Audi RS4 2020 o Volvo V60 T8 Polestar. ¿Cuál es más recomendable?

Dos familiares con ganas de hacer el mal.
familiares deportivos

Lo sé, si buscas un familiar deportivo y de altas prestaciones, de un tamaño y precio apto para tu día a día, el Audi RS4 y el Mercedes-AMG C63 Estate son las dos opciones a priori más interesantes sobre la mesa. Pero ojo, porque no es la única: hoy pongo sobre nuestro cuadrilátero al Audi RS4 2020 contra el Volvo V60 T8 Polestar, un híbrido de altas prestaciones con ciertos toques deportivos que puede ser una opción también a tener en cuenta.

Dos coches con una filosofía similar pero con dos maneras de ser completamente diferentes. Quizás a priori esta comparativa no tenga mucho sentido para ti, pero ya verás cómo al final, cuando termine, no será algo tan loco.

Estéticamente, con carácter

familiar deportivo lujo altas prestaciones

Hay algo que está claro: el Audi tiene un carácter más deportivo que el Volvo. En prácticamente todos los apartados que voy a repasar hoy. Y a nivel estético también, claro que sí. El ligero restyling del Audi RS4 le ha sentado muy bien, con detalles que recuerdan a los Audi de rally de los 80, como esas tomas de aire sobre la parrilla, y un aspecto que denota su gran deportividad en todos sus poros.

El Volvo V60 T8 Polestar es un coche más tranquilo por concepción, también es más relajado a nivel estético, pese a que Polestar, la marca más deportiva del Grupo Geely, al que pertenece Volvo, le ha dado su particular toque. El resultado es un familiar discreto pero con ligeros toquen que, además de afianzar el aspecto deportivo, le dota de una imagen general muy atractiva.

Un interior tecnológico y de calidad

familiar deportivo lujo altas prestaciones

Ambos modelos comparten un habitáculo de gran calidad, con la más moderna tecnología y pensados para sobrevivir a largos viajes. Sí, los dos tienen detalles deportivos, como los asientos con un extra de agarre, pero en el fondo, son capaces de mantener la practicidad y usabilidad de cualquier otra versión de su gama. Pantallas, máxima conectividad, ayudas a la conducción y equipamiento de lujo se encuentran en el interior de estos dos súper familiares.

Audi RS4 2020 o Volvo V60 Polestar, ¿gasolina o electricidad?

familiar deportivo lujo altas prestaciones

El Audi RS4 2020 es un deportivo de raza, con un motor V6 biturbo de 2.9 litros y 450 CV que empuja como un demonio en cualquier momento y situación, un familiar de altas prestaciones que se posiciona en una familia gloriosa, que ha ofrecido emoción, deportividad y velocidad desde aquel Audi RS4 B5. Una saga única en el mercado y que ha llevado el concepto de familiar de altas prestaciones a otro nivel.

En esta generación, es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en 4,1 segundos mientras que la velocidad máxima está limitada a 250 km/h. El motor del Volvo V6 Polestar es algo completamente diferente: hablamos de un híbrido enchufable muy eficiente pero que no se olvida de las altas prestaciones. Combina un motor de cuatro cilindros turbo con 317 CV y un motor eléctrico de 88 CV, alimentado por una batería con 11,6 kWh de capacidad.

Ojo porque tener la etiqueta Cero de la DGT no es problema para que pueda ser un coche muy rápido. Acelera de cero a cien en 4,6 segundos, apenas medio segundo más que el Audi, y su velocidad máxima es exactamente la misma: 250 km/h. Además, el consumo medio combinado, en ciclo WLTP, es de 2,1 litros a los cien, por los 9,8 litros que homologa el Audi. ¡Una diferencia notable!

El Audi es más deportivo

familiar deportivo lujo altas prestaciones

Si lo que buscas es un superdeportivo con piel de coche práctico, el Audi es tu mejor opción. Su puesta a punto, su nervio, su precisión y la diversión que consigue al volante es digna de admirar. Es un coche que se siente siempre sólido y eficaz sobre cualquier terreno. El toque de Audi Sport es más evidente que en el caso del Volvo, mientras que 30 años de tradición en este tipo de vehículos marcan la diferencia.

Aunque ojo porque a la hora de crear familiares deportivos, Volvo también saca pecho. ¿Quién no recuerda a los míticos Volvo 850R? El modelo actual tiene poco de aquellos familiares radicales, es más bien un coche rápido que un coche deportivo, pero ojo porque es también eficaz y su puesta a punto quizás sea algo más equilibrada, más apta para aquellos que no necesiten sentir que están constantemente en un circuito.

La diferencia de precio es importante.

familiar deportivo lujo altas prestaciones

Aproximadamente son 30.000 euros de diferencia entre los 70.000 del Volvo y los 100.000 del Audi. Sí, las matemáticas son lo mío. Ahora en serio: es una diferencia de precio abismal teniendo en cuenta la diferencia en cuanto a prestaciones. Sí, en términos de comportamiento dinámico el Audi machaca al Volvo, pero quizás por esa diferencia de precio más de uno pueda relajar su ambición. O bien comprar el Volvo, más eficiente, y con lo que se ahorra comprar un Mini GP de segunda mano para los fines de semana.

Conclusión

familiar deportivo lujo altas prestaciones

El Audi RS4 2020 se agarra a la tradición y a un concepto que sigue muy de moda: el de los familiares deportivos. Es salvaje, emocionante y espectacular estéticamente, muy racing. El Volvo V60 T8 Polestar es una opción más racional, más eficiente y más de los tiempos que corren. Puedes circular en modo eléctrico sin contaminar y diciendo adiós a las restricciones de tráfico, mientras que en largos viajes tienes potencia de sobra para disfrutar al volante.

Obviamente el corazón nos dicta Audi, aunque cueste 30.000 euros más, pero realmente una opción como el Volvo puede ser muy válida para todos aquellos petrolhead que busquen una opción familiar más equilibrada, más sensata, más eficiente, pero sin perder de vista unas prestaciones que siempre aseguran una sonrisa en la boca.

Y además