merece la pena?

El Exige Sport 350 tiene unos engranajes específicios totalmente nuevos. Y son, simplemente, de primera clase.

El viejo cable de transmisión ha sido sustituido por un mecanismo de aluminio mecanizado. Y no es sólo el sonido de cada marcha engranando, es la sensación. Sentir el metal frío de la palanca en la palma de la mano, el paso corto y preciso en cada una de las marchas... ¡Buf!

Es una transmisión para saborear, y encima pesa 1,5 kg menos que antes. Obviamente. Razón suficiente para evitar el perezoso cambio automático de seis velocidades... Pero no la única.

Es tan bueno, que cuando el piloto de pruebas de Lotus Gavan Kershaw estaba eligiendo un Sport Exige 350 para intentar establecer un nuevo récord de vuelta en la pista de pruebas de Hethel, eligió el manual sobre la opción de levas (6 kg más pesado). El resultado fue de 1 minuto y 29,8 segundos que estableció una nueva marca para Lotus, además de ser 2,5 segundos más rápido que el antiguo Exige. Por cierto, lo hizo con unos PZero Corsa porque los PZero Trofeo, que son circuiteros 100%, no están homologados para carretera abierta.

Lotus Exige Sport 350
Su amortiguación es de un coche de carreras pero no impide que sea fácil de conducir.

Vamos a por la conducción

En mi opinión, este coche es agradable de conducir y aunque emplea los amortiguadores de competición del Exige Cup. Aguanta bien los baches y dosifica bien el recorrido, por lo que puedes conducir tranquilo sin temor a decorar un árbol con más de 70.000 euros de tela de tartán...

En cuanto a la tracción, es poderosa y la dirección sin asistencia no puede decir lo suficiente sobre el tremendo agarre que tienes, cómo es la superficie de la carretera y donde están los peraltes. No ofrece el nivel de retroalimentación de Porsche y está más cerca de un Ariel o un Caterham. Por otra parte, el Exige está en niveles de refinamiento del Cayman GT4.

En la pista, hay un equilibrio maravilloso para el Exige. Lo pruebo en una mañana fría en Hethel, pero las malas condiciones simplemente trabajaron como un detector de mentiras para los modales amistosos del Exige. Es una satisfacción dar vueltas en la pista.

¿Qué es lo que no te gusta?

El ruido, que es demasiado ronco para un V6 sobrealimentado, pero el resto del coche es muy divertido y no es motivo para pasarlo por alto.

La atención al detalle está fuera de duda, pero nadie que conduzca un Porsche o un Corvette va a comprar un Lotus Exige en su lugar. Es lo que te digo: un gran coche, pero no va a salvar a Lotus de estar en “peligro de extinción”.

Mientras ocurre eso, sí me atrevo a decir que es el mejor Lotus del mercado. ¿Algo más de 76.000 euros para uno de los mejores del mundo en conducción? Es una ganga. ¿No?

No te pierdas:

- Este es el Lotus Elise más rápido y potente de la historia

- Lotus Evora Sport 410: ¡tan rápido como un Ferrari F50!

- Lotus 3-Eleven: uno de los coches más rápidos del mundo

Lecturas recomendadas