Pasar al contenido principal

Prueba Audi Q3 Sportback 45 TFSI: por si no te gustan los SUV…

¿En serio lo necesitábamos? Tómatelo como una pregunta y afirmación
Imagen de perfil de Rebeca Álvarez
Prueba Audi Q3 Sportback 45 TFSI quattro
9 10

Nuestro veredicto

Antes de realizar la prueba del Audi Q3 Sportback 45 TFSI, el nuevo SUV compacto de Audi, todo en mi mente parecía estar claro: “a mí los SUV me dejan fría”. A ver, no es que les odie y tenga una cruzada contra ellos, pero si me das a elegir entre este tipo de carrocería y una berlina familiar, por ejemplo, es muy probable que me quede con la última. Pero tómatelo como algo mío y personal. 

No te pierdas: Te contamos todo sobre la nueva era eléctrica de Audi

Antes de conocer al Audi Q3 Sportback, el protagonista de esta prueba, llegué a pensar: “¿en serio necesita Audi un Q3 Sportback? ¿Otro SUV?” Probablemente no, pero después de ver las primeras imágenes de este modelo cambie de opinión. Lo necesitaba: ¡hay que ver lo que puede hacer una estética coupé! Aunque dependerá de gustos, es un coche generalmente bello. 

El Q3 Sportback de mi prueba lleva además una configuración extremadamente especial que le da un aura muy misteriosa. La carrocería en negro Mitos va acompañada de otros elementos también en negro -como los cuatro aros en la rejilla (también negra) de la parrilla Singleframe octogonal o el emblema del motor en la zaga-, carcasas de los retrovisores y además, los cristales traseros han sido oscurecidos. De hecho, de noche y en zonas con baja luz, tan solo los faros LED y las ópticas traseras con intermitentes dinámicos indicarán su presencia. Tenebroso y sensual a partes iguales… 

 

Audi Q3 Sportback 45 TFSI

 

Con la luz del día, veo que solo hay algo que se libra de esa oscuridad general que le caracteriza: las llantas de aleación de 20 pulgadas, con diseño de 5 radios dobles e inserciones en gris Mate, firmadas por Audi Sport. Ok, me conformo. De esta guisa, el Q3 Sportback consigue girar varios cuellos a su paso. ¿Quién ha dicho que el negro es un color para pasar desapercibido? 

Un primer vistazo a su alrededor me lleva a pensar que en realidad, parece un coche totalmente distinto al modelo del que procede. Mucho más dinámico, mucho más deportivo… Impone,  aunque más abajo te contaré si en marcha también cumple con estas apariencias o es solo eso: un bonito disfraz.

De su presentación, muchos compañeros del sector volvieron diciendo que era un 'mini-Audi Q8' y no exageraban. Sí, la línea baja de su zaga, los pilares D inclinados, el spoiler en el borde del techo y los musculosos ‘blisters’ laterales recuerdan mucho a los del Q8.

 

Audi Q3 Sportback 45 TFSI

 

Y aunque no hay grandes diferencias de dimensión respecto al Audi Q3 estándar -con 4,50 metros de largo, 1,84 metros de ancho y 1,56 de alto es solo 1,6 cm más largo, 0,6 centímetros más estrecho y 3 centímetros más bajo que él- gana mucha más presencia sobre el asfalto. 

 

Audi Q3 Sportback: prueba desde el interior

Ya que estamos hablando de dimensiones y cotas, hay algo que uno irremediablemente teme cuando se trata de modelos coupé: la pérdida de habitabilidad, en especial para los pasajeros de las plazas traseras, que son los que tienen que lidiar con la caída del techo. 

Está claro que aquí, el Audi Q3 tradicional gana en este aspecto… pero supongo que a nadie le pillará por sorpresa, tratándose de una carrocería ‘Sportback’, que la amplitud en los asientos traseros no vaya a ser sobresaliente. Los niños y adultos de mediana estatura viajarán sin agobios, pero quizá la gente más alta -aunque no tenga problema para las piernas- descubra que el techo está demasiado cerca de su cabeza al subirse al coche. 

 

Audi Q3 Sportback 45 TFSI espacio a bordo

 

De todas formas, si esto ocurre, cuando vean la elegante silueta del Audi Q3 Sportback reflejada en algún escaparate siempre podrás decirles lo de: “para presumir hay que sufrir”. Quizá lo entiendan… o quizá dejen de hablarte para siempre. ¿Quién sabe? Por cierto, con dos sistemas de retención infantil anclados, uno a cada lado de las puertas, también será posible que una tercera persona viaje en el asiento central supervisando a los niños, aunque lo hará con el espacio justo. 

El maletero no cambia respecto al Q3 ‘normal’: unos excelentes 530 litros, ampliables a 1.400 litros en función de la posición de los asientos, permiten transportar equipaje de gran tamaño sin problema.

 

Audi Q3 Sportback 45 TFSI espacio a bordo

 

Puesto de conducción del Audi Q3 Sportback

Llega el momento de tomar el control del puesto de conducción del Audi Q3 Sportback, que no ofrece ningún cambio significativo respecto al de su hermano. Es decir, tecnología a raudales a través del sistema MMI Navegación Plus que equipa esta unidad de pruebas, con pantalla de 10,1 pulgadas táctil orientada hacia el conductor, y que ofrece una experiencia de usuario completa en combinación con el Audi Virtual Cockpit y su pantalla de 12,3 pulgadas, con tres modos diferentes de visualización. 

