Pasar al contenido principal

Mazda CX-30 o Seat Ateca 2020: ¿qué SUV es más interesante?

cual comprar suv compacto frontal
Dos conceptos tan similares como distanciados.

El Mazda CX-30 y el Seat Ateca 2020 son dos SUV que tienen en común su tamaño y posicionamiento en el mercado. Ambos se sitúan en el segmento de los SUV compactos, el segundo más vendido en nuestro país y en constante crecimiento. Dos apuestas con detalles muy bien diferenciados, dos SUV atractivos que apuestan por caminos diferentes para llegar al cliente final.

Mazda se ha puesto las pilas en los últimos tiempos con un objetivo claro: alcanzar el segmento premium. Seat se ha convertido en una marca que ha sabido encontrar el equilibrio perfecto entre calidad, precio y dinamismo. Un equilibrio que está ya dando sus frutos y que convierten a sus coches en opciones de compra muy serias. Hoy los enfrentamos cara a cara: ¿Mazda CX-30 o Seat Ateca? ¿Cuál es más recomendable?

Dos diseños bien diferenciados

Mazda CX-30

El Mazda CX-30 y el Seat Ateca son dos SUV de tamaño medio con un planteamiento similar, aunque para alcanzarlo, sus apuestas son muy diferentes. El Seat Ateca y el Mazda CX-30 quieren gustar a través de un diseño dinámico y emocionante. El Ateca se acaba de renovar con el nuevo Seat Ateca 2020, un restyling que mejora su aspecto y le da un toque más moderno. Pero está claro que sigue siendo un SUV atractivo, proporcionado y con los toques deportivos justos, especialmente en la versión FR.

El Mazda CX-30 es un SUV de estilo coupé que lleva el diseño KODO a un nuevo nivel. Su mirada delantera es muy agresiva, con una gran parrilla central y faros LED minimalistas. Es muy atractivo por cualquiera de sus ángulos y la verdad es que convence. El Mazda es 3 cm más largo pero gracias a sus formas más redondeadas, parece más pequeño de lo que realmente es.

El interior del Mazda CX-30 quiere ser premium

Seat Ateca 2020

El interior del Mazda CX-30 ha heredado las líneas maestras del nuevo Mazda3, un interior que quiere jugar en la liga de los coches premium tanto por calidad general como por materiales. Un interior refinado, minimalista, tecnológico. Es todo un referente dentro del segmento de los SUV generalistas.

El interior del Seat Ateca empieza a acusar el paso de los años, con un diseño más tradicional pero que todo está en su sitio: buena calidad, buen equipamiento tecnológico y buen espacio interior. El Mazda tiene 2 cm más de batalla pero en cuanto a sensación de desahogo interior, creo que el Seat está un paso por delante. Otro buen ejemplo es el maletero: el Seat tiene 510 litros por los 430 litros del Mazda. ¡El precio a pagar por un diseño más espectacular!

Comportamiento dinámico de primera

Nuevo Mazda CX-30 (interior)

El Mazda CX-30 y el Seat Ateca son dos SUV generalistas que apuestan por detalles que rozan lo premium. El comportamiento del Seat Ateca es de lo mejorcito de su segmento, especialmente si apostamos por la suspensión activa DCC. El Mazda CX-30 tiene un planteamiento más orientado al refinamiento y confort, pero no se mueve mal en curvas. Creo que cualquiera de los dos aprueban con buena nota en este sentido.

El Seat Ateca tiene una gama de motores más amplia

Seat Ateca 2020

Como suele ser habitual en los coches importados de Japón, la gama de motores del Mazda CX-30 es algo justa. Dos opciones de gasolina de cuatro cilindros con 122 y 180 CV, mientras que solo tenemos un diésel de apenas 116 CV que se queda corto a todas luces. Eso sí, hay versiones con cambio automático y con tracción integral.

El Seat Ateca es un SUV con una gama de motores muy completa. Tres motores diésel y tres motores de gasolina muy bien escalonados con los mismos niveles de potencia: 115, 150 y 190 CV. Con cambio manual, automático y tracción delantera o integral. ¡Y ojo porque con la llegada del restyling del Ateca es más que probable la llegada de versiones híbridas enchufables y micro-híbridas!

Por precio, el Seat Ateca arrasa

2019

No hay ninguna duda que el Seat Ateca es un SUV con alma de súper ventas y en nuestro país, su precio es más atractivo: parte en torno a los 20.000 euros con los descuentos incluídos, mientras que el Mazda tiene un sobreprecio de entre 3 o 4 mil euros con el mismo nivel de potencia. Lo bueno es que en las versiones más lujosas del Mazda, el equipamiento de serie es espectacular y la diferencia de precio tampoco es inmensa: puedes tener un Mazda CX-30 2.0 gasolina con 122 CV y acabado Zenith súper equipado por 27.500 euros. Para una versión Xcellence del Seat Ateca hay que pagar cerca de 30.000 euros.

Conclusión: la estética es clave

Seat Ateca 2020

Creo que son dos coches similares por concepto pero muy diferentes en la vida real. El Seat Ateca es la opción racional: un SUV tradicional, con un interior muy aprovechable, buena calidad, buen equipamiento, una gama de motores muy amplia y precios muy interesantes. La sensatez hecho coche.

El Mazda CX-30 me parece más atractivo estéticamente, con un nivel de calidad en su interior espectacular y muy cómodo y refinado. Quiere ser premium y la verdad es que no está lejos: uno de los mejores coches en la relación calidad-precio. Su diseño de estilo coupé es muy atractivo y quizás su mayor problema sea una gama de motores algo corta. Si eres un tipo conservador, el Ateca parece la opción más segura. Pero ya lo dice el refrán: el mundo es para los valientes.


 

Y además