Los Audi deportivos diésel ya no son prioritarios para la marca

Con lo que ha hecho el gasóleo por Audi Sport...

Audi SQ5

Audi Sport parece estar distanciándose de los coches diésel, dicen nuestros amigos de Carscoops. Así lo han confirmado en una entrevista con Motoring, en la que los directivos de la marca aseguran que, a pesar del éxito conseguido con estos modelos, ya no son una prioridad.

La división deportiva de la automovilística germana fue preguntada por el efecto que el caso de las emisiones había tenido sobre la compañía de los cuatro aros. El responsable de Audi Sport, Stephan Winkelmann, dijo que el resultado había sido centrarse en vehículos con un atractivo más global.

“Hay muchas regiones en las que el gasóleo no es uno de los argumentos principales de compra, Asia y Norteamérica, por ejemplo. Así que no es útil tener un solo motor y un solo automóvil en oferta; rebaja nuestras oportunidades. Necesitamos más ‘vehículos globales’ y el presupuesto es limitado: el diésel sería una segunda prioridad”, ha confirmado el directivo.

Los dos coches diésel más destacados de Audi Sport han sido el SQ5 y el SQ7. Espoleados por su éxito, podría haber versiones de gasóleo del Q5 y el Q7 con el logo RS.

Según Winkelmann, no se trata únicamente de que haya menos mercados que quieran mecánicas diésel, sino también de los problemas que llegarán derivados de los altos costes de la electrificación de los vehículos.

“Debemos explicar a nuestros clientes las diferencias entre los modelos RS actuales y los eléctricos que podrán comprar en un futuro. Es cuestión de tamaño, de precio y del tipo de carrocería que podremos ofrecer: cuanto más deportivo parezca el coche, más prestaciones ha de tener. Y, por el momento, es complicado, ya que estamos pasando de una etapa a otra en cuestión de tecnología”, afirma. Ummm, eso cuadra con lo que nos contó en Top Gear cuando nos dijo que tampoco habría versiones híbridas del RS… de momento.

Lecturas recomendadas