Pasar al contenido principal

Koenigsegg Agera RS1: ¡un nuevo one-off para Nueva York!

Esta vez los elegidos han sido el blanco, el negro y el azul.

Lo sé, ya te imaginas lo que vas a ver en la galería, pero oye, ¡no me puedes decir que no es espectacular! Se trata del Koenigsegg Agera RS1 y se va a presentar en el Salón de Nueva York 2017. Se trata de uno de los primeros Koenigsegg Agera RS con destino en los Estados Unidos y la verdad es que es una auténtica pasada.

Te interesa: ¡El detalle más molón (y curioso) de un Koenigsegg Agera!

Deja que te recuerde que el Koenigsegg Agera RS es probablemente la última serie del Agera antes que el Koenigsegg Regera sea protagonista absoluto en Tollhattan. Se podría decir que es el Agera definitivo, con el kit de potencia más salvaje y las aplicaciones aerodinámicas que mejoran el downforce y la efectividad tanto a alta velocidad como en las zonas más reviradas.

Christian von Koenigsegg anunció que se iban a fabricar 25 unidades del Agera RS. A día de hoy ya hemos visto unos cuantos: como por ejemplo el Koenigsegg Agera RS Gryphon que se fue uno de los hiperdeportivos más alucinantes del Salón de Ginebra 2017, el Koenigsegg RS Nayara o el Koenigsegg Agera XS, el primero en ser homologado en EEUU. Pero hoy toca hablar del Koenigsegg Agera RS1.

 

 

El comprador de este espectacular hiperdeportivo sueco ha optado por una combinación de color bastante clásica: la fibra de carbono se ha pintado en color blanco, con detalles en color negro y elementos en fibra de carbono sin pintar, como el alerón trasero. El toque de color lo pone un azul pitufo que llama la atención, especialmente en el interior donde es el gran protagonista.

Bajo el capó, el V8 biturbo de cinco litros alcanza los 1.360 CV y está asociado a una caja de cambios automática de siete velocidades. Con un peso total de 1.394 kilos, esta bestia es capaz de acelerar de cero a cien en 2,8 segundos y los 300 km/h en apenas 12,3 segundos. También es capaz de alcanzar los 1.8 G de fuerza máxima, misma cifra que consigue el Dodge Challenger SRT Demon en aceleración.

Todo el arsenal tecnológico concebido para ser el más rápido tanto en línea recta como en curvas se combina con un equipamiento de auténtico superlujo: climatizador, asientos eléctricos, pedales ajustables, navegador. Es radical, sí, pero también podrás sobrevivir con él más allá de tu circuito favorito. ¡Cómo no quererlo! Una pasada. ¿Su precio? Te da igual, todos los Koenigsegg Agera RS están agotados.

Lecturas recomendadas