Pasar al contenido principal

Prueba en circuito del Mini John Cooper Works Clubman 2020

Resucita con 75 CV más que antes y lo exprimimos a fondo en el circuito de Montablanco. ¿Quieres saber cómo se las gasta?

8 10

Nuestro veredicto

Cual ave Fénix, como Leonardo DiCaprio en El Renacido. Así llega el Mini John Cooper Works Clubman 2020 que aquí pongo a prueba. ¿Por qué digo esto? Porque hace casi año y medio Mini cesó su producción por exigencias de las normativas anticontaminación europeas y ahora vuelve por la puerta grande, porque no solo cumple con la norma Euro 6d-Temp, sino que su motor ha ganado potencia, ha mejorado las prestaciones y consume incluso menos.

Y teniendo en cuenta que Mini siempre ha tenido un puntito picante en el apartado dinámico, y más desde que volvió a la palestra de la mano de BMW, voy a poner a prueba al Mini Clubman más excitante de la gama dando una vuelta a tope en el sevillano circuito de Monteblanco. Y para aderezar un poco la receta, el tiempo se ha puesto caprichoso y una fina lluvia me acompaña todo el tiempo, así que el asfalto no está en las mejores condiciones...

 

Prueba Mini John Cooper Works Clubman 2020

 

Vuelta al circuito de Monteblanco al volante del Mini JCW Clubman

Salgo desde boxes y nada más pasar el semáforo que marca el final del pit lane piso a fondo. Mi espalda se pega al respaldo del asiento, que por suerte envuelve bastante bien la espalda, el coche gana velocidad de manera asombrosa y un sonido más ronco de lo que cabe esperar de un cuatro cilindros inunda el habitáculo. Esto no ha hecho más que empezar y ya llevo la piel de gallina...

No es para menos, porque el nuevo motor, aunque sigue siendo un 2,0 litros de cuatro cilindros en línea y, de la misma manera que antes, continúa basándose en el que monta el Mini Cooper S, ahora alcanza los 306 CV de potencia, por lo que es el Mini más poderoso que se ha fabricado hasta este momento, igualado por el Mini John Cooper Works Countryman, que equipa esta misma mecánica.

Te interesa: Prueba Mini Clubman 2017

Antes ofrecía 231 CV, por lo que se han ganado 75 CV respecto a la generación anterior. Pero lo que me ha dejado pegado al asiento no es eso, sino sus 450 Nm de par (100 Nm más que antes), que ofrece sin desfallecer desde tan solo 1.750 rpm hasta las 4.500 vueltas. Esta mejora se debe principalmente a que monta un turbo más grande, pero también a todo esto que la marca afirma así: "la relación de compresión del nuevo motor se ha reducido de 10,2 a 9,5 para compensar la mayor presión de carga del sistema. Además, el turbocompresor integrado en el colector de escape está equipado con una válvula de descarga que mejora su respuesta. Y el conducto de admisión de aire también se ha rediseñado y mejorado en la medida de lo posible" Ahí queda eso...

Pero dejémonos de tanta teoría, que te recuerdo que yo iba gas a fondo... 

Negocio la primera curva con calma. Como te decía, el asfalto está mojado y necesito ir cogiendo el tacto al coche y al agarre de la pista. A continuación llega una larga de izquierdas que empieza a poner a prueba mi pericia y la respuesta del Mini JCW Clubman. Aquí es donde se agradece el trabajo que han llevado a cabo los ingenieros de la marca por mejorar el chasis. De hecho, se ha rebajado la altura de la carrocería 10 mm, pero también se ha aumentado la rigidez y se han aligerado los elementos que componen la amortiguación, lo que supone una mejora en la respuesta dinámica. Además, de manera opcional puedes montar una suspensión adaptativa con amortiguadores controlados electrónicamente.

