Pasar al contenido principal

Los mejores pedales de coches: "pies, ¿para qué os quiero?"

Volkswagen ID.3 2020
¡Si no es para acelerar!

¿Te habías preguntado alguna vez cuáles son los mejores pedales de coches? Seguro que sí... y como no se nos escapa una, hoy te traemos una lista de los que, a nuestro juicio, se han pasado el juego con alta puntuación. Porque vale, a fin de cuentas, todos los pedales sirven para lo mismo (supongo que a estas alturas no tendré que explicártelo).

Sin embargo, no todos son igual de fáciles de gestionar ni tan bellos para la vista. En esta selección, encontrarás una gran variedad de pedales y entenderás el sentido de mis palabras. Dime, ¿es algo en lo que te fijas habitualmente o solo cuando hablamos de grandes coches deportivos como estos?

Pedales del Lotus Elise

Mejores pedales de coches

¿Por qué el Lotus Elise era tan ligero? Porque estaba hecho de aluminio. O más bien, por el proceso de extrusión de aluminio utilizado para él, que da como resultado una estructura muy ligera y muy resistente, que también es más barata de fabricar y más fácil de reparar que la fibra de carbono. Lotus decidió que los pedales del Elise deberían ser hechos a medidas, delgados y con extrusiones de aluminio que mostraran la sección transversal ingeniosamente reforzada.

Pedales del McLaren F1

Mejores pedales de coches

Casi todos los detalles del icónico McLaren F1 fueron una carta de amor exagerada a la ingeniería. Sus pedales no iban a ser menos: están hechos de titanio, para ahorrar peso, y están tan bellamente mecanizados que dejar el mecanismo a la vista es pornografía automotriz. 

Pedales del McLaren 12C, 650S, P1...

Mejores pedales de coches

De nuevo, McLaren. La producción moderna de McLaren continúa la orgullosa tradición de crear pedales exquísitos. No solo son minimalistas, sino que también están muy bien mecanizados y excelentemente colocados. Por lo tanto, puedes frenar con el pie izquierdo como Lewis si te sientes decidido, o con el pie derecho si estás vago.

Pedales del Pagani Zonda

Mejores pedales de coches

Como era de esperar, Pagani también tiene uno de los mejores pedales de coches en cuanto a diseño. Realmente, la estructura del freno y el embrague no se siente muy natural bajo el pie y el sensible acelerador no parece lo suficientemente firme como para domar los más de 700 CV de un V12, por ejemplo. Con lo cual, cualquier momento de conducción a bordo te obliga a presumir de su control… Mejor aprende a hacer punta-tacón

Pedales del Renault Twingo RS 133

Mejores pedales de coches

Pausa. Detente. ¡A jugar! Es muy sencillo, si lo piensas así. ¿Por qué no se utiliza algo así en los pedales de todos los coches de autoescuela? ¿Por qué Renault no lo utiliza de manera estándar en todos su modelos RS? 

Pedales del Ferrari Enzo

Mejores pedales de coches

No, no hay tres pedales para gestionar el V12 de 660 CV del Ferrari Enzo, pero si pules la parte colindante a ellos (como en la foto) hasta conseguir un alto brillo, podrás ver ahí su reflejo. ¡Cuidado no te confundas!

Pedales del Spyker C8

Mejores pedales de coches

Estamos sorprendidos de que Spyker decidiera fresar sus pedales a partir de bloques sólidos de aluminio y montarlos en un mecanismo que parece el tipo de prótesis de rodilla con la que un viejo Terminator estaría equipado. Mención de honor aquí va al Porsche Carrera GT, que lleva algo similar.

Pedales del Bentley Continental GT

Mejores pedales de coches

Lo más especial de los pedales del Bentley Continental GT no es tanto el pedal en sí, sino el soporte, hecho en fibra de carbono… algo un poco inútil si tenemos en cuenta que el coche pesa más de dos toneladas. Ahora bien, está equipado con los segundos frenos más grandes en un coche de producción: ¡discos carbocerámicos de 420 mm! Por tanto, agradecerás tener este sistema de tallo reforzado inspirado en la competición cuando pongas carga sobre ellos. Por cierto, los primeros frenos más grandes pertenecen al Bentley Bentayga Speed (440 mm en el eje delantero). 

Pedales del Lexus LF-A

Mejores pedales de coches

El Lexus LF-A es un coche hecho de detalles increíblemente bellos, y los pedales que le hacen moverse y detenerse cuando el conductor se lo pide están a la altura: fresados a partir de aluminio sólido. Y con un motor V10 de 4.8 litros y 9.000 rpm, el acelerador no es solo un dispositivo mecánico, es un instrumento musical de 560 CV.

Y además

Nuestros mejores vídeos