Alma de circuito: Lotus Elise Race 250

Otro coche-de-casi-carreras

El mundo es un poco mejor desde que apareció el nuevo Lotus Elise Race 250 entre los coches nuevos. Eso de 'Race' no está ahí de adorno: el deportivo inglés está pensado solo para carreras.

Vídeo: el Lotus Exige Sport 350 cae en nuestras manos

En el interior hay una jaula de seguridad que cumple con los requerimientos de la FIA, así como un bacquet de carbono con arneses de seis puntos, una luneta posterior de policarbonato y, cómo no, un volante extraíble.

En el Elise 250, el número hace referencia a la potencia del motor. Se trata de un 1.8 turbo de cuatro cilindros que no tiene que esforzarse demasiado para mover los menos de 900 kilos en vacío que pesa.

Prueba del Lotus Exige Sport 350

El caso es que todo el el Lotus Elise Race 250 es lightweight. O sea, ligero. Por ejemplo, el chasis de aluminio pesa 68 kilos. Pero además se han ahorrado 10 kilos al utilizar una batería de iones de litio y 6 kg de los asientos de carbono. Los que quieran aligerar más aún, pueden colocar un 'aerokit' (-10 kg) que cambia el splitter frontal, el alerón trasero, el difusor y las taloneras por componentes de carbono.

Por cierto, ya sea de carbono o no, el kit aerodinámico del Elise 250 genera 66 kilos de downforce a 166 km/h y 155 a fondo (248 km/h), lo que le puede ayudar en las carreras en las que pueda competir, ya que desde la marca aseguran que está homologado para campeonatos de todo el mundo.

Para poner a prueba el Lotus Elise Race 250 han tomado como base el circuito de la marca, situado en Hethel (Inglaterra). Según los datos obtenidos, es 0,5 segundos más rápido que el Elise Cup 220 R al que sustituye y además se anota el tanto de ser el que tiene el mejor tiempo de todas las variantes de Elise enfocadas a la competición. Mas que nada porque los hay más veloces, como el Lotus 3-Eleven, que es uno de los coches más rápidos del mundo. Aquí abajo te dejo un vídeo del circuito para que veas cómo es. Es un 360, así que si tienes un cacharro de esos modernos para poner el móvil, corre a por él...

Lecturas recomendadas