Pasar al contenido principal

La odisea de restaurar un Aston Martin Bulldog: ¿sabes de qué coche hablamos?

Restaurar Aston Martin Bulldog

Paciencia... pero merecerá la pena

El Aston Martin Bulldog fue un prototipo que Aston Martin lanzó en los años ochenta bajo el nombre de ‘Project K.901’. Por aquel entonces, quería convertirse en el coche de producción más rápido del mundo… pero las cosas no siempre salen como uno piensa. Tampoco aunque ese uno sea uno de los mejores fabricantes de coches de todos los tiempos.

No te pierdas: Así iban a ser los Aston Martin de 2020

El caso es que el Bulldog vio la luz como concept, pero no pasó de ahí; y eso que en 1981, en el circuito de pruebas MIRA (situado en las inmediaciones de Fennydrayton, en Reino Unido), logró una velocidad máxima de 308 km/h. A esto le ayudó un motor V8 de 5.3 litros con 600 CV y un coeficiente aerodinámico de 0.34.

Sin embargo, Aston Martin se dio cuenta de que llevarlo a producción sería demasiado caro para el negocio… y decidieron echarse atrás; seguro que para pesar de muchos soñadores del momento...

 

Restaurar Aston Martin Bulldog

 

Sin embargo, los chicos de Classic Motor Cars han decidido que un Aston Martin como ese no se merecía estar cogiendo polvo y se acaban de embarcar en una aventura única: restaurar el único Bulldog jamás fabricado y lograr con él el récord de velocidad que, originalmente, no pudo lograr: superar los 322 km/h. Una tarea nada sencilla que, estiman, les llevará 18 meses… vas a ver por qué. 

 

Restaurar un Aston Martin Bulldog, una labor de paciencia

Primero, porque para cumplir su objetivo necesitan devolver al Aston Martin Bulldog a su estado original, ya que asumen que la mayoría de sus componentes no funcionan y además, ha sufrido cambios que suscitan un gran interés en ellos. 

Por ejemplo, el coche original era gris y blanco y no verde pero no saben cuando se produjo ese cambio de color en la carrocería ni tampoco cuando le añadieron carburadores, entre muchas otras cuestiones. 

 

Restaurar Aston Martin Bulldog

 

Además, muchas de las piezas de este one-off son imposibles de conseguir… así que tendrán que fabricarlas a mano; eso sí, con la ayuda de alguno de los ingenieros que trabajaron en él en su lanzamiento. 

En su página web, CMC asegura que ya han dado el primer paso para ello: “Hemos desmontado el vehículo por completo y fotografiado y catalogado cuidadosamente cada parte mecánica lista para restaurar o reemplazar más adelante”.

Y añaden: “el chasis se limpia con soda para eliminar todo rastro de sustratos y cualquier corrosión menor que pueda estar presente. Los paneles exteriores se están pelando a mano”. Ya ves, un trabajo duro y meticuloso para conseguir que este Bulldog resucite de la mejor forma posible.

 

Restaurar Aston Martin Bulldog

 

Aunque su idea es que se parezca lo máximo posible al de los ochenta, también son conscientes de que habrá algunos cambios, por sentido común. Y dado que quieren mejorar la fiabilidad del coche, tendrán que añadir algunos elementos modernos que favorezcan esa medida. 

¿Tienes ganas de saber más sobre esta restauración del Aston Martin Bulldog one-off? Nosotros también, pero parece que será un proceso largo y que habrá que echarle paciencia. Sin embargo, no te quepa duda de que te iremos contando cualquier novedad interesante al respecto. 

Foto apertura: Ed Bagnall

Buscador de coches

Y además