Pasar al contenido principal

BMW i4: un eléctrico con la potencia y autonomía de un M3

Los elétricos cada vez van a molar más.

gama electrica bmw futuro lujo altas prestaciones

El BMW i4 será un sedán de estilo coupé con cuatro puertas y un diseño muy afilado y portentoso. Uno de los coches eléctricos de 2020 que más está esperando el más público, ¡y no me extraña! Hoy hemos conocido algunos datos del BMW i4 que ponen de relieve lo interesante que será este próximo vehículo completamente eléctrico. ¡Toma nota!

Te interesa: los mejores SUV híbridos

El BMW i4 será el tercer modelo de la gama electrificada de BMW, después del BMW i3 y el BMW i8. Será un sedán de estilo coupé y será una bestia en cuanto a prestaciones y tecnología. BMW ha confirmado que el BMW i4 podrá tener hasta 526 CV en sus versiones más salvajes, una potencia equivalente a los V8 de la marca alemana.

BMW promete prestaciones salvajes, reacciones inmediatas y un comportamiento de primera, pese a que contará con unas baterías de 80 kWh de capacidad que añadirán 550 kg al conjunto y dotarán al conjunto de una autonomía máxima que rondará, o superará, los 600 km. Se espera que para poder equilibrar el peso se utilicen materiales ligeros en la composición del chasis, de la carrocería y del resto de componentes, para dejar un peso que no supere las dos toneladas.

 

 

El BMW i4 contará con la quinta generación de baterías, que permite una mayor optmización del espacio y de la arquitectura del vehículo, algo que redundará en una mayor capacidad de creatividad de los diseñadores a la hora de dibujar. Estas baterías podrán cargar el 80% de su capacidad en apenas 35 minutos utilizando un súper cargador de 150 kW, lo que significa que en seis minutos de carga puedes realizar hasta 100 km.

Sin embargo, esta nueva generación de baterías no será estrenada en el i4, ya que antes la montarán el BMW iX3 y el BMW iNEXT, el futuro SUV eléctrico de la marca. El BMW i4 no llegará al concesionario hasta el año 2021, pero viendo las imágenes del modelo camuflado, parece claro que ya está en el horno y en avanzado estado de cocción.

El resumen: el BMW i4 serán un sedán de estilo coupé, con cuatro puertas y un habitáculo amplio y muy aprovechable. Será práctico, será fácil entrar y salir de su interior, pero también tendrá el ADN de los mejores deportivos de la marca: será potente, veloz y eficaz en curvas, pese a un peso que seguirá siendo alto. ¡Ah, y tendrá el tamaño de un BMW Serie 3, por lo que claramente será un rival de peso para el Tesla Model 3
 

Y además