El BYD Seal X podría llegar a Europa para ponerle las cosas difíciles al MG4

BYD Seal X

Gustavo López Sirvent

La marca china va a lanzar un nuevo hatchback que tiene todos los visos de acabar en el mercado europeo. Presentado por el Ministerio de Industria y Tecnología de aquel país, se espera que comience a producirse a finales de este año y que tenga varios motores (de 416 y 215 CV).

La firma china BYD ya se ha percatado de la importancia del mercado europeo para vender sus coches eléctricos. Además, su plan apunta a competir contra marcas que también tienen vehículos relativamente baratos como MG. Se ha sabido que el BYD Seal podría llegar a Europa en breve y ser un peligroso adversario para el MG 4.

Pero no hablamos de la berlina Seal (lanzada a principios de año) ni del SUV Seal U (que llegará en breve), no. Lo hacemos del Seal X, que será parecido al citado sedán, pero con toques más hatchback.

Desvelado por el Ministerio de Industria y Tecnología de la Información de China (MIIT), este nuevo coche tiene un diseño de frontal elegante y faros grandes, además de un capó esculpido  casi con cincel y muchos pliegues marcados sobre sus laterales.Pero la diferencia llega desde el parachoques, que es mucho más agresivo que el de sus hermanos y un patrón único de barras de luces traseras.

Los datos que facilitó el citado Ministerio reflejan que esta nueva unidad va a ser de tamaño considerable: sus dimensiones son: 4.630 mm de largo, 1.880 mm de ancho y 1.490 mm de alto. Si nos fijamos en las dimensiones del MG 4 son: 4.287 mm de largo, 1.836 mm de ancho y 1.504 mm de alto) vemos que el BYD es más grande, salvo en la altura.

La versión más potente del Seal X presenta motores duales que pueden desarrollar 416 CV. Siguiendo con las comparaciones con el MG 4 X Power, éste tiene 426 CV. Pero donde parece ser que BYD pueda sacar rédito es que también tendrá otros propulsores con menor potencia de batería y motor como el de 215 CV, que sería más barato y podría hacer más daño a su principal rival.

Si bien las cifras de autonomía y potencia de la batería del BYD Seal X todavía no se han desvelado, sí que se ha anunciado que utiliza la típica pila de fosfato de hierro y litio (LFP) como ya lo hacen otros vehículos de la compañía como el BYD Seal y el Atto 3.

En el capítulo de especulaciones que llegan desde el país asiático apuntan a que este nuevo Seal X comience a producirse a finales de este año y que su precio final en China será sobre unos 25.700 euros. Habrá que ver si cuando llegue a Europa, que es lo más probable, se mantiene esa cantidad o aumenta por el hecho de tener que venir desde el lejano Oriente.

BYD no es nueva en Europa

BYD Auto no es nueva en el Viejo Continente, donde lleva trabajando desde 1998 desde su sede en Holanda, donde acaba de estrenar oficinas en Ámsterdam. Además, está presente en los mercados de Noruega, Dinamarca, Suecia, Alemania, Francia, Países Bajos y Bélgica. En 2023 ha inaugurado sus filiales en Reino Unido y España, a las que en breve se sumarán otros países.

En nuestro país ya comercializa tres unidades: BYD Atto 3, un SUV con una batería de 60,5 kWh, que cuenta con una autonomía de hasta 565 km y 420 km en el combinado; el BYD Tang, un SUV familiar con hasta 528 km de autonomía en ciclo urbano y 400 km en el combinado; y el BYD Han, una berlina de 517 CV de hasta 662 km de autonomía en ciclo urbano y 521 km en el combinado.