Pasar al contenido principal

Este Bugatti Veyron con escape de titanio no suena, ¡atruena!

Advertencia: cuidado con el volumen si usas cascos

Imagen de perfil de Rebeca Álvarez
Bugatti Veyron escape de titanio

Un Bugatti Veyron con escapes de titanio no es tampoco una revolucionaria novedad. Y es que de serie, Bugatti ya incorpora este material en ellos; pero en esta ocasión, la configuración que han añadido es un tanto especial: evita los resonadores y esto quiere decir que se conecta directamente desde los convertidores catalíticos en la parte posterior.

Este sistema de escape del Bugatti Veyron se llama RYFT y dejando de lado toda su ingeniería y mecánica, lo que básicamente consigue es que uno de los coches deportivos más exóticos del planeta se convierta en algo todavía más exótico y estridente. Y más cosas, pero primero te dejaré que compruebes el sonido por ti mismo (podrás escucharlo al natural en torno al minuto 4:00).

 

 

Houston Crosta, que es el propietario de Royalty Exotic Cars, especializados en modificar coches de alto nivel como este Bugatti Veyron (ya convirtieron otro a tracción trasera), explica también que el escape de titanio RYFT consigue exprimir entre un 10 y un 15% más de potencia.

No te pierdas: ¿Quieres ver un Audi RS6 a saco? Pues mira

En pruebas en el dinamómetro, este unidad en particular había conseguido registrar en torno a 897 CV de potencia y 1.232 Nm de par, procedentes de su motor W16 con cuatro turbos y 8.0 litros; y si tenemos en cuenta que siempre se pierde algo de poderío en este banco de pruebas (en torno a un 20%), esa cifra estará, bien a gusto, por encima de los 1.000 CV y rozando los 1.500 Nm de par. 

En fin, que estos chicos saben como sorprendernos… Tal y como apuntan los chicos de ‘Road and Track’, no todo el mundo se atreve a hacer diabluras a un coche cuyo etiqueta del precio tiene más de seis números. 

Y además