Pasar al contenido principal

¿Fue el Audi A3 3.2 el perfecto 'sleeper'?

Audi A3 V6 2003

Ah, se le ve adorable, ¿no crees?

El Audi A3 3.2 era el claro ejemplo de que las apariencias engañan; algo que, en el mundo ‘petrolhead’, le convertía en un auténtico ‘sleeper’. Pero, ¿fue este Audi el mejor ejemplo de lo que la palabra ‘slepper’ viene a definir?, ¿cuál es nuestra opinión sobre el Audi A3 3.2 FSI?

No te pierdas: El futuro Audi R8, ¿será híbrido o eléctrico?

Esta es la forma en la que se llama a aquellos coches con motores de alto rendimiento y/o prestaciones elevadas que aparentan ser coches mucho más dóciles y básicos. Y este, sin duda, lo cumplía a la perfección.

La segunda generación del Audi A3 (Audi A3 Mk2), diseñada por Walter de’Silva, fue presentada en el Salón de Ginebra de 2003 con carrocería de tres puertas y su gama mecánica estaba formada básicamente por bloques de cuatro cilindros, nuevos motores gasolina FSI (Fuel Stratified Injection). 

Sin embargo, a mediados de ese año, los de Ingolstadt decidieron añadir dos versiones más deportivas: un 2.0 Turbo FSI con 200 CV y (¡sorpresa¡), un propulsor VR6 de 3.2 litros con 250 CV; en este último, la tracción quattro con diferencial Haldex venía de serie, aunque permitía elegir entre cambio manual de seis velocidades o S tronic automático de doble embrague, también con seis marchas. 

 

Audi A3 V6 2003

 

No era el único de su especie en la época… De hecho, compartió escenario con otro de los coches deportivos con pedigrí, su primo el Volkswagen Golf R32, pero lo que hacía especial al Audi A3 3.2 V6 era la forma en la que hacía gala de su deportividad.

Estéticamente, no había nada en él que delatará lo que se escondía en sus entrañas, dado que era posible eliminar incluso la insignia ‘3.2’ y montaba elementos muy discretos tales como las llantas de 17 pulgadas. Pero no era fácil encontrar un ápice de la deportividad que corría por sus venas en todo su ser…

Si me apuras, tan solo los más avispados podrían ser capaces de identificarlo gracias a la doble salida de escape en el lado izquierdo, pero ahí quedaba la cosa (tampoco había revelaciones en el interior, básico, pero de buenos acabados, en línea con la filosofía de la marca). 

 

Audi A3 V6 2003

 

En otras palabras, mantenía todo lo positivo del Audi A3 estándar -que como ha demostrado el recién presentado Audi A3 Sportback 2020 siendo uno de los coches compactos más destacados del mercado- en cuanto a imagen y versatilidad pero aseguraba a su conductor o propietario un buen paquete de sensaciones para aquellos momentos en los que estaba cansado de ser como el resto. 

Era capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en solo 6,5 segundos y alcanzar una velocidad máxima electrónicamente limitada de 250 km/h; ahora bien, tú eras el encargado de 'despertar' todos esos números o de dejarlos dormidos para pasear tranquilamente sin asustar a la manada. 

Buscador de coches

Y además