Pasar al contenido principal

Bentley casi ha finalizado la producción del Bacalar

Bentley Bacalar

Sólo se han fabricado 12 unidades en el mundo

En Bentley no quiere olvidar de dónde vienen para saber adónde van. Por este motivo, quiere volver a lo grande al noble arte de la construcción personalizada de vehículos. El Bacalar es un claro ejemplo de ello, una máquina para dejar boquiabierto a cualquiera y la mejor punta de lanza para promover el regreso a los coches de producción casera. 

Rolls-Royce, la némesis de Bentley, retomó hace poco la construcción de carrocerías, si bien el fabricante con sede en Crewe tiene la distinción de ser el más antiguo en el negocio. Bentley Mulliner se remonta a 1923, lo que significa que su centenario está previsto para el próximo año. 

Según la propia compañía, el equipo de Mulliner pronto se centrará en su próximo proyecto, que se revelará en breves fechas.

Por ahora, los grandes focos se dirigen hacia el Bacalar. Este súperdeportivo, completamente artesanal, está llegando al final de su ciclo de producción de 12 unidades. Hasta el momento, ocho afortunados clientes han recibido sus creaciones a medida y los últimos cuatro se encuentran en las etapas finales de preparación.

La puesta de largo del Bacalar se llevó a cabo antes del confinamiento, en marzo de 2020, pero si te preguntas por qué tardó tanto Bentley en producir 12 coches, la respuesta es sencilla: cada automóvil tarda aproximadamente seis meses en completarse. Y en la pandemia hubo que trabajar desde casa durante unos meses. Y, a través de Skype, es imposible fabricar un coche a mano. 

Para crear cada Bacalar, Bentley se sentó con cada uno de los 12 clientes para diseñar un automóvil verdaderamente único. Y la exclusividad te asegura que no haya dos vehículos iguales, aunque algunos comparten el acabado Riverwood de 5000 años de antigüedad, procedente de los antiguos Fenlands de East Anglia.

Debido a la confidencialidad entre vendedor y cliente, Bentley no puede revelar la identidad de los compradores ni hacia dónde se dirigirán los automóviles, pero tenemos el ejemplo de un cliente. Uno de esos coches se exhibió en el Goodwood Festival of Speed y ahora Bentley ha proporcionado un desglose completo de la personalización.

Bentley Bacalar (2)

El Bacalar que te mostramos tiene un acabado en un Sunset Orange a medida con llantas tricolores de 22 pulgadas en gris oscuro satinado con caras pulidas y detalles en negro brillante. La idea era crear el contraste perfecto entre las ruedas y el vibrante color exterior. 

Las rejillas de ventilación del capó, los espejos laterales y las jorobas eléctricas detrás de los asientos están acabados en fibra de carbono satinada, también para brindar un poco de contraste.

El interior es blanco y negro, con detalles en naranja mandarín. Un acabado técnico de fibra de carbono satinado se extiende de un lado a otro de la cabina. Otros aspectos destacados incluyen Alcantara, metales satinados en acabados negro, tinte oscuro y cromo brillante, e inserciones de fibra de carbono en brillo y satén.

El precio inicial de este súperdeportivo ha sido de aproximadamente 2 millones de dólares (mismo precio en euros), pero dado el nivel de personalización, nadie sabe cuánto cuesta este modelo en particular. Nunca lo sabremos.

Y además

Buscador de coches