Ferrari one-off, ¿qué hay que hacer para comprar uno?

Que Ferrari te fabrique un coche exclusivamente para ti mola, pero ya te adelanto que el proceso de compra no es algo sencillo.

Comprar un Ferrari one-off requiere, para empezar, dinero, mucho dinero, pero se necesita algo más. Muchos son los rumores que circulan por nuestros bares cuando se habla de comprar un Ferrari: que el primero tiene que ser rojo, que solo te lo venden si eres amigo del comercial, que la lista de espera es de varios años. La mayor parte de esas afirmaciones son falsas, pero los one-off, los deportivos fabricados a medida por Ferrari, son harina de otro costal.

No te lo pierdas: este es el Ferrari LaFerrari Aperta, ¡ahora sí que sí!

Nuestros compañeros de Autocar pudieron entrevistar al director comercial de Ferrari, Enrico Galliera, y nos dejó algunos datos curiosos e interesantes sobre el departamento más exclusivo de una de las marcas más exclusivas. Como te podrás imaginar, que una marca como Ferrari te fabrique un coche a medida está reservado a los mejores clientes, pero no solo a los más ricos, sino a los que sientan más pasión por la marca y su historia.

Para empezar, es Ferrari quien elige a los potenciales clientes de su programa one-off. La marca quiere asegurarse que quien compra un one-off lo hace por su adoración hacia la marca, no para invertir o hacer negocio con ello. “buscamos aquellos que respiran Ferrari y aprecian cómo de especial es un Ferrari one-off.” Comentaba Galliera.

Por supuesto, para llegar a esa posición debes ser un buen cliente de la marca, pero no hay límites en plan: necesitas tener 20 Ferrari. Una vez seleccionado por la marca, prepárate para perder mucho tiempo creando el coche: ¿puede haber algo más molón que pensar cómo quieres tu Ferrari único? No lo creo. Lo que sorprende es el desarrollo del coche: se tardan entre 18 y 24 meses aproximadamente y serás tu quien colaborarás directamente con diseñadores e ingenieros para crear tu Ferrari ideal.

“El tiempo de preparación depende de lo claro que tengas tu idea. También depende el tipo de coche que quieras y la complejidad técnica que puede tener el proyecto”. Comentaba Galliera. Ferrari ofrece toda su gama de modelos sobre la que basar tu one-off. Eso significa que puedes elegir entre V8 o V12, con motor delantero o central trasero, eso sí: el motor y la transmisión son exactamente las mismas que en los modelos de serie.

Eso sí, los clientes no tienen libertad absoluta: todo tiene que tener una lógica y la marca pone unos límites. Por ejemplo, si quieres un Ferrari rosa desproporcionado y sin sentido, la marca dirá no, si quieres sacarte de la manga una versión más deportiva de un Ferrari California T, tampoco podrás. “Te llevarás un Ferrari único, pero será el diseño el protagonista, no las prestaciones”. Una vez diseñado y desarrollado, prepárate para esperar.

Galilea afirma que la lista de espera para los proyectos one-off llega hasta 2021. “Tiene que ser algo extremadamente limitado. Aunque ahora ya tenemos una larga lista de clientes en este proyecto, seguimos captando nuevos”. Si quieres un Ferrari one-off, probablemente lo más difícil será que Ferrari te elija, pero una vez conseguido, prepárate también para sacar una montaña de dinero del banco: el precio del coche rondará los tres millones de euros.

También deberás estar preparado para conducirlo: desde Maranello se mira muy de cerca quien se compra un Ferrari para tenerlo encerrado en el garaje esperando que suba de precio o quien se compra un Ferrari para disfrutar, para pasarlo bien, para gozar. Teniendo en cuenta este último punto, parece que en España tardaremos mucho en ver un one-off por nuestras calles.

Lecturas recomendadas