Pasar al contenido principal

Opinión: ¿Por qué el Ferrari FF cambió la forma de pensar en Maranello?

Con tracción integral, maletero de 450 litros y cuatro plazas reales.

Imagen de perfil de Redacción Top Gear
Madrid Barça coches ferrari ff alves

Ferrari es una marca especializada en crear sueños con ruedas, crear algunos de los deportivos más salvajes de la historia: coches como el Ferrari 250 GTO, el Ferrari F40 de esta prueba o el brutal Ferrari 812 Superfast. Todos tienen algo en común: ser rápidos, precisos y emocionantes, buscan crear sensaciones únicas, dejando de lado en muchos casos cualquier elemento práctico o sensato. ¡Eso lo dejan para otros! Pero el Ferrari FF cambió la forma de pensar en Maranello y hoy te voy a mostrar por qué su lanzamiento será un punto importante en la historia de la marca.

A diferencia de los que muchos piensas, las carrocerías shooting brake no son nuevas en Ferrari. Tampoco los vehículos de cuatro plazas: coches como el Ferrari 456 GT o el Ferrari 612 Scaglietti ya eran buenos ejemplos de coches de lujo, amplios y enfocados al confort y con un cierto punto práctico, aunque no siempre consiguiendo el nivel de fiabilidad necesario para poder considerarse un coche pensado para un uso diario.

 

 

El desarrollo del Ferrari FF tuvo desde el primer momento un objetivo: conseguir un Ferrari para el día a día, utilizable, seguro, fiable y, por supuesto, emocionante. Debía ser un Ferrari, con todas las de la ley, con una imagen exclusiva y emocionante, pero también con un interior amplio, un buen maletero, seguro, confortable y eficaz. Por eso se decidió incorporar el sistema de tracción integral, para aportar un extra de seguridad, especialmente en mercados importantes para la marca donde el frío y la nieve son protagonistas buena parte del año, como en Suiza, Alemania o en muchas regiones de EEUU.

Pese a la ruptura brutal en términos de diseño (hasta la fecha los Ferrari 2+2 eran elegantes coupé de tres volúmenes) y un precio de casi 300.000 euros que lo convertían en el Ferrari más caro del momento, el éxito fue rotundo y apabullante. El salto en términos de fiabilidad respecto al 612 Scaglietti fuer brutal y muchos clientes vieron en este Ferrari un coche mucho más completo y verdaderamente utilizable, por fin un Ferrari para todos los días, un Ferrari que te cuida y hace que cualquier viaje sea, principalmente, agradable.

 

 

El Ferrari FF evolucionó en el Ferrari GTC4Lusso, manteniendo y optimizando esta fórmula de un Ferrari para todos los días. El nuevo modelo es más tecnológico y todavía mejora más en términos de calidad interior o sistemas de ayuda a la conducción. Por supuesto mantiene la tracción integral y mejora en un apartado clave para conseguir ser, de todas todas, el Ferrari de diario definitivo: un nuevo motor V8 sobrealimentado, más eficiente en términos de combustible, con un reparto de par mucho más utilizable, también a bajo régimen y un precio más bajo, que parte en torno a los 260.000 euros.

En Ferrari sigue siendo un modelo clave y las ventas siguen respondiendo muy bien. El Ferrari FF supuso una revolución que hoy sigue con el GTC4 Lusso y que culminará con la llegada del primer SUV de Ferrari, que ya prácticamente está confirmado que será una evolución de este mismo concepto. En Maranello se cambió el chip con el desarrollo del primer Ferrari pensado para usar todos los días y el futuro va por ese camino: poco a poco los Ferrari son más utilizables y mejor fabricados. Con la llegada del SUV, rival del Lamborghini Urus, no me cabe duda que este formato se convertirá en clave para la compañía. ¡Quién lo iba a decir en 2011!

Lecturas recomendadas