Pasar al contenido principal

Mini John Cooper Works GP 2020: ¡lo desearás con todas tus ganas!

Babea cuanto quieras. Está justificado.

BMW lo está haciendo muy bien con Mini. Te podrá gustar más o menos en lo que ha derivado la firma británica, pero es innegable que el éxito comercial es un hecho. Tanto es así que ahora ya hay un montón de versiones del pequeño utilitario de Reino Unido, y las más picantes son unos coches deportivos la mar de divertidos. Y esa es precisamente la línea en la que va el nuevo Mini John Cooper Works GP 2020, un modelo por el que puedes babear lo que te apetezca. Pocas veces ha estado tan justificado. ¿Quieres conocerlo a fondo? Pues sigue leyendo y ve cogiendo lápiz y papel para escribirle tu carta a los Reyes Magos.

Te interesa: Evolución del Mini John Cooper Works GP

Mini John Cooper Works GP 2020: ¡el más potente de siempre!

Así que ya sabes que hay buenas noticias. Mini se ha vuelto tan loco como pensábamos con el Mini John Cooper Works GP 2020 y esperamos lo mejor de él. Solo hay que echarle un vistazo a su estética. ¿Esos pasos de rueda son de verdad? ¡Sí, lo son! Están fabricados en plástico reforzado con fibra de carbono reciclado de la producción de los BMW i. Y no me hagas hablar del alerón trasero... ¡qué bestia! Es perfecto y grita a los cuatro vientos que estamos ante el Mini más deportivo que ha habido jamás.

Tanto es así que Bernd Körber, uno de los mandamases de la marca, no es un coche que muchos de sus propietarios vayan a utilizar diariamente. "Para la mayoría es una pieza especial de su colección de Mini". Además, para todo aquel que tenga una selección de este tipo le enorgullecerá contar con el Mini GP 2020 en el garaje, pues tan solo se fabricarán 3.000 unidades. Todavía no se ha desvelado cuánto costará cada ejemplar ni cuántos llegarán a España, pero se podrá comprar en marzo y su precio podría rondar los 50.000 o 55.000 euros.

Mini John Cooper Works GP 2020 trasera

A nivel mecánico es un espectáculo. El hecho de que incorpore el conocido bloque de BMW de 2.0 litros biturbo de cuatro cilindros con 306 CV le convierte en el Mini más potente de siempre. El par motor máximo tampoco se queda corto, con 450 Nm. Y de gestionar toda esa fiesta se encarga una caja de cambios automática de ocho velocidades. Lógicamente, sus prestaciones son estupendas, gracias en parte a un sistema de bloqueo mecánico del diferencial instalado en el eje delantero, que es el motriz. Acelera de 0 a 100 km/h en 5,2 segundos y alcanza una velocidad máxima de 265 km/h.

Para terminar con todo el jolgorio, el Mini John Cooper Works GP 2020 tiene una nueva suspensión que hace que el vehículo sea 10 mm más bajo. Pero también incorpora algunos elementos mecánicos específicos, un chasis reforzado, unas llantas de 18 pulgadas que pesan 9 kg menos o un modo especial GP para el DSC que evita que el control de tracción y el de estabilidad no interrumpan tu diversión hasta que vean que estás en las últimas. Bendita (o maldita) lotería de Navidad...

Y además