Pasar al contenido principal

¿Qué pasaría si Pagani decidiese sacar un sedán de cuatro puertas?

Pues hay que reconocer que no está nada mal.

¿Un Pagani sedán de cuatro puertas? ¿Por qué no? Recuerdo perfectamente cuando se presentó el Pagani Huayra y el mismísimo Horacio Pagani nos contó a los presentes que el Huayra debía ser un deportivo súper eficaz pero al mismo tiempo más lujoso y refinado que el Pagani Zonda, más utilizable en el día a día. ¿El resultado? Hoy todavía se siguen produciendo el Zonda por unos precios astronómicos, la gente que quiere un Pagani quiere sensaciones.

Te interesa: estos son los 10 coches familiares más rápidos

Esta reflexión me lleva a pensar que un Pagani sedán sería una buena idea: tomaría la base del Huayra para ofrecer prestaciones pero también mucho lujo, refinamiento y sofisticación en su interior. Los clientes que quieren lujo, se verían gratificados con un interior más espacioso y aprovechable, con cuatro auténticas butacas para viajar como un rey y las prestaciones que se esperan de un Pagani.

 

 

No obstante, aunque muchas son las marcas de deportivos que se han lanzado a conquistar el mundo de los sedán de altas prestaciones, como Aston Martin, Maserati o Porsche, hay otras que todavía no se han atrevido, pese a presentar prototipos con cuatro puertas, es el caso de Ferrari, Lamborghini o Bugatti. Pagani probablemente no tenga la capacidad para crear otro nuevo modelo de la nada y menos tan diferente a lo que tiene ahora. 

Este diseño es obra del diseñador alemán Peisert Design y nos muestra un sedán deportivo basado en la línea del Aston Martin Lagonda. Personalmente, el morro del Pagani Huayra nunca me ha terminado de convencer, al menos no para un intento de hiperdeportivo, pero en esta ocasión no luce nada mal. Mención especial merece la trasera, limpia, elegante y con una integración espectacular de las cuatro clásicas salidas de escape

 

 

¿Sería demasiado sacrilegio decir que me gusta más este diseño que el del propio Huayra? Sea como sea, no es más que una fantasía, una imaginación que deja patente, en cualquier caso, que un Pagani sedán no sería algo tan descabellado y, estoy convencido, que tendría su clientela. ¿Y un Pagani SUV? Eso ni en broma.

Fotos: Peisert Design

Lecturas recomendadas