Pasar al contenido principal

¿Es el nuevo BMW 850i un digno sucesor de su 'abuelo'?

BMW Individual M850i Night Sky
Esos doce cilindros se echan de menos.

El BMW 850i es uno de los coches deportivos más interesantes que hay ahora mismo en el mercado. Como en todos los modelos, depende del enfoque y de lo que busques a la hora de comprar un vehículo nuevo. No obstante, no hay duda de que BMW ha hecho un trabajo excepcional con el nuevo BMW Serie 8. Un automóvil que lo tiene prácticamente todo en cuanto a deportividad, tecnología, comodidad e incluso espacio, dependiendo de los ocupantes y el equipaje. Ahora bien, un modelo con esa historia siempre tiene que estar atento de si respeta la filosofía de su predecesor. Dicho esto, ¿es el nuevo BMW 850i un digno sucesor de su 'abuelo'?

BMW 850i. ¿Qué le hace tan especial?

¿Qué es lo que nos gusta tanto del nuevo BMW 850i? Pues mira, curiosamente voy a empezar por lo negativo. Que el modelo nuevo no tenga el mítico V12 de 24v de los 850 de antaño es comprensible debido a las homologaciones de consumo y contaminación actuales. Pero eso no quiere decir que nos guste. De hecho, echamos (o al menos hablo por mí) muchísimo de menos el gorgoteo de esos 12 cilindros, un sonido que cada vez está más en desuso y que pocos fabricantes se atreven a mantener ya.

Por lo demás, casi todo es bueno en el BMW 850i que se vende ahora mismo. Si nos olvidamos de una configuración mecánica que tuviese más cilindros, cuando lleva la M delante (recuerda que su denominación oficial es BMW M850i)... es por algo. Cuenta con un propulsor V8 de 4.4 litros que no está nada, pero que nada, mal. Desarrolla una potencia de 530 CV superando por poco las 5.000 rpm, pero lo más interesante es su par motor máximo. Hablamos de 750 Nm que te dejarán pegado al asiento desde antes de llegar siquiera a las 2.000 rpm.

BMW M850i First Edition

Lo mejor es que la combinación de este motor con el cambio automático que tiene y la tracción xDrive a las cuatro ruedas dan como resultado un comportamiento magnífico en prácticamente todas las situaciones. La transmisión, a pesar de ser de convertidor de par, es bastante rápida y precisa. Y casa perfectamente con el enfoque de comodidad de este coche, pero también permite sacar su lado deportivo. Tiene ocho velocidades. Y la tracción total le da ese plus de seguridad y agarre en todas las situaciones.

Así que la respuesta es que sí. El BMW M850i es el perfecto sucesor del modelo de los '90. Con una serie de particularidades adaptadas a los tiempos actuales, pero no tendría ningún inconveniente en tener uno en mi garaje. ¡Ni mucho menos!

 

Y además

Buscador de coches