Estos son los Bugatti Veyron más especiales de su producción

Hoy echo un vistazo atrás para repasar cuáles fueron las versiones especiales del Veyron, odas al lujo y a la exclusividad.

Las ediciones especiales del Bugatti Veyron son ya parte de la historia del automóvil de lujo y altas prestaciones. Ediciones con las que la marca intentaba rascar euros extra a base de exclusividad, estilo y glamour, herramientas de marketing con las que captar la atención de los multimillonarios dispuestos a gastar montañas de dinero. Desde el primer momento, Bugatti supo jugar muy bien esta baza, creando ediciones prácticamente con todas las versiones del Veyron. Hoy, ya con el Bugatti Chiron en la línea de montaje, echo un vistazo atrás para repasar todas las ediciones especiales del Bugatti Veyron. ¡Lo difícil es elegir una!

 

Bugatti Veyron fbg par Hermés

Empiezo este viaje por los Bugatti Veyron más especiales con el primero en lucir palmito: el Bugatti Veyron fbg par Hermés. Se trataba de una colaboración especial con la firma de moda francesa, que vestía el interior de este Veyron con los mejores cueros. La broma no era barata, ya que podía llegar a costar hasta 600.000 euros más que un Veyron normal. No se sabe cuántos Hermés se fabricaron, pero podrían ser más de cinco.

 

Bugatti Veyron Sang Noir

No te lo pierdas: estos son los orígenes del Bugatti Chiron: ¡una historia de exclusividad!

El Bugatti Veyron Sang Noir llegó poco después, luciendo un aspecto siniestro gracias a su carrocería exterior completamente pintada en color negro. En cambio, en el interior se optó por darle un contraste muy potente, con un interior único tapizado en cuero naranja oscuro que llamaba realmente la atención. Estaba inspirado en el Bugatti Atlantique 57S de 1930 y también estrenó unas llantas que seguirían muchos años en la gama del Veyron.

 

Bugatti Veyron Pur Sang

En el Salón de Frankfurt de 2007 nacía el Bugatti Veyron Pur Sang, una versión muy exclusiva con la que mostraba las posibilidades de personalización en términos de materiales: en el exterior se combina el aluminio cromado con la fibra de carbono. Este tipo de mezclas seguirán muy presentes en el futuro del Bugatti Veyron. Se fabricaron cinco ejemplares de este Veyron Pur Sang y uno de ellos se encuentra en nuestro país, propiedad del futbolista del Real Madrid Karim Benzema.

Bugatti Veyron Blue Centenaire

El año 2009 fue muy especial para Bugatti: ¡celebraban su centenario! El primer regalo que ofrecieron al mundo, en el Salón de Ginebra de 2009, fue el Bugatti Veyron Blue Centenaire. La principal novedad era su curiosa combinación de colores, con el clásico azul de Bugatti pero terminado en color mate. Una unidad única que ya estaba vendida antes de presentarse.

 

Bugatti Veyron Centenaire

Poco después, en el Concurso de Elegancia Villa d’Este de 2009, Bugatti presentaba su homenaje más serio al centenario de la marca, presentando cuatro Veyron exclusivos que homenajeaban al pasado de la marca y a cuatro de los mejores pilotos de la firma: Jean-Pierre Wimille, Achille Varzi, Malcolm Campbell y Hermann Zu Leiningen. Las cuatro combinaciones de colores se toman directamente de los coches de competición que usaron estos pilotos: Bleu France, Rosso italiano, British racing green y Deutsches reinweiss. ¡Espectaculares!

 

Bugatti Veyron Sang Bleu

Llegamos a la versión descapotable del Veyron con el Sang Bleu, una edición especial presentada también en 2009 pero en el otro lado del charco, en el Concurso de Elegancia Pebble Beach, donde por primera vez se jugaba con otro material que se pondría muy de moda en Bugatti: la fibra de carbono tintada. En este caso, la fibra de carbono azul se combinaba con los bajos el aluminio cromado. El interior marrón ponía la guinda a un conjunto espectacular: en teoría era un ejemplar único, pero no sabemos si finalmente se produjo alguno más con esta combinación de colores.

