Pasar al contenido principal

Prueba del Skoda Octavia iV: ahora híbrido enchufable

Prueba del Skoda Octavia iV
9 10

Nuestro veredicto

Era complicado superarse, pero la firma checa dio todo por el todo y presentó una nueva generación, la cuarta, con un diseño muy atractivo y la última tecnología, algo de lo que carecía la anterior -para ejemplo tienes el coche de la prueba, el Skoda Octavia iV-. Inconformistas estos checos, o alemanes, según por donde se mire, pensaron… ¿Y por qué no mejorar la gama compuesta por motorizaciones de gasolina, diésel y GNC con tecnología híbrida? ¡Sujétame la jarra de litro de cerveza! -Recuerda el origen del fabricante-. Pues dicho y hecho, y encima le meten dos: una mild hybrid y la otra PHEV, siendo esta última la que he probado

Prueba del Skoda Octavia iV

Frente a frente pasa por uno más. Tienes que fijarte en la tapa de carga situada en la aleta delantera izquierda y en el logo iV, que es así como se denomina el vehículo, para darte cuenta de que se trata de la versión más eco. Por lo tanto, mantiene ese imán de miradas que suponen los grupos ópticos y la línea de techo ligeramente descendente que finaliza en el alerón, que está integrado en el portón. La verdad es que Skoda ha hecho un trabajo de diseño fino, fino...

También conserva la buena calidad percibida en el interior y el diseño, en el que solo se aprecian diferencias en los gráficos del cuadro de instrumentos, por cierto, es digital de 10,2"; y en los de la pantalla del sistema de infoentretenimiento, de 10". Y por desgracia sigue obligando al conductor -algo lógico siendo el mismo modelo- a navegar por diferentes menús para, por ejemplo, subir o bajar la temperatura, entre otras funciones. Y es que se han suprimido muchos botones físicos. Si en su día pensaba que el primer Mario Bros era complicado... Por suerte, para el volumen existen mandos analógicos en el volante. Un volante que, por cierto, presenta un diseño muy chulo de dos radios con algunos botones de ruleta flotantes. 

Prueba del Skoda Octavia iV

No sacrifica ni un milímetro de espacio a bordo. Por eso los ocupantes de las plazas traseras disfrutan de mucho hueco para las piernas y la cabeza. No se puede decir lo mismo del maletero, que cubica 450 litros, 150 menos que las versiones diésel y gasolina y 5 menos que la de gas natural comprimido; es el peaje que hay que pagar para presumir de etiqueta 0... Bueno, y para poder circular en modo eléctrico hasta 55 kilómetros. Sea como fuere, me sigue pareciendo una cifra excelente para una berlina.

Esta versión híbrida enchufable equipa un motor de gasolina 1.4 de 156 CV y uno eléctrico de 102, consiguiendo una potencia conjunta de 204 CV. Al sistema se suma una batería de 13 kWh de capacidad que le permite circular en modo eléctrico -siempre que no se superen los 140 km/h- o híbrido. Por cierto, ésta se carga hasta el 80% de su capacidad en dos horas y treinta y cinco minutos en una toma de 3,6 kW o en 3 horas y 45 minutos con una de 2,3 kW/AC.

Prueba del Skoda Octavia iV

Si conducir el Skoda Octavia era una gozada, ahora, con la tranquilidad que brinda el sistema híbrido, lo es aún más. Puedes elegir entre diferentes modos de conducción y optar por una entrega totalmente eléctrica -cuando las condiciones lo permiten- o híbrida, eso a tu elección. Además, cuenta con tres niveles de frenada regenerativa: alto, bajo y automático. Además, el coche se adapta a las condiciones de la carretera -por ejemplo, acelera o frena si tiene un vehículo delante- para sacar la quintaesencia y ahorrar y regenerar la máxima energía posible.

Prueba Skoda Octavia 2020. ¡Bueno, bonito y con un diésel para ahorrar!

Pero independientemente del perfil en el que circules, siempre tendrás una gran respuesta bajo el pie derecho. Y es que gracias a sus dos motores, ahora presume de 350 Nm de par máximo. Asimismo, puedes lograr un consumo muy cercano al oficial. Durante nuestro recorrido de pruebas, el Skoda Octavia iV ha conseguido un consumo ponderado de 1.0 l/100 km, el mismo que el oficial -el recorrido de la presentación constaba de 45 kilómetros-.

Prueba del Skoda Octavia iV

El Octavia iV está disponible desde 36.420 euros, sin descuentos ni financiación. Con los primeros decrece hasta los 34.000 euros y con la segunda, hasta los 31.600. Eso si se trata de la berlina, porque si es el familiar parte de 37.120 euros (34.700 y 32.300 euros).

  • Tipo de Motor

    Híbrido enchufable

  • Cilindrada

    1.395 cc

  • Par motor

    350 Nm / -

  • Potencia Conjunta

    204 cv /3.500 rpm

  • Cambio

    Automático

  • Tracción

    Delantera

  • Capacidad maletero

    1405 L

  • Aceleración 0-100

    7,7 s

  • Velocidad máxima

    220 km/h

  • Consumo oficial

    1 l/100km

  • Precio

    36.420

  • Garantía

    2 años

  • Tipo de combustible

    -

Ver otros acabados de Škoda Octavia Todo sobre Škoda Octavia

Buscador de coches

Y además