El SUV de Ferrari está en camino

¡Todo por la pasta! Y no 'a la carbonara', precisamente...

Imagen de perfil de Redacción Top Gear
¿Un SUV de Ferrari?

El asunto del Ferrari SUV da mucho que hablar y nos tiene totalmente desconcertados, sobre todo si tenemos en cuenta las declaraciones que hizo Sergio Marchionne el año pasado, relativas a su posible llegada en un futuro: "antes tendrán que pegarme un tiro". Con esas palabras, todo parecía indicar que los de la firma del cavallino tenían sus principios y no pensaban cambiarlos... hasta ahora. Pero, ¿en verdad está todo tan claro con el SUV de Ferrari? Desde luego que no.

Ferrari 812 Superfast: la nueva bestia de Maranello

Según afirman algunas fuentes cercanas a la firma afincada en Maranello, el equipo de desarrollo podría encontrarse trabajando en estos momentos en un nuevo todocamino -¿por qué se venden tantos SUV?- de corte deportivo con el que esperarían hacer frente a modelos como el Lamborghini Urus o el Aston Martin DBX. Aunque por el momento se desconoce por completo cualquier detalle relativo a su nuevo producto parece que el nombre en clave es Ferrari F16X, y que compartirá algunos elementos con el sucesor del GTC4 que también están preparando para 2020. Es decir, podríamos decir que quieren desarrollar coches 'más familiares' en tamaño. 

El jefe comercial de Ferrari, Enrico Galliera, ha explicado en declaraciones a Autocar cuáles son sus intenciones al respecto: "No estamos fabricando un SUV, porque un SUV no es un coche deportivo. Puede ser rápido pero no es un deportivo. Tampoco fabricaremos un cuatro puertas, porque aunque puede ser rápido, no es un deportivo". ¿En serio? Bueno... parece que no todo es blanco y negro.

¿Cuánto tendremos que esperar para verlo? En declaraciones a Bloomberg, Marchionne ha confirmado las especulaciones, afirmando que están considerando el SUV de Ferrari pero que les llevará cerca de “30 meses” tomar una decisión sobre su producción.

Y es que antes necesitan aprender cómo “gestionar la relación entre la exclusividad y la escasez de productos”. Y añaden: “vamos a equilibrar este deseo de crecer con una ampliación de nuestro portfolio de productos”. Lo más chocante es que los italianos podrían añadir un nuevo término -¡¡¿otro más?!!- FUV (Ferrari Utility Vehicle) y además, ¡sorpresa!, el SUV de Ferrari podría llegar como un coupé.

Sin embargo, tendría dos o cuatro puertas (todavía no lo tienen muy claro) pero las traseras estarían ocultas en la carrocería del Ferrari, quizá para no renunciar a ese espíritu deportivo que Marchionne intenta (o intentaba) defender con uñas y dientes para sus coches nuevos

 

 

El objetivo de los italianos es que el Ferrari SUV llegue en 2021 con un precio de unos 300.000 euros que, según sus previsiones, podría ayudar a casi doblar sus cifras de ventas anuales al acercarlas a las 16.000. Sí, ya sé que quieres más datos sobre su motor... pero por ahora no puedo decirte demasiado. Las opciones que se barajan son un bloque V8 de gasolina o una configuración híbrida, en cualquier caso siempre asociada a una tracción integral permanente. 

¿Te gusta la imagen superior? No tiene mala pinta, ¿verdad? Soñar es gratis. El Ferrari SUV no lo será... ni tampoco los que se convertirán en sus rivales, como es el caso del Lamborghini Urus, el Rolls-Royce Cullinan o el Aston Martin DBX, entre otros. Porque seguro que habrá más... ¿o pensabas que la fiebre SUV ya había llegado a su límite?

En un primer momento, el mercado asiático sería el principal objetivo del Ferrari SUV, particularmente China, donde podría contribuir, por su propia cuenta, a unas 2.000 ventas anuales. Marchionne se marchará de la compañía en 2021 y hasta entonces, en este periodo de cinco años, quiere que cada año se entreguen unos 10.000 Ferrari -límite impuesto por él mismo- lo que permitirá a la compañía doblar sus beneficios para 2022

Lecturas recomendadas