Pasar al contenido principal

Los coches españoles más potentes: Desde Cupra hasta Hispano-Suiza

Hispano-Suiza Carmen Boulogne
Hispano-Suiza Carmen Boulogne.

Hispano-Suiza

La tradición industrial de España puede no estar al nivel de la de otros países, pero esos pocos productos nacidos aquí son muy especiales.

La potencia es toda una declaración de poder e intenciones en el mundo de la automoción. Todos hemos escuchado esa pregunta (de gente que no ha disfrutado jamás de conducir, generalmente) que increpa: '¿Para qué necesitan tantos caballos los coches? ¡Si solo pueden ir a 120 km/h!'.

La respuesta es sencilla. Porque pueden. Porque Ferrari tiene la capacidad de llevar a un V12 hasta los 1.000 CV, y Bugatti, y Koenigsegg, y un largo etcétera de geniales marcas con decenas de años y brillantes mentes detrás de sus proyectos.

En España se han hecho (y se hacen) coches muy potentes. Quizá no al nivel industrial de Francia, Estados Unidos o Japón, pero hay verdaderas joyas que hoy vamos a repasar. ¡Y que no dejan indiferente a nadie!

Cupra Formentor VZ5: un SUV de 5 segundos y altas prestaciones

Hasta el momento, el Cupra Formentor VZ5 es el coche más potente de la marca con un motor TSI de 2,5 litros y 5 cilindros que alcanza los 390 CV y 480 Nm de par máximo. Es capaz de realizar el 0 a 100 km/h en solo 4,2 segundos y llegar a un techo de velocidad de 250 km/h con limitación.

Prueba del Cupra Formentor VZ5 en carretera y circuito.

Y eso que, como la mayoría de estos coches pertenecientes al Grupo Volkswagen, vienen bastante comedidos de fábrica. Ya se escucha por las calles y entre expertos que hay trabajos de potenciación que lo han llevado a los 500 CV con un coste bastante diminuto. Y es que su potencial es extraordinario.

Junto al sistema de tracción integral 4Drive y el cambio DSG, el Formentor VZ5 no se queda ahí. Mecánicamente es genial, pero su interior no deja indiferente a nadie. Una pantalla de 12,3", un volante espectacular, asientos deportivos estilo baquet y un sonido sublime. Un SUV hecho para disfrutar de la conducción en carretera.

Hispano Suiza Carmen Boulogne: un hiperdeportivo eléctrico con mucha historia

La Hispano-Suiza nació allá por 1904 y fue fundada, cómo no, por un español y un suizo. Tras muchos problemas y nacionalizaciones tanto en España como en Francia, terminó desapareciendo. Dejó atrás coches preciosos con líneas características de los años 20 y 30, como el Hispano-Suiza H6B o el J12.

Sin embargo la familia Suqué Mateu (de uno de los fundadores), alcanzó un acuerdo de cesión de la marca en el año 2000 para fabricar junto a Mazel un superdeportivo biplaza de lujo. Así nació el HS21 y el posterior HS21 GTS, enfocado en la competición.

Dos coches que, si bien eran bellos y poseían líneas curiosas, no terminaron de marcar un estilo propio. Pero este estilo llegó en 2019, con la presentación del Hispano-Suiza Carmen.

Se trata de un gran turismo eléctrico de edición limitada a 19 unidades y con un precio de unos 1,8 millones de euros. Está inspirado en el Hispano-Suiza H6-C Dubonnet Xenia de los años 30. Construido sobre un chasis monocasco y con una serie de baterías en T que desarrollan 1.019 CV para sus 1.630 kg de peso.

Es un automóvil de lujo, con líneas muy cuidadas, un interior rompedor y que en su versión Carmen Boulogne suma casi otros 100 CV. Un digno homenaje a la mujer que luchó por el legado automotriz de la familia Mateu.

Spania GTA Spano: con esfuerzo se consiguen los sueños

En 1994, Domingo Ochoa creó la compañía Spania GTA tras muchos años de experiencia en el automovilismo. Participó en diversas competiciones españolas, hasta que decidieron crear un superdeportivo.

Con una infraestructura y personal muy limitado, pero lleno de ilusión. En la exposición Top Marques de Mónaco en 2010 se exhibió el primer modelo, y desde entonces se ha ido evolucionando aquel primer prototipo que fue impulsado por un motor Viper V10 biturbo de 8,3 litros y con 790 CV.

La segunda generación fue presentada en el Salón del Automóvil de Ginebra en 2015, y es la que perdura hasta hoy en día. Se modificaron diversos aspectos de la carrocería y de la mecánica, que lo llevó más allá de la frontera de los 900 CV con el mismo motor Viper V10 pero de 8,0 litros.

También se generalizó y evolucionó las técnicas para el uso de la fibra de carbono en el chasis, que se combina con refuerzos de titanio y kevlar para aumentar la rigidez sin comprometer el peso. Un compendio de tecnologías desarrolladas por un equipo entregado a la causa.

Su cifras no son nada desdeñables: el GTA Spano hace el 0 a 100 km/h en solo 2,9 segundos y alcanza una velocidad máxima de 370 km/h. Un bólido de edición limitada y fabricado a mano con mucho camino aún por recorrer, aunque con el orgullo de haber aparecido incluso en películas como Need for Speed junto a bestias como los Koenigsegg Agera o en videojuegos como Forza Horizon 4.

Y además

Buscador de coches