Pasar al contenido principal

McLaren 765LT: ¡con 4 escapes centrales y mucho Rock'n Roll!

McLaren 765LT
¿Qué no se puede mejorar un producto redondo? Já.

Se llama McLaren 765LT y si el Salón de Ginebra no se llega a cancelar, habría sido, sin lugar a dudas, uno de los coches deportivos que más fotos se habrían llevado. Hablamos de la versión más radical sobre la base del McLaren 720S, una versión Long Tail que iguala las prestaciones del McLaren Senna para poner las cosas muy complicadas a Ferrari, Lamborghini o Porsche.

Una versión enfocada en el circuito pero creada para ser disfrutada también en carretera abierta. Y es que el McLaren 765LT mejora en todos los frentes: diseño, prestaciones, comportamiento, agilidad. Es más potente, más ligero y con mejor aerodinámica, por lo que las cifras son absolutamente incuestionables.

 

Un motor explosivo y salvaje

El Motor V8 biturbo de 4.0 litros de McLaren es una de las cosas más bestias que jamás se han desarrollado en el mundo del automóvil. Es un propulsor con un carácter salvaje, capaz de dejarte pegado al asiento de una manera brutal. En esta nueva vuelta de tuerca, se queda justo a medio camino entre el 720S y el Senna, con el que iguala la cifra de par.

 

 

Genera 765 CV, tal como indica su nombre, y 800 Nm de par. Envía toda esa potencia descomunal al eje trasero a través de una transmisión de doble embrague con una nueva gestión electrónica, más orientada a circuito. Sus prestaciones son una auténtica barbaridad, aún más gracias a su dieta extrema.

 

Más potencia y menos peso

Una característica de todas las versiones LT de McLaren es la rebaja del peso final. En el caso del 765LT se consiguen 80 kg menos, gracias a elementos como unas llantas más ligeras, unos buckets de fibra de carbono, su sistema de escape de titanio o ciertos elementos de confort que dicen adiós, como la radio o el climatizador.

 

McLaren 765LT

 

¡Incluso las moquetas pueden llegar a desaparecer de su habitáculo! Con todo esto, el peso del McLaren 765 LT se queda en unos míseros 1.339 kg, una cifra absolutamente brutal dado el potencial de su motor. Consigue acelerar de cero a cien en 2,8 segundos, una décima menos que el 720S, y su velocidad máxima es de 330 km/h.

Sin embargo, la cifra más espectacular quizás sea la de la aceleración de 0 a 200 km/h, en solo 7,2 segundos. ¡Qué bestialidad!

 

McLaren 765LT: con un diseño radicalizado

Por supuesto, el diseño del McLaren 765LT se ha revisado para mejorar su apariencia. En el frontal destaca un nuevo paragolpes con tomas de aire de mayor tamaño, nuevos aletines aerodinámicos en los faldones inferiores y, por supuesto, una trasera completamente rediseñada.

 

McLaren 765LT

 

En todas las versiones Long Tail, que significa 'trasera alargada' encontramos una mayor longitud de la zaga, con elementos completamente nuevos. En el caso del McLaren 765LT destacan de manera especial los cuatro escapes situados en posición central y en todo lo alto. Sin duda, la característica estética más importante de este deportivo.

El difusor también es clave para una aerodinámica muy trabajada, donde destaca el alerón trasero con tres posiciones y que también hace las funciones de aerofreno. Por supuesto, se mantiene toda la carga tecnológica del McLaren 720S, como el control de tracción que permite deslizar el eje trasero a voluntad del piloto: ¡un modo drift en toda regla!

McLaren arrancará su comercialización con la llegada del calor veraniego y las primeras entregas se esperan para finales de año. ¡Un coche absolutamente espectacular se mire por donde se mire!

Todo sobre McLaren

Versiones de McLaren 720S

Buscador de coches

Y además