Pasar al contenido principal

Prueba Jeep Wrangler Rubicon 2018, más molón y capaz en offroad

El Jeep más aventurero de largo

Imagen de perfil de Kike Ruiz
Todoterreno

Hay veces que madrugar tiene su recompensa. He viajado hasta Austria para poder contaros la prueba del Jeep Wrangler Rubicon 2018, la variante más radical y aventurera de la gama. Jeep no ha hecho una mera actualización, sino que ha puesto toda la carne en el asador para sacar al mercado una gran evolución del Wrangler. 

Todoterreno

 

¿La clave? El uso intensivo del aluminio para reducir el peso, un chasis renovado y, por supuesto, motores más eficientes. Tampoco faltan más asistentes a la conducción, así como una gran pantalla táctil en el salpicadero, tecnología LED en los faros o mejores materiales en el salpicadero. La marca americana ha dado un gran salto con su Jeep Wrangler 2018, pero sin duda lo mejor de todo es que ha dejado invariado su espíritu, su ADN, ese que le ha hecho ganarse lo que es ahora: todo un icono entre los todoterreno puros.

En total, el nuevo Wrangler adelgaza 90 kilos y mejora su rigidez torsional para afilar su comportamiento tanto dentro como fuera del asfalto, algo que ha conseguido en parte (sobre carretera sigue siendo un vehículo torpón y al que hay que llevar con mucha progresividad).

Todoterreno

Prueba Jeep Wrangler Rubicon 2018: desde 46.000 euros

Como hasta ahora, está disponible con carrocería de dos y cuatro puertas y diversas opciones de techo, que incluye una versión de lona tremendamente apetecible para circular a cielo abierto. La gama se articula en torno a tres versiones: Sport, Sahara y Rubicon. ¿Cuál voy a elegir yo? La duda ofende: la última, por supuesto, que equipa el nuevo motor 2.2 diésel de 200 CV.

Todoterreno

Pero antes, vamos a ver qué ofrece por fuera este nuevo Wrangler 2018. Todo cambia y, a la vez, sigue siendo absolutamente identificable: desde los faros redondos, hasta la parrilla de siete ranuras; desde los pasos de rueda trapezoidales, hasta las bisagras a la vista; desde el parabrisas plegable, hasta las barras antivuelco; desde las puertas desmontables, hasta las configuraciones con techo rígido o blando.

VÍDEO: Así es el Jeep Wrangler Rubicon 2018

Pero ahora la parte superior de la parrilla del Wrangler 2018 se ha inclinado suavemente para mejorar la aerodinámica y la línea de cintura es más baja, con ventanillas más grandes, para una mejor visibilidad exterior. El interior ha recibido más cambios si cabe, con una redistribución de mandos perfectamente reconocibles y fáciles de manejar. La consola central cuenta con una pantalla táctil de 7.0 pulgadas (la de las fotos es opcional y es de 8.4 pulgadas) con conectividad Android Auto y Apple Car Play para móviles.

Todoterreno


Me pongo en marcha lejos del asfalto. De los dos sistemas de tracción permanente a las cuatro ruedas, el Rubicon cuenta con el llamado Rock Trac (el más avanzado), que añade una caja de transferencia de dos velocidades con reductora (de 4,0:1), y ejes delantero y trasero bloqueables, junto con la desconexión electrónica de la barra estabilizadora delantera, lo que favorece todavía más el recorrido de las suspensiones.

Si el objetivo era que este Wrangler Rubicon 2018 fuera todavía mejor en campo, independientemente de las condiciones del terreno, Jeep lo ha conseguido. Lo ratifico después de terminar una ruta que contaba con zonas bastante difíciles, donde hubo que echar mano de todas las ayudas habidas y por haber. ¡Me río yo de los SUV! Cuando el Wrangler sale del asfalto se mueve como pez en el agua y la sensación de poder y control es absoluto.

Todoterreno


¡Pura diversión! Jeep ha dado una más que interesante vuelta de tuerca a su modelo más icónico. La única duda que te puede asaltar ahora es si lo prefieres en dos o cuatro puertas. Después ya solo tienes que elegir un color, cuanto más chillón, mejor. 

Lecturas recomendadas