Opel quiere fabricar el GT Concept, pero aún no sabe cómo hacerlo

Opel, encuentra la manera. ¡Ya!

Imagen de perfil de Alex Aguilar

Si estuviste pendiente de las novedades presentadas en el pasado Salón de Ginebra 2016 -aquí tienes todos los coches de 2017-, seguro que no pasaste por alto la imagen de uno de los automóviles más espectaculares allí presentes: era todo un ejercicio de diseño de la firma alemana del rayo y suponía una auténtica regresión al pasado... mezclada a la perfección con las tecnologías más avanzadas que veremos en los próximos años. Opel quiere fabricar el GT Concept, pero aún no sabe cómo hacerlo. 

¿Te gusta el coche de las imágenes, verdad? Se llama Opel GT Concept -nosotros ya nos hemos podido subir a él-, y tiene unas cifras que quizá no te dejen sin habla: en un principio está pensado para equipar el mismo bloque motor que ya montan compañeros de la marca como el Adam o el Corsa de un litro de cilindrada y tres cilindros, con una potencia total de 145 CV. Pero no te adelantes: estará dotado de propulsión trasera y la gestión de la potencia estará encomendada a una caja automática de seis relaciones que podrá ser empleada a través de unas levas tras el volante. Y ahora viene lo mejor: en la marca afirman que el peso del conjunto no superará los 1.000 kg, con lo que podrá realizar el 0 a 100 km/h en unos ocho segundos pese a la contenida potencia de su propulsor. 

Opel Insignia Grand Sport 2017: el buque insignia ahora es menos barco

Que sí, que me podrás decir que eso no es nada y que existen muchos coches en el mercado capaces de dejar en la estacada -o estancada, como dice mi cuñado- al prototipo germano. Y es cierto. Pero muy pocos tienen el mismo sabor clásico que tiene este vehículo -¿sabías que el Astra ha cumplido 80 años?-, cuyas formas guardan una similitud sobrecogedora con las que definieron la línea del Opel GT de la década de 1960. Opel quiere fabricar el GT Concept... y debería hacerlo, ¿no crees?

El problema viene cuando llega el momento de ponerse manos a la obra. Bueno, en realidad empieza antes: lo primero que hay que hacer antes de poder darle al botón de encendido en la máquina de hacer coches bonitos es cuadrar las cuentas. Y te aseguro que es un paso realmente difícil en un automóvil de estas características teniendo en cuenta que su volumen de ventas, en el mejor de los casos, será realmente contenido. Al tratarse de un modelo pensado para mejorar la imagen de la firma -sobre todo en su propio mercado-, el desarrollo del GT implica unos costes realmente elevados al no existir en su matriz ninguna plataforma con la que se pueda trabajar de las mismas características. 

Karl-Thomas Neumann, CEO de Opel, ha confesado recientemente a los medios de comunicación que Opel quiere fabricar el GT Concept, pero aún no sabe cómo: "La plataforma empleada es una complicación. Porque tomar prestadas piezas y elementos de otros vehículos es sencillo, pero el tener que invertir mucho dinero en el desarrollo de la base dificulta mucho el proceso". 

Afortunadamente, se lo están tomando en serio y están "trabajando en diferentes vías para llevarlo a la realidad", una de las cuales podría ser el empleo de una plataforma de MG, que actualmente pertenece a uno de los socios del grupo General Motors en China, aunque Neumann no quiso dar más información al respecto. Mientras llega, puedes echarle un vistazo a unos cuantos concept cars de 2016 que nos gustaría ver en 2017... y comenzar a cruzar los dedos. ¡Hagan su trabajo, por favor!

Lecturas recomendadas