Pasar al contenido principal

El sucesor del C4 Cactus se pasa a la electricidad. ¿Sorpresa? Pues no

Se me ocurren pocas opciones mejores para moverse por la ciudad.

Prueba Citroën C4 Cactus 2018 PureTech 130

De entre todos los coches eléctricos del 2020 que están por venir, parece que el próximo de Citroën será uno de los más importantes. Posiblemente no entre en la selección de los SUV híbridos que más te gusten, pero lo cierto es que el hecho de que vaya a existir un Citroën C4 Cactus eléctrico es una muy buena noticia. Piénsalo. ¿Se te ocurren muchos coches mejores que el C4 Cactus para circular por dentro de la ciudad? Es cómodo, tiene buena visibilidad y un espacio aceptable. ¡Ah! Y un precio contenido. Son los ingredientes perfectos para proceder con su electrificación. Así que... ¡adelante!

Sí, habrá un Citroën C4 Cactus eléctrico

El Citroën C4 Cactus eléctrico será el primer coche 100% eléctrico de la firma de los dos chevrones, sin contar el C-Zero. Aun así, a partir del año que viene habrá versiones híbridas enchufables o completamente eléctricas de todos los modelos de la gama. Es algo que dependerá de la plataforma de cada vehículo, pero también existirán versiones de combustión mientras el mercado las demande. Y no lo decimos nosotros, sino que ha sido Linda Jackson, la directora ejecutiva de Citroën, quien lo ha confirmado a los compañeros de Automotive News Europe en una reciente entrevista.

La electrificación de la marca francesa comenzará por el Citroën C5 Aircross híbrido enchufable, que estará disponible entre mediados y finales del año que viene. Sin embargo, para el C4 Cactus eléctrico se utilizará una variante extendida de la plataforma CMP, capaz de dar cabida a mecánicas térmicas y completamente eléctricas. Se trata de la misma base utilizada en otros modelos eléctricos del Grupo PSA. No obstante, todavía no tenemos pistas de cuándo comenzará su producción, y mucho menos sus ventas.

Prueba Citroën C4 Cactus 2018 PureTech 130

"Será un lanzamiento muy importante para nosotros", ha afirmado Jackson. Lo cierto es que así parece, pues después de experimentos fallidos como el C-Zero, que llegó en una época demasiado ambigua en el terreno de los coches eléctricos, el Citroën C4 Cactus eléctrico parece mucho más lógico. Es un coche de ciudad, que es donde se realizan la gran mayoría de desplazamientos de vehículos eléctricos, y a la vez tiene una estética campera y aventurera, sin llegar a ser un SUV. A la moda tanto en mecánica como en imagen. ¿Qué podría salir mal?

Lo que sí que no está claro aún es si mantendrá su nombre o si pasará a llamarse directamente C4. Lo que sí que me parece muy importante es que tenga un precio contenido, acorde con la filosofía actual de la marca. Si lo cumplen, será un éxito 100% asegurado. ¿No crees?

Y además