Pasar al contenido principal

Mercedes SLK 32 AMG, la potente versión que no todos conocen

Mercedes SLK 32 AMG
Con más de 350 CV.

Más de 300 CV, tracción trasera y ausencia de techo… Parecen argumentos muy convincentes, ¿verdad? El Mercedes SLK 32 AMG se lanzó a principios de siglo y con él la marca puso a disposición de sus clientes el deportivo más divertido de la gama entonces. Y es que con su bajo peso el roadster de Mercedes se convertía en un auténtico juguete con el que podías dejar atrás los problemas. Aunque solo fuera por un momento.

No te pierdas: BMW 320is, una clara alternativa al maravilloso M3

El alemán, que tenía en su oferta versiones potentes pero no tan capaces como esta, contaba con unas prestaciones adictivas gracias a un peso contenido y una potencia superior a 350 CV. Se trataba del Mercedes SLK de primera generación, el R170, un coche que había nacido para ampliar la oferta de descapotables y hacerlo con un cabrio más sencillo, de peso más contenido.

Entre tanto, tras algunos años la marca lanzó una versión muy especial, el Mercedes SLK 32 AMG. No demasiado conocido, este modelo se basaba en el Mercedes SLK 320. La división deportiva trabajó para concluir con un producto realmente interesante, con un aumento de potencia de 136 CV con respecto al modelo en el que se basaba. De esta manera, terminaban con unos brutales 354 caballos de potencia que, por supuesto, seguían transmitidos a las ruedas traseras.

VÍDEO: El Mercedes 300 SL alas de gaviota, como NUNCA antes lo habías VISTO

El Mercedes SLK 32 AMG montaba un motor V6 de 3.2 litros. Su peso no era bajo pero contaba con menos de 1.500 kg. Gracias a la potencia de 354 CV conseguíamos una relación peso/potencia de 4,2 kg/CV, con lo que el deportivo podía acelerar en 5,2 segundos, un valor destacado para el año en el que se vendía. Montaba caja de cambios automática de cinco velocidades, creando en definitiva un conjunto realmente apetecible.

El piloto alemán Bernd Schneider, varias veces campeón de turismos en Alemania, colaboró en la puesta a punto del modelo, y es que las suspensiones, frenos y chasis estaban revisados, mejorando la dinámica del SLK. La marca comenzó la comercialización del Mercedes SL 32 AMG en primavera de 2001, con idea de producir solo unas 2.000 unidades al año. El mercado estadounidense fue uno de los que más unidades recibió. En nuestro país, donde encontramos muy pocas unidades, podemos encontrarlo actualmente por 25.000 euros en algunos casos. Es una suma muy alta pero es un coche muy especial.

Etiquetas:

coches clásicos

Y además

Buscador de coches