Pasar al contenido principal

Este Bugatti Veyron con escape de titanio no suena, ¡atruena!

Bugatti Veyron escape de titanio

Advertencia: cuidado con el volumen si usas cascos

Un Bugatti Veyron con escapes de titanio no es tampoco una revolucionaria novedad. Y es que de serie, Bugatti ya incorpora este material en ellos; pero en esta ocasión, la configuración que han añadido es un tanto especial: evita los resonadores y esto quiere decir que se conecta directamente desde los convertidores catalíticos en la parte posterior.

Este sistema de escape del Bugatti Veyron se llama RYFT y dejando de lado toda su ingeniería y mecánica, lo que básicamente consigue es que uno de los coches deportivos más exóticos del planeta se convierta en algo todavía más exótico y estridente. Y más cosas, pero primero te dejaré que compruebes el sonido por ti mismo (podrás escucharlo al natural en torno al minuto 4:00).

 

 

Houston Crosta, que es el propietario de Royalty Exotic Cars, especializados en modificar coches de alto nivel como este Bugatti Veyron (ya convirtieron otro a tracción trasera), explica también que el escape de titanio RYFT consigue exprimir entre un 10 y un 15% más de potencia.

No te pierdas: ¿Quieres ver un Audi RS6 a saco? Pues mira

En pruebas en el dinamómetro, este unidad en particular había conseguido registrar en torno a 897 CV de potencia y 1.232 Nm de par, procedentes de su motor W16 con cuatro turbos y 8.0 litros; y si tenemos en cuenta que siempre se pierde algo de poderío en este banco de pruebas (en torno a un 20%), esa cifra estará, bien a gusto, por encima de los 1.000 CV y rozando los 1.500 Nm de par. 

En fin, que estos chicos saben como sorprendernos… Tal y como apuntan los chicos de ‘Road and Track’, no todo el mundo se atreve a hacer diabluras a un coche cuyo etiqueta del precio tiene más de seis números. 

Etiquetas:

Coches deportivos

Y además

Buscador de coches