Pasar al contenido principal

Adiós al V8: el nuevo Mercedes-AMG C63 montará un motor de cuatro cilindros y tendrá 680 CV

Mercedes-AMG C63
Mercedes

Contará con un motor de combustión y otro eléctrico

El nuevo Mercedes-AMG C63 ya ha sido desvelado y cuenta con un cambio importante. La berlina deportiva de la firma de la estrella ya no montará un motor V8, sino un motor de cuatro cilindros acompañado de otro eléctrico. Así, estamos ante un coche que promete ser tan emocionante como los anteriores, gracias a sus 680 CV de potencia.

El downsizing está muy presente entre los fabricantes automovilísticos en la actualidad y Mercedes también ha optado por ello en esta nueva versión de su Clase C deportivo. Ahora, en lugar de un propulsor de ocho cilindros, bajo el capó de este modelo se encontrará un cuatro cilindros turbo de dos litros que proviene en un 80% del A45 S.

Ahora bien, este propulsor no estará solo. Como en modelos de la marca como el Mercedes SL, contará con un turbo eléctrico que estará en funcionamiento constante, reduciendo así su retardo. Además, habrá un propulsor eléctrico en el eje trasero, el cual está colocado ahí para favorecer la distribución de pesos, algo que será esencial en este caso. 

El nuevo Mercedes-AMG C63 contará con la friolera de 680 CV y 1.020 Nm de par motor en total. Sin embargo, pesará 2.115 kg -el familiar pesará 2.145 kg-, por lo que se han añadido todas las ayudas posibles para favorecer un mejor comportamiento más allá de las rectas.

Así, esta berlina cuenta con detalles como dirección en el eje trasero, tracción en las cuatro ruedas -con un modo Drift que pone toda la tracción atrás-, suspensión adaptativa y dos cajas de cambios. Sí, dos, ya que contamos con una de doble embrague con nueve relaciones, pero también con otra de dos que gestiona el motor eléctrico del eje posterior.

Bugatti Centodieci

¡Esta es la disparatada media de consumo de los hiperdeportivos de Bugatti!

Con esta configuración, el nuevo AMG C63 promete acelerar de 0 a 100 en 3,4 segundos, con una velocidad máxima limitada a 250 km/h, pero que puede llegar a 280 km/h. Además, hay toques curiosos, como un modo carrera para contar con toda la potencia o la posibilidad de reservar la energía eléctrica para contar con un impulso adicional por tiempo limitado.

De hecho, esto es lo mejor que se podrá hacer con esa energía, ya que la autonomía eléctrica de este coche no permitirá lograr grandes distancias. La batería utilizada es de 6,1 kWh para reducir algo el peso, de manera que solo se podrán recorrer 13 kilómetros sin el motor de combustión.

Aun así, lo importante en este modelo será su rendimiento. De entrada, el cambio de motor ya está creando división de opiniones, aunque las cifras desveladas no decepcionan por ahora. Ahora bien, ¿saldrá victorioso el Mercedes-AMG C63 al enfrentarse a sus rivales? 

Y además

Buscador de coches