 

Bugatti Veyron L’Or Blanc

No te lo pierdas: este es el Bugatti Veyron de Cristiano Ronaldo

Este proyecto volvió a dar una nueva vuelta de tuerca a los materiales utilizados en el Veyron: en este caso el protagonista era la porcelana. En colaboración con la casa Königliche Porzellan-Manufaktur de Berlín, Bugatti creó un Veyron espectacular. Los revestimientos de porcelana se podían encontrar tanto fuera como dentro y su precio no bajaba de 1.65 millones de euros. Con el tiempo, varios fueron los Veyron que se fabricaron con esta peculiar combinación de materiales, incluso también en otros colores, como un ejemplar en negro/rojo.

 

Bugatti Veyron Vitesse WRC

Con la llegada del Veyron más deportivo, el SuperSport y el Vitesse (coupé y descapotable), la marca creó sendas ediciones especiales bautizadas como WRC (World Record Car). Estas celebraban el récord de velocidad de esta bestia: el Vitesse consiguió una velocidad punta de 408,84 km/h, colocándose como el vehículo descapotable más rápido del planeta. Se fabricaron ocho ejemplares del Vitesse WRC a dos millones de euros cada uno. ¡Casi ná!

Bugatti Veyron Venet

El arte y el lujo suelen ir de la mano, por eso, Bugatti decidió llamar al escultor francés Bernar Venet para crear una edición limitada del Veyron descapotable, especialmente pensada para los coleccionistas de arte. Se presentó en la Ace Gallery de Beverly Hills y algunas fuentes afirman que se llegaron a producir 17 ejemplares. Los cambios afectaban a la estética, dando al conjunto un aspecto de bronce gastado y de óxido, mezclado con numerosas fórmulas matemáticas inscritas tanto en el exterior como en el interior. Curioso, muy curioso.

 

Bugatti Veyron ‘Les Legendes’

Bugatti estaba tardando más de la cuenta en vender las últimas unidades del Veyron, por lo que decidió tomar cartas en el asunto. Decidieron crear seis Bugatti Veyron exclusivos que homenajeaban a leyendas de la marca, personas que tuvieron una importancia histórica en el desarrollo de Bugatti. Con espectaculares combinaciones de colores, Bugatti creó distintas opciones a cual más apetecible, solamente se fabricarían tres ejemplares de cada uno, por lo que de un plumazo, se sacaba de la manga 18 ejemplares del Veyron más caro y exclusivo.

No te lo pierdas: los 9 detalles del Bugatti Chiron que te harán palidecer

La primera fue el Veyron Jean-Pierre Wimille, con una combinación de colores histórica en dos tonos de azul, con la misma combinación también en el interior. El segundo fue el Veyron Jean Bugatti, espectacular con su diseño completamente negro y un refinado interior en marrón oscuro. El tercero homenajeó a Meo Constantini, con una curiosa combinación de azul Bugatti con cromado y un interior marrón y azul. El Bugatti Veyron Rembrandt es mi favorito y está dedicado al hermano de Ettore Bugatti, Rembrandt Bugatti. Uno de los escultores más notables de la época famoso por su elefante bailador. La combinación de tonos marrones es simplemente para quitarse el sombrero. La quinta leyenda se bautizó como Veyron Black Bess y estaba inspirada en el Bugatti Type 18 ‘Black Bess’ del pionero de la aviación en Francia, Roland Garros. Para finalizar esta exclusiva serie, se decidió homenajear al creador de la marca: Ettore Bugatti. Combina la fibra de carbono azul, el azul mate y el aluminio cepillado con el marrón en el interior: ¡espectacular!

 

Bugatti Veyron LaFinale

El Veyron LaFinale puso el punto y final a la producción del Bugatti Veyron. Creado para el mayor coleccionista de Bugatti, poseedor también de varias ‘Legendes’, y que vive más cerca de lo que jamás pensarías, este Veyron luce una espectacular combinación de colores, con fibra de carbono burdeos con el negro, mientras que en el interior el color beige se combina con el rojo. En la última foto de la galería podrás ver este ejemplar con el primer Veyron fabricado, el primero y el último de un coche que ya es parte de la historia más dorada del automóvil.

Te recomiendo que eches un vistazo detallado a la galería porque vale la pena deleitarse con estas joyas, yo ya te digo, me quedo el Bugatti Veyron Rembrandt, ¿tu con cual te quedas?

 

Lecturas recomendadas