Pasar al contenido principal

Prueba del Volkswagen Golf R: un coche para todo con 320 CV

Prueba del Volkswagen Golf R

Probamos el último Golf R, un coche que combina la versatilidad para el día a día con las prestaciones.

7 10

Nuestro veredicto

Texto original de Top Gear Inglaterra

Hemos probado el Volkswagen Golf R, el nuevo Golf definitivo. Han pasado 20 años desde que el primer R se lanzó dentro de la gama de este compacto y ahora hablamos de un modelo más brutal que nunca, con un motor de 320 CV bajo el capó. Ahora bien, ¿está a la altura de lo que se espera de un coche así?

Antes de nada, conviene fijarse en el coche y en lo que lo define. Con cuatro tubos de escape, tracción en las cuatro ruedas y más luces azules las de la cabina de un avión de British Airways, la fórmula no ha cambiado mucho a primera vista. Eso sí, difícilmente puedes culpar a Volkswagen por ello…

Prueba del Volkswagen Golf R

Tal vez hayas olvidado que el modelo saliente fue un éxito nacido de la nada: el primer Golf 4x4 que tenía más cosas además de ofrecer más caballos que el GTI más económico. De repente, el R no solo era veloz, sino que tenía delicadeza y equilibrio. Audi ya no tenía excusa para su mediocre S3 y el A45 de AMG ya parecía un poco tonto. Los foros estallaron y los puristas estaban felices.

Antes podías comprar el Volkswagen Golf R por unos cientos de euros al mes, así que el este se convirtió en uno de los coches más deseados de la noche a la mañana. Eso sí, después su precio subió y VW abandonó la carrocería de tres puertas y el cambio manual. Así, el de octava generación llega con cinco puertas, un cambio automático de 7 velocidades y básicamente el mismo chasis y motor.

Interior del Volkswagen Golf R

Espero que te guste el azul. Hay tonos de azul en el volante, en el menú de iluminación ambiental multicolor, y en los asientos ligeramente ‘Ford RS de los años 90’, que parecen estar tapizados con viejas alfombrillas de ratón. Sin embargo, son agradables y tienen más agarre que los anteriores asientos

Por otro lado, el puesto de conducción es bastante acertado. Eso sí, si buscas más bien un ambiente de coche de carreras, lo que quieres es un Honda Civic Type R. Además del volante de cuero perforado con unas paletas XXL y algunos logotipos R en las pantallas gemelas de 10 pulgadas, todo lo demás es como en el Golf normal. Esto, para bien y para mal.

Eso significa vastos mares de plástico negro piano, calefacción sensible al tacto, controles de volumen que no se encienden por la noche, y controles de volante hápticos verdaderamente ridículos. Mira, tener un volante calefactado es muy agradable, pero encenderlo accidentalmente cada vez que giras a la izquierda es un dolor. ¿Por qué, Volkswagen?

Por otro lado, en el equipamiento de serie se incluye una zona de carga inalámbrica debajo de una cubierta antidistracción inteligente, y tu dispositivo puede conectarse a Apple CarPlay o Android Auto sin necesidad de un cable. 

Esto es bastante práctico, ya que esta es una zona solo para USB-C. Eso sí, descubrimos que la conexión falla un par de veces a la semana, dejando una pantalla negra hasta que el coche se apaga y se vuelve a encender. Date prisa con esa actualización de software, Volkswagen: otros Golf 8 que hemos probado se han visto afectados por los mismos errores.

Además de esto, hay mucho espacio portaobjetos y VW alfombra el interior de los compartimentos de las puertas para que el dinero suelto y el desinfectante de manos no se muevan. La calidad de fabricación se siente como si fuese a durar más que una catedral normanda y los materiales elegidos se sienten menos metálicos que en el Clase A.

Obviamente, Volkswagen ha estado construyendo compactos durante un tiempo, por lo que sabe que estas cosas deben funcionar todos los días. Abra las puertas traseras y descubrirás que, a diferencia de algunos rivales de marcas como Renault y Ford, no se ha permitido que los asientos deportivos más voluminosos se coman el espacio trasero para las piernas.

Gracias a esto, aún hay espacio para adultos en los asientos traseros. Además, mientras que la tracción en las cuatro ruedas consume espacio debajo del maletero, el compartimento de carga de 374 litros es perfectamente adecuado para un coche de este tamaño. ¿Necesitas más espacio? Igual deberías buscar un Arteon familiar en su lugar.

Motor del Volkswagen Golf R

En el apartado mecánico, el par ahora iguala al enorme y musculoso Ford Focus ST, con 420 Nm desde 2.100 hasta 5.350 rpm. Además, la potencia del motor del Golf R es de 320 CV y VW anuncia un paso de 0 a 100 km/h en 4,7 segundos, con una velocidad máxima limitada a 250 km/h.

