Los 7 datos que tienes que saber sobre el Lamborghini Centenario

Que tenga un eje trasero direccional está bien. Que ofrezca espacio para dos cascos y dos cámaras interiores mola, ¿no?

El Lamborghini Centenario LP 770-4 continúa la tradición de vehículos únicos y despampanantes que de vez en cuando lanza la marca italiana para que los ricos se sientan aún más ricos y el resto de los mortales… Bueno, seamos más conscientes de que formamos parte de un nutrido montón.

En Top Gear ya te hemos hablado de él. Sobre todo, nos impresiona su tecnología de futuro: el nuevo Lamborghini Centenario incorpora un eje trasero direccional, lo que proporciona una mejor maniobrabilidad cuando la velocidad está por debajo de los 70 km/h y una mayor estabilidad cuando el ritmo es superior. Virtualmente (insistimos: virtualmente), la batalla del coche llega a modificarse hasta 12 cm. Impresionante, ¿no?

Pues si esto te ha gustado, echa un vistazo a nuestra galería para descubrir qué más novedades ofrece el Lamborghini Centenario. Suponemos que te gustará su pantalla táctil de 10,1” y alta definición, que te conectará con el mundo exterior gracias a internet, el mail, las redes sociales… Aunque dudamos que quieras jugar con eso cuando llevas un superdeportivo que, si metes en un circuito para darle rienda suelta, puede alcanzar los 350 km/h.

Hablando de trazados, los ingenieros han pensado en una función para el sistema de infoentretenimiento que sí es interesante: telemetría. Como lo lees. Ya debería haberte dado una pista su maletero frontal, con el espacio justo para dos cascos. Pero, con este dispositivo, podrás medir y grabar velocidades, tiempos, fuerzas G y laterales…

“El Lamborghini Centenario combina perfectamente tradición e innovación. Mira el futuro honrando la leyenda de Ferruccio Lamborghini”, explica Stephan Winkelmann, aún presidente y CEO de la marca -pero habrá cambios; te los explicamos en las fotos-. Continúa la serie de ediciones especiales como el Reventón, el Sesto Elemento, el Aventador J o el Veneno. Promete revalorizarse. Si es que hay forma de revalorizar dos millones de euros…

Los concepts más locos de Lamborghini

Lecturas recomendadas