Nuevo cambio Steptronic para el Clubman JCW

No suelto el pedal del acelerador y el nuevo cambio Steptronic de 8 velocidades va engranando marchas a una velocidad impresionante. Sin duda los chicos de BMW saben como ajustar los cambios automáticos. Pero lo mejor de este sistema es que incluye un bloqueo mecánico del diferencial en el eje delantero. Esto unido a la tracción integral ALL4 que este modelo equipa de serie, explica cómo el Clubman JCW se agarra como una lapa al asfalto en el giro de derechas que acabo de pasar y lejos de mostrar subviraje en estas difíciles condiciones, el eje trasero acompaña a guiarlo justo por la trazada perfecta, apoyado por una dirección electromecánica de tacto realmente bueno.

Prueba Mini John Cooper Works Clubman 2020

El bloqueo mecánico del diferencial del eje delantero lo noto especialmente en la siguiente curva de izquierdas. Reconozco que me he ido emocionado, he apurado demasiado la frenada (por cierto, ¡qué frenos!!, ahora te cuento...) y he entrado 'colado', así que he metido más dirección de la cuenta y el coche me ha ayudado a cerrar la trayectoria como si aquí no hubiera pasado nada.

¡Qué pasada de frenos!

Sí, como te decía, el equipo de frenos es una pasada. Se ha mejorado respecto al modelo precedente, ya que ahora monta pinzas de cuatro pistones en ambos ejes y discos de 360 mm delante y 330 mm detrás. Y donde descubro su gran mordiente es en la frenada fuerte que hay tras la emocionante curva ciega en rasante, que te los pone de corbata y, a la vez, te alegra el día cuando ves que has salido airoso de un momento tan delicado. Pues bien, nada más pasar este complicado ùnto hay que hundir el pedal izquierdo como si lo quisieras sacar por delante, porque llegan dos curvas enlazadas claves para afrontar bien la entrada en meta. Y, como hay que sacrificar la primera para salir rápido de la segunda, es clave parar bien el coche. Pero el Clubman JCW y sus nuevo sistema de frenos te lo ponen hasta fácil.

Ahh y ya casi se me olvidaba mencionar que ofrece tres modos de conducción: Normal, Mid y Sport. Que van de más confortable a más deportiva, pasando por esa posición intermedia más equilibrada. Yo, por supuesto, he abusado del más deportivo, aunque también he pasado por los otros dos y no he notado una gran variación entre ellos. Pero es algo que achaco a lo emocionado que estaba y a la excitación del momento. Así que espero notar algo más de cambio cuando pueda volver a conducirlo en carretera convencional.

Prueba Mini John Cooper Works Clubman 2020

Y ya casi llego al final, porque tras la siguiente curva de izquierdas encaro la recta de meta, hundo de nuevo el pie derecho a fondo para volver a disfrutar de cómo galopan los 306 caballos del John Cooper Works Clubman y vuelta a empezar...

¿Y las prestaciones?

Estaba yo muy emocionado contándote mis sensaciones al volante del Mini JCW Clubman y casi paso por alto hablarte de las prestaciones que logra con este nuevo motor. Hay que tener en cuenta que dispone de función 'Launch control', así que acelera de 0 a 100 km/h en 4,9 segundos, es decir, 1,4 segundos más rápido de lo que lo hacía la generación anterior, y su velocidad máxima es de 250 km/h (limitada electrónicamente, claro).

Al principio te hablaba de que el Mini John Cooper Works Clubman mejora el consumo, así que deja que te aporte el dato ofcial que declara la marca: 7,1-7,4-l/100 km, que corresponde con unas emisiones de CO2 de 161–169 g/km.

Precio del Mini John Cooper Works Clubman 2020

Antes de despedirme, debo mencionar, aunque sea solo de pasada, que esta versión John Cooper Works del Clubman suma los nuevos cambios de diseño que ya introdujeron el resto de variantes de la gama, como la parrilla más grande y los retrovisores aerodinámicos.

Si te ha gustado todo lo que has leído y crees que no lo puedes comprar, espera. No, tampoco es que sea un chollo, pero teniendo en cuenta que ofrece 306 CV y que cuesta 47.300 euros, tampoco es ninguna locura.

 

Y además