Pasar al contenido principal

Vídeo: así se pone un Bugatti Veyron a 400 km/h en una autobahn

Mira en este vídeo cómo Radim Passer logró superar los 400 km/h con su Bugatti Veyron en una autobahn alemana. Un récord que ya no está vigente

Imagen de perfil de Javier Leceta
Récord Bugatti Veyron 400 km/h

Llevar un Bugatti Veyron hasta el límite de su velocidad no es una cosa sencilla… Necesitas la carretera apropiada y meses de planificación para lograr la hazaña, algo que no han logrado muchas personas fuera de la marca francesa.

Pero ha habido valientes… Uno de ellos se propuso en 2011 superar los 400 km/h al volante de su superdeportivo. El lugar escogido fue, cómo no, una autobahn alemana.

En el primer intento, Radim Passer -así se llama el colgado- madrugó un poco para evitar el tráfico. Tras una recta a fuego exprimiendo al máximo el motor quad-turbo V16 de 8,0 litros y 1.001 CV, Passer sólo catapultó su Veyron a unos raquíticos 375 km/h… Pero tenía excusa: según Bugatti, la temperatura ambiente era demasiado baja para que se pudiera activar el modo ‘Top speed’ del Veyron.

 

 

En el segundo intento de superar los 400 km/h, el modo de velocidad máxima tampoco pudo ser activado, así que de nuevo no se logró el objetivo. Tras una inspección, los ingenieros de Bugatti descubrieron que la transmisión necesitaba ser reemplazada.

Por fin, en 2015 y con el Bugatti Veyron de Radim Passer estrenando caja de cambios y neumáticos se logró la hazaña. Passer se convertía en la primera persona que alcanzaba los 400 km/h con un coche legal en una carretera. El Veyron llegó a marcar los 402,5 km/h.

Bugatti ofrece a los propietarios del Veyron la oportunidad de exprimirlo al máximo en su centro de pruebas de Ehra-Lessien (Alemania). Hacerlo allí es muy caro, y desde luego menos peligroso y emocionante -por decirlo de alguna forma- que en una carretera abierta.

Por desgracia para Passer, su récord ya ha sido pulverizado. Ahora lo ostenta el Koenigsegg Agera RS que alcanzó 447 km/h en noviembre del año pasado. Puedes verlo aquí:

 

 

Un último consejo: es mejor que tú no lo intentes salvo que tengas cerca una autopista alemana sin límite de velocidad y tu furgoneta de reparto esté convenientemente preparada y aligerada…
 

Lecturas recomendadas