Pasar al contenido principal

Así son los Ford GT Heritage Edition que saldrán a subasta en EE. UU

Ford GT40 Heritage Edition en Barret-Jackson
Ford GT40 Heritage Edition en Barret-Jackson.

Barret-Jackson

Dos GT40 que homenajean las victorias de 1966 y 1968.

Poseer un Ford GT es muy difícil. Son muy exclusivos, caros, y con unos requisitos complicados para poder acceder a uno. Eso hablando del modelo base, pero es que la Heritage Edition está un escalón más arriba.

Las Heritage Edition del Ford GT conmemoran algunas de las mejores victorias del coche original, el Ford GT40, en sus comienzos en competición. Carreras como las 24 horas de Daytona o las 24 horas de Le Mans poseen ediciones históricas, con diseños icónicos de época.

Ahora, la casa de subastas Barret-Jackson ofrecerá la posibilidad a finales de enero de adquirir dos unidades tributo a las victorias de Ford en 1966 y 1968, con los colores azul y naranja de Gulf en una y el negro con franjas blancas en la otra.

Seguramente hablamos de las decoraciones más conocidas del Ford GT40, siendo la de Gulf que portó Ken Miles en Le Mans la más codiciada. En este caso, solo se produjeron 50 unidades de estos diseños. 

La dificultad de conseguir uno puede disparar el precio en subasta

Ford prohíbe su reventa hasta 2 años después de su adquisición para frenar la especulación, por lo que es una oportunidad única para un par de afortunados con mucho dinero de hacerse con un hito del automovilismo.

Y es que para adquirir uno en reserva, Ford realiza una especie de examen sobre los coches en posesión previos, gustos por el mundo de las carreras, conocimientos en general de automovilismo... 

Incluso insta a los potenciales clientes a hacer un vídeo presentación con los motivos para asignarles un Ford GT, incluyendo una carta especial y una serie de fotografías. Una odisea que lejos de ahuyentar la especulación, aumenta enormemente su valor en subastas.

El GT40 está propulsado por un motor V6 a 60º EcoBoost biturbo de 3,5 litros que genera 656 CV y 746 Nm de par máximo. Una verdadera bestia capaz de competir de tú a tú sin problema con muchos modelos de Ferrari, Lamborghini o Aston Martin.

Dos modelos con apenas 30 kilómetros y muy especiales

El lote número 1389 del Ford GT40 Heritage Edition porta los colores de Gulf para conmemorar las victorias de Ken Miles y posteriores hasta 1969. Además de los colores de la marca de aceites, posee decenas de detalles en fibra de carbono.

Llantas de aluminio forjadas en 20", interior en piel de alcántara con costuras azules y naranjas sobre la tela negra, asientos en relieve inspirados en los originales de Le Mans, el número 9 en capó y puertas, y la guinda del pastel... ¡Solo 33 kilómetros!

Por otro lado, el lote número 1417 celebra la victoria en Le Mans de 1966 del GT40 MK II pilotado por Bruce McLaren y Chris Amon. Está pintado en el color Shadow Black con dos franjas plateadas en el centro del coche junto al número dos en capó y puertas.

Los asientos están enfundados en cuero Ebony con cinturones azul Ford, a lo que hay que añadir multitud de detalles en aluminio y fibra de carbono, al igual que en el exterior. En este caso, esta unidad cuenta con 57 kilómetros de uso.

En definitiva, dos piezas únicas reservadas para unos pocos. Si bien, es un orgullo ver como algunas marcas siguen homenajeando a sus pilotos y logros pasados en tiempos modernos, aunque sea de forma tan exclusiva. ¡Unas reliquias!

Ford GT

Versiones populares

Ford GT
Ver todas las versiones

Y además

Buscador de coches