Pasar al contenido principal

El Subaru WRX 2018 tendrá pocos cambios... pero fliparemos en 2020

¿Ha llegado la hora de hacerse con uno... por si acaso?

Imagen de perfil de Alex Aguilar
El Subaru WRX 2018 tendrá pocos cambios

Qué rápido cambian las cosas en el sector del automóvil, ¿verdad? A peor, se entiende. Pero por suerte aún pueden encontrarse en el mercado vehículos dispuestos a dibujar una sonrisa en la cara de su conductor aunque no hagan lo mismo en las caras del departamento de ventas de los fabricantes, tal como sucede con estos coches que odia la gente normal pero apasionan a los locos de las cuatro ruedas. Hoy vengo a hablarte de uno de ellos: el Subaru WRX 2018 tendrá pocos cambios. Pero ojo al modelo que llegará en 2020. 

Puede que el listado con las 7 cosas que encontrarás en los coches el año que viene -¿has visto nuestro artículo con todos los coches de 2017?- te haya dejado el miedo metido en el cuerpo. Y no es para menos... pero aún queda esperanza: según ha reconocido una fuente cercana al fabricante japonés a un medio de comunicación australiano "el Subaru WRX 2018 no traerá grandes cambios con respecto al modelo actual, ya que se trata de una plataforma puesta en circulación en 2015. Habrá que esperar cuatro o cinco años para ver otro completamente nuevo". 

Los mejores deportivos de 2016

Con arreglo a estas declaraciones podemos intuir que el modelo que aparecerá en el mercado en los próximos años será un simple restyling del actual, lo que nos tranquiliza y relega la preocupación por la aparición de un WRX con propulsión híbrida hasta, al menos, el año 2020. "Nos habría encantado poder construir la versión 2018 sobre la nueva plataforma porque habría sido mucho mejor coche", afirmaba convencida la misma fuente. Permitidme que lo dude... porque la perfección del actual es difícil de mejorar.

Así las cosas, y aunque el Subaru WRX 2018 tendrá pocos cambios, es momento de comenzar a hacernos a la idea que en 2020 veremos un modelo completamente nuevo... que muy probablemente cuente con la asistencia de una unidad eléctrica para su propulsión. Si lo hacen tan bien como Porsche con el 918 Spyder o como Honda con el NSX 2016, habrá que acogerlo con los brazos abiertos, ¿no crees?

Lecturas recomendadas