Que solo haya una opción mecánica no significa que no haya cosas para valorar aquí. Por un extra, había un paquete que agregaba llantas de 19”, un alerón trasero más alto que el del GTI Clubsport y dos modos de conducción adicionales a los Comfort, Sport, Track e Individual. Son el modo Drift y el modo especial, adornado la silueta de Nürburgring. ¿Adivinas dónde se configuró?

Prueba del Volkswagen Golf R

Pero espera, ¿por qué hablamos en tiempo pasado? Porque, mientras escribimos estas líneas, VW ha eliminado ese Performance Pack de la lista de opciones, lo que significa que debes desembolsar 70.385 euros para la edición especial 20 aniversario para obtener todos esos extras anteriores.

Los precios del Golf R estándar ahora comienzan en 58.015 euros. Esto parece un salto imperdonablemente codicioso de VW, pero el de séptima generación costaba unos 40.000 euros al final de su vida y hay más tecnología nueva aquí de lo que parece, lo que justifica el gran dinero que se pide.

¿Cómo se conduce?

Al probar el Golf R con el Control Dinámico de Chasis, hemos visto que esta puede ser la mejor alternativa dentro de la gama, sin necesidad de ir a por la edición del 20 aniversario.  Aprieta el acelerador en la curva y sentirás cómo el auto se tensa y gira, mientras el torrente de energía va el eje trasero, empujando el coche hacia adelante y ayudándolo a girar mientras juega con el par. 

De hecho, lo cierto es que gana impulso a medida que se agarra, en lugar de que el control de tracción apriete los frenos para lograr el mismo fin. Mientras tanto, el diferencial delantero electrónico se encarga de sacar el coche de la curva.

Al igual que el último GTI, el R tiene lo último en microchips de VW: el VDM, o Vehicle Dynamics Manager. Suena como el peor juego de estrategia imaginable, pero en realidad es algo que mide el ángulo de dirección, la velocidad de balanceo, el control de estabilidad, las fuerzas G y dónde se envía la potencia en cualquier milisegundo. Así, hace la aritmética y mantiene cada sistema armonizado.

Es por eso que no hay torsión de dirección, ni patinaje de las ruedas, y el coche se mueve con destreza. Simplemente se ocupa de todo, mientras se siente más entusiasta y un poco menos pesado que el último R.

Además de esto, la dirección es rápida y está idealmente ponderada. Asimismo, si especificas la suspensión adaptativa -que amplía el repertorio del Golf R de sublime comodidad de conducción y control de la carrocería- y obtendrás un arma perfecta para todo tipo de clima y superficies.

Rivales y veredicto

Algunos anhelarán un carácter menos a prueba de bebés y más agudo. Podemos recomendar el AMG A35, o si tu esnobismo lo soporta, el Hyundai i30N o el Renault Megane RS. Aun así, el Golf R sigue siendo el único compacto con el que puedes pasar sin darte cuenta de que es un buque insignia de 320 CV. Ese es su superpoder, su genialidad... Pero para algunos también será su mayor defecto.

Era poco probable que la división R de Volkswagen descifrara el código de los compactos deportivos con tracción total de 320 CV y luego se olvidara de hacerlo todo de nuevo. No son Audi. Volkswagen sabe cómo ser consistente con sus coches rápidos. Por ello, este R es una evolución impresionante sobre el MK7. 

Prueba del Volkswagen Golf R

¿Deberías ir a por él si tienes el anterior? Probablemente no: tiene un mejor interior, un ruido más agradable y las mejoras del MK8 solo se notarán a lo largo de muchos cientos de kilómetros de crecimiento en usted. No obstante, si quieres un nuevo coche para todo, este nuevo Golf R es uno de los mejores

Por supuesto, tenemos nuestras quejas, pero son del Golf normal, no de las partes 'R'. Este es un coche muy completo: es rápido, gratificante, práctico y bellamente redondeado. Todas las cosas necesarias para todas las personas imaginables y en todos los climas posibles.

Ver otros acabados de Volkswagen Golf
  • Precio

    52.090

  • Tipo de Motor

    Normal

  • Cilindrada

    1.984 cc

  • Par motor

    420 Nm /2.100 rpm

  • Potencia

    320 cv / -

  • Cambio

    Automático

  • Tracción

    Integral

  • Capacidad maletero

    374 L / 1.230 L

  • Aceleración 0-100

    4,6 s

  • Velocidad máxima

    250 km/h

  • Consumo oficial

    7,8 l/100km

  • Garantía

    2 años

  • Tipo de combustible

    Gasolina

Y además

Buscador de coches