Pasar al contenido principal

El Koenigsegg Regera, agotado. Todo vendido. Sold out

La marca confirma que las 80 unidades de su hiperdeportivo híbrido de 1.500 CV están vendidas.

Buenas noticias para el fabricante, que acaba de colgar el cartel de ‘Koenigsseg Regera, agotado’ en la puerta de su factoría… pero malas noticias para ti, que quizá aspirabas a uno de ellos. Sentimos confirmarte que se ha vendido cada unidad de las 80 programadas para su producción. Ojo, que estamos ante la serie más numerosa de un modelo en la corta (pero increíblemente rápida) historia de la marca.

“El Regera es un nuevo hito para Koenigsegg Automotive”, explica el jefe de la empresa, el mismísimo Christian von Koenigsegg. “Ha sido nuestro mayor desafío técnico y, como tal, nuestro mayor triunfo técnico. Que nuestros clientes y distribuidores hayan visto y apreciado el trabajo que hemos llevado a cabo en este vehículo es un motivo de gran orgullo para cada integrante de la compañía”, añade.

Y la verdad es que la tarea ha sido ingente. El Koenigsegg Regera conforma, junto al Agera RS, la gama ‘gran turismo’ de la marca. Esta frase no deja de ser sorprendente, ya que hablamos de un sistema con tres motores eléctricos (uno en cada rueda trasera y otro en el cigüeñal), asociados a un propulsor V8 biturbo: ofrece 1.500 CV. ¿El par? Un montón: casi 2.000 Nm.

Todo esto va al eje trasero (y únicamente al eje trasero) gracias a la configuración ‘Direct Drive’ de Koenigsegg, que elimina la caja de cambios convencional y adopta en su lugar un dispositivo hidráulico con capacidad de bloqueo.

Vídeo: así quema rueda un Koenigsegg Regera de 1.500 CV

Aunque no entiendas el significado de lo que acabas de leer, no necesitarás conocimientos específicos para comprender la velocidad pura. Pasa de 0 a 100 en 2,8 segundos y alcanza los 400 km/h. Oh, también va de 144 a a 250 km/h en 3,2 segundos.

Es algo muy apropiado para este mundo de locos. Pero vas a ver el triste letrero de ‘Koenigsegg Regera, agotado’ si quieres hacerte con uno. Lo sentimos.

Lecturas recomendadas

Lo último en Top Gear