Pasar al contenido principal

Alpine GTA, un deportivo puro poco afortunado

alpine gta
No tuvo demasiada suerte.

En estos años Alpine ha sonado fuerte con el lanzamiento de su A110, que materializaba su regreso, y la llegada a la Fórmula 1 remplazando al equipo Renault. Pero es que hace décadas sonaba igual de fuerte con su gama de modelos deportivos. En 1984 lanzaba el Alpine GTA, el sustituto del Alpine A310 que se convertiría en el primero y el único modelo de la compañía en recibir este tipo de apellido, sin la “A” en primer lugar seguida de tres números.

No te pierdas: 

Los 10 coches deportivos que crearán tendencia en 2021

El Alpine GTA era especial no solo por usar esta nomenclatura que lo diferenciaba del resto de los Alpine antes conocidos. Pese a que su diseño era algo más tímido que el del A310, un modelo que remplazó la marca con la llegada del GTA, seguía enamorando al aficionado a los coches deportivos. Si bien, es cierto, que los elementos deportivos, como la toma de aire lateral, estaban menos presente y su superficie acristalada era mayor.

Con todo, seguía recurriendo a un potente motor, en este caso el mismo que montaba el Alpine A310 GT Pack. Se trataba de una mecánica V6 de 2.9 litros y 160 caballos de potencia, unos 30 CV menos en comparación al GT Pack. Eso sí, contaba con 221 Nm de par, un corazón alimentado por dos carburadores Solex, uno monocuerpo y otro de doble cuerpo, gracias al cual declaraba 235 km/h.

Una de las versiones más espectaculares fue la GTA V6 Turbo, una versión que contaba con la ayuda de un sistema de sobrealimentación. En los años ochenta Renault sabía montar sistema sobrealimentados y decidió dotar al GTA de un motor V6 de 2.5 litros turbo, un motor que heredada del Renault 25. Con ello, la variante conseguía 200 CV a 5.750 rpm y un par de 285 Nm a 2.500 rpm.

El Alpine GTA V6 Turbo aceleraba de 0-100 km/h en 7 segundos y su velocidad máxima era de 250km/h, aunque eran cifras procedentes de la versión sin catalizador. Renault se vio obligada a instalar un catalizador, reduciendo el consumo pero también la potencia. En algunos países se había prohibido su comercialización dado el alto consumo de combustible, llegando una nueva versión con 185 CV. Una pena pues este Alpine conseguía acercarse a rivales como el Porsche 911.

Pese a su potencia y sus capacidades solo se vendieron 6.642 unidades, casi la mitad de los A310 producidos. Los potenciales clientes solían optar por el Porsche 911 o incluso por modelos de Ferrari. Su sucesor sería el A610, el último Alpine hasta la llegada de la nueva era.

Alpine

Modelos populares

Ver todos los modelos

Etiquetas:

coches clásicos

Buscador de coches

Y además