Sí, hemos probado el Mahindra e2o. Es pequeño, es eléctrico, es raro, es... ¿malo?

El Mahindra e2o es un eléctrico cuyo objetivo es llegar a todas partes de una manera respetuosa con el medio ambiente. Sí, a todas partes, también al lavabo de tu restaurante favorito.

6 10

Nuestro veredicto

Espera, espera, creo que tengo un fallo en la configuración de la pantalla

No, tranquilo, no debes reajustar nada. Esto es el Mahindra e2o (e-dos-o, no e-veinte) y llega a Europa directamente desde la factoría líder en bajas emisiones que la marca tiene en Bangalore, India.

Llega con un ratio anchura-altura propio de un archivador de oficina. Si quieres entrar a fondo en una rotonda es posible que des una vuelta de 360º más fácilmente que con el mítico Reliant Robin. En esta prueba no lo hemos intentado...

Salvando el estilo, ¿qué es esto?

¿Te acuerdas del G-Wiz? Posiblemente no. Se trataba de un pequeño eléctrico pensado para descongestionar los alrededores de Londres. Era obra de una compañía llamada Reva, que en el año 2010 fue adquirida por Mahindra.

Te interesa: Audi lanzará un SUV eléctrico con 500 km de autonomía

Cinco años más tarde, Mahindra ya tenía listo su propia idea de coche urbano eléctrico. Con un habitáculo bastante decente y un nivel de seguridad mínimamente aceptable, este ‘cacharro’ no tiene nada que ver con los anteriores Reva.

Inglaterra es el primer mercado en el que se podrá comprar el Mahindra e2o, ya que su objetivo es descongestionar el centro de las grandes ciudades: Londres y su particular caos urbano es perfecto para este pezqueñín: como apures, incluso podrías pasar entre los coches en los atascos.

¿Un coche eléctrico? Dame números

El Mahindra e2o de esta prueba cuenta con un pequeño motor eléctrico en el eje trasero que produce 31 kW (42 CV) y 90 Nm de par. Esta cifra no está nada mal para un coche de este tamaño. Ahora vienen las malas noticias. La carrocería está principalmente fabricada en paneles de plástico montados sobre una estructura de acero. El peso se queda en 945 kg: eso es más que un Lotus Elise. Las baterías no son ligeras…

Entonces, ¿me adelantarán hasta las scooters?

Mahindra no ofrece la cifra de prestaciones que estás esperando. Aquí hay nuevos parámetros, los parámetros de los atascos: tarda 4,9 segundos en acelerar de 0 a 40 km/h, mientras que necesita algo más de 12 segundos para llegar a 80. No es un superdeportivo, eso está claro. Lo que pasa más allá de esos 80 km/h es un misterio y necesitarás ser un valiente para comprobarlo: la velocidad máxima no se especifica.

Y sí, a sus mandos se siente lento. La experiencia de conducción se parece más al Renault Twizy que al Zoe o a otro eléctrico ‘serio’. Tesla no debe estar preocupada.

Desde el motor eléctrico del Mahindra e2o llega un ligero zumbido, mientras que la entrega de potencia es relajada. Los frenos regenerativos tienen un tacto muy blandito y al levantar el pedal del acelerador la retención no es tan acusada como en otros eléctricos.

Y ¿qué tal se comporta?

No es brillante, pero cumple con la tarea a la que se han encomendado. ¿Te imaginas a William Wallace en una discoteca de Ibiza? Pues eso. El radio de giro es útil aunque no es tan brillante como el del Twingo. El coche se siente ágil y para un uso urbano, no echas prácticamente nada de menos.

Mahindra e2o trasera dinámica coches electricos estrecho

Las pequeñas ruedas luchan razonablemente bien con los obstáculos favoritos de alcaldes y consejeros: los badenes y demás obstáculos para minorizar la velocidad. No es muy recomendable entrar con él en rápidas autopistas, ya que la estabilidad a alta velocidad sufre y no querrás cruzarte con un camión a 100 km/h…

Por otro lado, la visibilidad es brillante y gracias a su corta anchura, pasa por todos los sitios. Para callejear es un coche ideal, de eso no hay duda.

Háblame de su autonomía

El Mahindra e2o es un coche urbano, únicamente. ¿Rival del BMW i3? No del todo. Este pequeño cuenta con una autonomía máxima de 127 kilómetros (con unos 10 extra en caso de emergencia): es un rival para las motos eléctricas y el sistema de transporte urbano. ¿La herramienta perfecta para el car-sharing?

Sus baterías no son demasiado grandes, para no penalizar de manera brutal el peso, pero eso permite que la carga se realice bastante rápida en una toma normal: en apenas una hora se puede cargar hasta el 80% de las baterías. Además, todo el proceso de carga y el estado de la batería se puede monitorizar desde una aplicación en tu smartphone.

Y si me interesa, ¿cómo me lo puedo comprar?

Mahindra entra en la compra de coches 2.0. ¿Que de qué hablo? El coche se puede adquirir online y te llegará a casa como si hubieses comprado una lavadora en Amazon. El mantenimiento también se realiza, en un 90% de los casos, de manera ‘móvil’, es decir: llamas y si puedes solucionar tu mismo el problema, bien. Si no, vendrán a tu casa a repararlo. El dueño del coche no hace falta ni que esté presente.

Mahindra ve un gran futuro en los pequeños coches eléctricos, prácticos y baratos. Un nicho de mercado que en un futuro puede ser crucial, clave. Este es el primer paso de este futuro desarrollo y cuidado que los indios cuando se ponen…

Entonces, ¿es realmente barato?

Pues no del todo. El modelo básico se vende en Inglaterra por 12.995 libras, lo que equivale a 16.774 euros. El modelo que puedes ver en las imágenes es la versión TechX con sistema de entretenimiento mejorado, radio digital y asientos de cuero. Con todas las ayudas del gobierno británico y el descuento de la marca se queda en 14.995 libras (19.356 euros)

Lamentablemente la diferencia de precio respecto a los VW e-Up o el Renault Zoe no es tan gigante como para pensárselo. Este pequeño Mahindra tiene muchos elementos positivos, especialmente en el apartado práctico y es un coche perfecto para realizar cortos desplazamientos en el selvático centro urbano de la mayor parte de metrópolis mundiales: ¡en la India ya ni te cuento!

También resulta interesante la manera de comprar y mantener el coche. Hay que ver si la gente se convence de lo bueno que tiene este e2o, pero resulta difícil saber si este coche puede triunfar en una sociedad tan elitista como la europea, donde la imagen tiene un valor importante a la hora de comprar un coche. En España podría llegar en los próximos meses: aquí le veo un futuro negro...

Lecturas recomendadas