 

Interior Audi Q3 Sportback 45 TFSI

 

La verdad es que una vez que te familiarizas con estos sistemas, es difícil encontrar algo equivalente en cuanto a facilidad de uso, ya que resulta muy intuitivo y visualmente atractivo. A nivel de materiales y acabados, este Q3 Sportback viene equipado con el paquete S Line (cuyo logo queda patente en las molduras de entrada de las puertas con inserciones en aluminio iluminadas y en los reposacabezas, por ejemplo), tapicería de cuero Negro-Gris Roca, detalles en Alcantara azul en el salpicadero y en las puertas, sistema de audio premium Bang & Olufsen con el que convertir el habitáculo en una sala de conciertos -a esto ayuda también el paquete de iluminación ambiental con hasta 30 colores disponibles- y techo panorámico para disfrutar del cielo y la brisa sobre tu cabeza cuando el buen tiempo acompañe. 

 

Prueba dinámica del Audi Q3 Sportback 45 TFSI

Una vez acomodada en los asientos deportivos, con soporte lumbar, lo que proporciona una excelente sujeción del cuerpo, llega el momento de emprender la marcha. Este Audi Q3 Sportback viene equipado con el motor gasolina más potente, el 45 TFSI, que ofrece 230 CV y 350 Nm de par, entre 1.500 y 4.400 rpm.

Se trata de un motor muy elástico que el cambio S tronic de 7 marchas -también puedes manejarlo personalmente mediante las levas del volante multifunción de tres radios- se encarga de gestionar de manera inteligente para sacar en todo momento el máximo provecho de su potencia, más que suficiente para los cerca de 1.700 kg de peso del conjunto.

 

Prueba Audi Q3 Sportback 45 TFSI cambio

 

Empuja con fuerza, en especial a partir de las 3.000 rpm, pero la entrega se produce de manera progresiva y sin que el conductor pueda apreciar pérdidas de potencia ni saltos entre las reducciones ni los cambios de marcha, por lo que el Q3 Sportback 45 TFSI lleva un ritmo constante y suave, sin vibraciones. 

¿Entonces lo del aspecto dinámico está bien logrado? El Audi Q3 ya lo es de por sí, pero me atrevería a decir que con la carrocería coupé de este SUV, el diseño acompaña perfectamente su comportamiento, potenciando esa sensación de agilidad y asemejándolo más a las sensaciones de llevar un compacto que de un todocamino. 

 

Prueba Audi Q3 Sportback 45 TFSI dinámica

 

También el hecho de que equipe de serie suspensión deportiva fomenta esa sensación de firmeza y estabilidad, junto a la tracción quattro, y al llevar a cabo una conducción más dinámica o en zona de curvas te hará sentir mucho más conectado a la carretera. Pero, ¿un SUV hecho para la ciudad con suspensión deportiva no puede acabar resultando incómodo? Realmente, en zonas rotas o carreteras comarcarles sí que puedes lamentar tanta dureza, pero como opción (mi unidad lo lleva) ofrece también la suspensión con control de amortiguación ‘damper control’.

Esta puede gestionarse a través del Audi Drive Select (que también actúa sobre la respuesta del motor y del cambio) y que permite seleccionar los modos de conducción ‘confort’ -más amable con quienes viajen a bordo- y ‘Dynamic’-para los que busquen mayores sensaciones, apurando las marchas y afinando la respuesta de la dirección-y marcar bien la diferencia de comportamiento de la suspensión entre ambos. Por cierto, quienes lo prefieran podrán elegir también por una suspensión estándar, sin ningún coste adicional.

También de serie es la dirección progresiva, que a través de diferentes grados de desmultiplicación permite que en ángulo de la dirección se adecúe siempre a las condiciones de conducción, por lo que es fácil encontrar el equilibrio para cada circunstancia que pueda darse o independientemente de las peticiones, ruegos y sugerencias de quienes te acompañen a bordo del Audi Q3 Sportback 45 TFSI quattro.

 

Prueba Audi Q3 Sportback 45 TFSI dinámica

 

Llegamos al final y es el momento de hablar de algo que no por ser lo último, es menos importante: el consumo. Puede parecer que con dicha potencia y unas imponentes llantas de 20 pulgadas, estamos hablando de un coche ‘tragón’… pero lo cierto es que se mantiene en unos límites correctos. 

En autovía es posible bajar de los 8 litros a los 100 km sin demasiadas restricciones con el pie derecho, aunque en ciudad andará la mayor parte del tiempo cerca de los 10 litros. Según, el WLTP, homologa un consumo combinado entre 8,6 y 9,1 litros y al finalizar la prueba, la pantalla arrojaba 9,5 litros/100 km… y habiendo hecho un buen número de kilómetros en trazado urbano. 

 

Conclusión

Después de leer la prueba del Audi Q3 Sportback 45 TFSI quattro, probablemente te haya quedado claro que esta nueva versión no está de más: tiene su propio público y aunque sea un SUV, en mi opinión llega para atraer precisamente a aquellos que están aburridos de este tipo de carrocerías. Curioso.

Con este motor y equipado con la suspensión con control de la amortiguación, tiene un comportamiento tan divertido como equilibrado quieres que sea. Y un punto fuerte más: el hecho de que sea capaz de hacer que te gires a mirarlo cada vez que lo dejas aparcado o que sonrías al ver su silueta reflejada. ¡Si es que somos unos románticos!

Y además